Crédito fotografía: 
Cedida
Hasta la localidad de El Chañar arribó una delegación de 67 científicos para presenciar el fenómeno astronómico. Los científicos destacaron la hospitalidad y cercanía de estudiantes y lugareños, los cuales a través de presentaciones artísticas, ceremonias, artesanías y hasta gastronomía, llevaron adelante el papel de anfitriones.

Kamila M.

No todos los días una pequeña comunidad rural y sus estudiantes tienen la oportunidad de acoger y hasta interactuar con una delegación de eminencias científicas de talla mundial. Ése fue el caso de la localidad de El Chañar, en la comuna de Río Hurtado, la cual se transformó en anfitriona estelar y recibió a una delegación de nada menos que 67 astrónomos y científicos extranjeros que llegaron hasta ese pueblo para observar el esperado eclipse total de sol, el cual en esa zona alcanzó el 100% de oscuridad, el más alto de toda la provincia.  

Con cuadros artísticos se procedió a llevar a cabo la ceremonia de bienvenida los expertos que arribaron desde diversas latitudes, como Estados Unidos, Inglaterra y hasta Alemania. La delegación sumaba un total de 70 personas, entre ellos, traductores.

Para tal ocasión, la Escuela Hijos de El Chañar se convirtió en el epicentro de actividades con las cuales agasajaron a las especiales visitas internacionales. “Los chicos estaban preparados con un recibimiento en inglés. Además les hicimos un poema para la ocasión sobre el sol, también era en inglés. Ellos quedaron sorprendidos, maravillados, nunca pensaron que éramos tan organizados”, declaró el director Wilson Geraldo Huenchullán.

Durante la instancia los 9 alumnos de la escuela (de primer año básico hasta sexto) mostraron sus dotes artísticas y llevaron a cabo bailes tradicionales chilenos, aquello bajo la atenta mirada del grupo de expertos de la ciencia. En la presentación también se sumó la danza latinoamericana con el conjunto de danza Bafovi.

 “La comunidad estaba bastante contenta con ellos (científicos) y con el eclipse. Todos estaban emocionados, fue algo mágico e increíble. Como profesor me emocioné mucho. Esta mañana (miércoles) hablaba con los chicos respecto al día de ayer (martes) y qué les había parecido la experiencia. Estaban impactados”, expresó

El balance de los esfuerzos fue positivo. “Además de la emoción vivida en este pueblo de El Chañar, ellos (científicos) con nosotros quedaron encantadísimos, les gustó mucho el paisaje y la parte geográfica de acá. Les encantó el lugar en donde fuimos a observar el eclipse, era un terreno natural. Quedaron admirados tanto en la parte del paisaje como con nosotros, consideraron que fuimos muy cariñosos con ellos”, mencionó el educador.

Por otro lado, la comunidad chañarina puso a disposición artesanías y productos típicos de la localidad. De hecho como una forma de cerrar la visita, la sede social del pueblo se vistió de gala y abrió sus puertas para la delegación de astrónomos, los cuales compartieron y expresaron su gratitud por la hospitalidad riohurtadina, aquello pese a la barrera idiomática y cultural.

“Les entregamos recuerdos del eclipse, uno hecho de madera. Quedaron encantadísimos. Además les regalamos unos lentes en donde iba representado el Monumento Natural de Pichasca (…) Ellos lloraban cuando se despidieron, se encariñaron  demasiado con la comunidad. La interacción que se dio durante el día fue buenísima de parte de ellos. Quedé sorprendido, fue maravilloso”, recordó Geraldo.

Como escuela y localidad, tienen plena consciencia que la jornada fue un privilegio, ya que además del 100% de oscuridad que tuvieron durante el clímax del eclipse solar, prácticamente fueron el único pueblo en la provincia que se convirtió en anfitriona de un numeroso grupo de expertos internacionales en astronomía. “Fue un honor haber recibido a esta gente que vino de tan lejos a nuestro pueblo, a nuestra comuna de Río Hurtado. Fue maravilloso, fue harto trabajo pero lo hicimos con tanto corazón y ellos lo sintieron de esa forma”, sentenció.

El grupo de científicos regaló a los alumnos de la escuela diversos útiles escolares, los cuales fueron entregados el pasado martes frente a la comunidad chañarina durante la ceremonia oficial.  También hicieron entrega de un cuadro con un simbólico mensaje que señalaba, “(…) El pueblo del valle de Río Hurtado nos recibió generosamente a nosotros y a otros huéspedes para presenciar el emocionante espectáculo del eclipse total de sol, recordándonos a todos el hermoso planeta que compartimos”.

De acuerdo al director, la visita también se trató de un trabajo mancomunado, en el cual participaron el centro de padres y apoderados del establecimiento, Servicio País, además del municipio riohurtadino. El evento fue financiado gracias a la adjudicación de un fondo.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Lo más visto hoy

 

 

 

 

 

X