Crédito fotografía: 
Cedida
El rector de la institución indicó que la aprobación de cuatro nuevas líneas de estudio obedece a la necesidad de plantear una salida a la crisis económica que se ha generado tras la pandemia. A partir del próximo semestre abren su primera carrera dedicada a la salud y la primera en la industria de la creatividad

Con cuatro nuevas carreras aprobadas en su cartelera, el Centro de Formación Técnica Estatal Región Coquimbo, busca ofrecer mayores oportunidades a los estudiantes y fortalecer la oferta laboral en la zona.

El rector de la institución, Manuel Farías, explicó a El Ovallino que el incremento en la parrilla académica obedece a las necesidades de la región se recuperar su economía y abrir el abanico de posibilidades laborales, tanto para la incorporación de la fuerza de trabajo en grandes y medianas empresas, como para la creación de emprendimientos personales y familiares con capacitación profesional.

¿A qué apuesta el CFT con la incorporación de nuevas carreras?

“Al ser una institución regional, tiene que existir una vinculación con el desarrollo de los sectores productivos, pensando en cómo puede colaborar en el mediano y largo plazo con el proceso de diversificación de la matriz productiva de la región. En la medida que apuntamos a diversificar la oferta formativa también estamos contribuyendo a diversificar la actividad económica de la región”, indicó el rector.

Señaló que la medida busca superar la crisis económica que se ha instalado en la región producto de la pandemia, ya que al sortear el escollo del coronavirus se va a requerir otro tipo de especialización en los profesionales que salgan a terreno.

“La reactivación económica, depende entre otros factores de que la oferta formativa sea diversa para que contribuya con lo que requiere la región. Nosotros hemos puesto mucho énfasis en carreras que tienen un sólido enfoque en algunas de las carreras hacia el emprendimiento individual y asociativo”.

Destacó que la primera línea de la actividad estaba un poco más inclinada a la productividad industrial que se ha ido materializando desde el inicio, tras acuerdos con diferentes tipos de empresas que van visualizando en su formación potenciales trabajadores para fortalecer la productividad, pero que una segunda línea estaría más enfocada al emprendimiento.

“En el sector minero, industrial, agrícola, tenemos muy buenos vínculos, al punto de que hemos hecho convenios con empresas incluso a nivel internacional. Pero en esta segunda fase lo que estamos tratando de potenciar son las necesidades de desarrollo de la región junto con el fortalecimiento de actividades que van más vinculadas con la capacidad de emprendimiento”, explicó el docente.

Nuevas propuestas

Explicó Farías que el recinto educativo acaba de aprobar cuatro nuevas carreras, con las que llegarían a 11 en su oferta académica. Las nuevas opciones permiten al estudiante egresar como Técnicos Nivel Superior en Enfermería, en Construcción, en Turismo y en Diseño y Animación Digital.

Con respecto a la carrera de la Construcción, Farías indicó que firmaron un convenio con la Cámara Chilena de la Construcción en el que reconocen certificaciones de perfiles ocupacionales del área generados por Chile Valora. “Eso es muy importante porque lo que hace es potenciar la formación en aquellos que ya tienen ciertos niveles de cualificación, no solo en áreas de trabajo pesado sino en áreas de emprendimiento”.

Con respecto a la carrera de Turismo, el rector indicó que con ella apuestan a una que tenga sólidas competencias en el emprendimiento turístico y con el diseño de experiencias turísticas.

“Allí el énfasis está puesto en el turismo de intereses especiales, poniendo especial atención en todo lo que tiene que ver con el ecoturismo, con el de aventura, el patrimonial, el turismo gastronómico, el turismo astronómico que tiene mucho potencial en nuestra región”, detalló Farías quien agregó a ello todo lo que tiene que ver con calidad de servicio, introducción del inglés como lengua profesional esencial para la actividad turística.

Destacó que el pensum de estudio lo han desarrollado de la mano de varias instituciones y empresas turísticas regionales y locales entre las que se cuenta hoteles, restoranes, tour operadores, la Cámara de Turismo de la Región de Coquimbo y el Sernatur.

Pioneras en sus áreas

Otras dos carreras de las que se suman a la parrilla, son las que abren las puertas en sus respectivos sectores, ya que es a partir de ahora cuando el CFT decide entrar en el área de la Salud y en el de la industria creativa.

“No solo la pandemia ha puesto en relevancia el rol que tienen los trabajadores de la salud, y los Técnicos en Enfermería en particular, sino que en la región hay y habrá una inversión muy alta en infraestructura hospitalaria, y ya el caso de Ovalle implica que se redoblen los requerimientos de contratación de personal con respecto a lo que había”.

Destacó que los anuncios de los nuevos hospitales de La Serena, Coquimbo, Illapel, y varios Cesfam en la región, advierten la necesidad de nuevo personal realmente capacitado en el sector.

Quizás la carrera que rompe el molde en esta nueva etapa es Diseño y Animación Multimedia, que viene a llenar un vacío en el área de creativa que no se ofrece en la zona.

“El sector de la industria creativa es poco visibilizado, pero es tan importante que en el país representa el 2% del producto interno bruto, y como le presta servicios a una gran cantidad de sectores e industrias, prácticamente participa en el 37% del producto interno bruto”, señaló.

Destacó que la carrera apunta a sobrepasar lo que es el diseño gráfico tradicional al subir el peldaño de la tecnología multimedia en su aplicación.

Puntualizó que así como la malla curricular de otras carreras, las de estas dos últimas fueron diseñadas con el apoyo de distintos especialistas e instituciones ligadas a la salud y a la creación.

Adelantó que próximamente divulgarán las formas de acceder e inscribirse en cada una de las carreras, pero que el compromiso es que estén disponibles para iniciar el próximo año.

 

 

Apoyo a quien lo necesita

Indicó Farías que muchos de los estudiantes del CFT provienen de sectores vulnerables y que más del 80% de ellos han obtenido el beneficio de la gratuidad, lo que indica que pertenecen el 60% de los hogares con mayor vulnerabilidad.

Refirió que esa realidad implica que aquellos que trabajan están más expuestos a la pérdida de empleo,  también aquellos que viven en viviendas con un gran número de personas, que no tienen las condiciones adecuadas para estudiar, además del estrés, la angustia y la ansiedad como emociones recurrentes.

“Por eso hemos desarrollado un trabajo personalizado,  nuestros equipos están conscientes de la situación y deben tener empatía con lo que está pasando en estudiante y así poder colaborar con la generación de condiciones que permitan que los estudiantes logren los aprendizajes y cumplan con su propósitos”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X