Crédito fotografía: 
Archivo
Sólo dos minutos fueron necesarios para asombrar a los chilenos y al mundo en un evento que fue una oportunidad para mostrar las bondades turísticas y naturales de la región de Coquimbo

A las 14.38 horas del 2 de Julio todas las miradas estaban puestas en el cielo. Desde hacía más de un año que todo se habría preparado para disfrutar del evento astronómico más importante de los últimos cien años en la región.

Aunque sería en la provincia de Elqui donde la franja de 100% oscuridad se apreciaría con mayor amplitud, en Limarí ese honor le correspondería a Río Hurtado, donde se dispusieron de diversos elementos logísticos y de seguridad para recibir a los turistas y a los investigadores que escogieron esa opción.

Desde charlas, visitas a los colegios, entrega de lentes especiales para observar el eclipse, hasta ferias de emprendedores, talleres de atención al usuario para microempresarios, fiestas públicas y boulevards artísticos se organizaron desde enero, y antes, para preparar el ambiente para los primeros días de julio.

En marzo las autoridades provinciales buscaban activar y acelerar el proceso de focalización de los recursos para cada uno de los municipios de la provincia de Limarí, referente a los proyectos de inversión y planificación, de cara al fenómeno astronómico.

Las iniciativas y proyectos planteados por los cinco municipios de la provincia, en mesas de trabajo, fueron revisados por un equipo de la Gobernación de Limarí, para establecer cómo se realizaría la coordinación para la concreción de las iniciativas que apuntan a infraestructura, difusión y seguridad.

Las comunas de la provincia se organizaron para trabajar conjuntamente con delegados comunales,  emitiendo informes ejecutivos para plantear las necesidades de inversión de cara al eclipse solar, así se tomaron decisiones con respecto a cada proyecto, volcando la mirada a Río Hurtado, donde se pudo ver el 100% del eclipse y que requería de mayor seguridad o acondicionamiento de espacios.

2 de julio

Al fin el día histórico llegó y diversos puntos sirvieron para observar el fenómeno. Río Hurtado aprovechó el protagonismo que le ofrecía la naturaleza para desplegar su encanto y seducir a los turistas.

 

 

En total fueron 10 mil las personas que arribaron a esa comuna para ser testigos del fenómeno astronómico, 2 mil llegaron al pueblo de Pichasca y 6 mil se concentraron en el punto de observación principal dispuesto en la localidad de Morrillos. El resto lo disfrutaría en predios particulares y en observatorios a lo largo del camino.

“Indudablemente esto marcó un antes y un después para cada uno. Nos sentimos sumamente emocionados con toda la algarabía que se produjo desde Río Hurtado, ya que quedó demostrado que el 100% de visibilidad llamó la atención de los más de 8 mil personas que llegaron a presenciar el eclipse”, dijo en su momento el alcalde de Río Hurtado, Gary Valenzuela.

Hasta la comuna arribó un grupo de científicos extranjeros los cuales monitorearon el fenómeno desde el pueblo de El Chañar. Al mismo tiempo el embajador de Japón, Yoshinobu Hiraishi, y el director regional de la Subdere, César Gómez, eligieron la comuna para observar el eclipse.

Hiraishi, declaró a El Ovallino que “agradezco a la región de Coquimbo, en especial a Río Hurtado, ya que tuvimos la oportunidad de estar en las capitales con sus respectivas autoridades, sin embargo, queríamos disfrutar y dedicarnos a disfrutar de este regalo de la naturaleza. Soy un admirador de la ciencia, y poder estar en un lugar donde se pudo ver la totalidad del eclipse, me deja feliz. Me llamó mucho la atención los gritos y la forma en que los chilenos lo disfrutaron y eso me hizo también llenarme de alegría por estar en un momento único de la vida”.

Así, la provincia vivía un eclipse total de sol impactante, y que quedará en la memoria de quienes lo disfrutaron total o parcialmente, siendo uno de los eventos más significativos del 2019.

Rescate post eclipse

Un total de siete personas (tres en Monte Patria y cuatro en Río Hurtado) se reportaron como extraviadas en los cerros de la provincia, ya que al disfrutar del eclipse, e intentar descender habrían perdido el camino y quedaron incomunicados, a la espera de la búsqueda por parte de las autoridades.

Durante la noche de ese día, a las 20.30 horas, Carabineros hallaba a los tres de Monte Patria en el Cerro Juntas, de la localidad de Carretones, quienes habrían perdido el camino de regreso en medio de la oscuridad.

Al día siguiente, el miércoles 3 de julio, a las 6 de la mañana, los uniformados hallaban a cuatro personas en el cerro El Gigante, en Río Hurtado, tras un extenuante operativo. Se trataría de dos hombres y dos mujeres entre los 27 y los 33 años.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital