Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
Luego de su sensible fallecimiento y tras una misa por su eterno descanso, familiares, autoridades y compañeros de labores se despidieron del músico recorriendo las calles del centro de la ciudad al son de las marchas del Orfeón Municipal. Paradas frente a la municipalidad y a la Paloma de la Plaza de Armas sirvieron para expresar un último adiós.

Luego de dos días acompañando a familiares en las vigilias fúnebres en la sede del Orfeón Municipal de calle Socos, este martes en horas de la tarde se ofreció una liturgia y un último adiós al destacado trabajador y músico ovallino Luis Ríos Cortés, quien fuera miembro fundador del Orfeón Municipal y jefe del área de Servicios Generales de la Municipalidad de Ovalle.

Compañeros de labores hicieron una pausa en sus funciones en la entidad consistorial para colmar la iglesia San Vicente Ferrer, donde se brindaron emotivas palabras de consuelo y se repasó la vida del destacado trabajador.

“Él fue un gran profesional, pues tenía el mejor título que la universidad de la vida le permitió tener. Contó con un principio básico, pero escaso en estos tiempos, que es la lealtad y el compromiso de servir”, destacó entre muchas de sus virtudes la presidenta de la ASEMUCH Ovalle, Margarita Olivares.

Por su parte el alcalde Claudio Rentería, señaló que “agradezco de corazón por haber trabajado con una persona de la calidad humana y de la lealtad que demostró Luis hacia el sector público y hacia la comunidad. Lo aprecié mucho, desde principios de los años 80 cuando comenzamos a trabajar en la municipalidad. Siempre trabajó con optimismo en el sector público, y siempre asumió con alegría sus compromisos”

En tanto una de las hijas del músico, Jessica Ríos Pastén, agradeció todas las muestras de cariño y aprecio que ha recibido la familia en estos últimos días, señalando en sus palabras que han sido muchas y desde muy diversas instituciones y organizaciones.

Mencionó Ríos que las virtudes de su padre las supo convertir en “liderazgo y en servicio para la comunidad, tanto por su trabajo en la ilustre municipalidad de Ovalle, como por su trabajo en equipo en el Orfeón Municipal. Muchísimas gracias a todos y a todas, por acompañarnos en estos difíciles momentos”.

Recorrido

Culminada la liturgia, el orfeón que integró Ríos Cortés desde su fundación marcó el paso para que la carroza fúnebre y la larga caravana de vehículos acompañara el último recorrido del músico por dos sitios emblemáticos de su vida: La Municipalidad y la Paloma de la Plaza de Armas, desde donde tantas alegrías supo darle a los vecinos de la comuna.

Tras tocar en la plaza central, la comitiva se dirigió al cementerio municipal, para iniciar la ceremonia de inhumación. Distintas organizaciones, como Bomberos de Ovalle, se sumaron al homenaje que se le rindió a Ríos.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital