Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
El pino de más de 55 metros de altura prendió sus más de 1600 luces LED la noche de este martes, retomando su lugar como uno de los emblemas decembrinos de la comuna. Producto de la pandemia se declinó organizar cualquier tipo de ceremonia para la ocasión.

Tal como estaba previsto pasadas las 21.20 horas de este martes primero de diciembre, se encendieron las luces del emblemático pino navideño que corona la Plaza de Armas, aunque por segundo año consecutivo, esta vez producto de la pandemia, apenas una pequeña ceremonia pero sin actividades artísticas dedicadas a la familia.

El encendido es ya una tradición en la ciudad y de alguna manera marca el inicio de la navidad en la comuna de Ovalle, además de ser un patrimonio de la comuna, se ha convertido en un referente nacional al contar con más de 55 metros de altura, lo que lo convierten en el árbol natural de navidad más alto del país.

El pino está adornado por 1600 luces LED, distribuidas en 20 guirnaldas de 80 ampolletas de 5 watt cada una, lo que garantiza un alto nivel de luminosidad, bajo consumo de energía y permite ser visualizado desde diversos puntos de la ciudad.

El Árbol de Navidad de Ovalle estará encendido hasta el próximo 31 de enero de 2021, al igual que los arreglos navideños que ha instalado el municipio local en la zona céntrica de la capital limarina.

El año pasado, y por las precauciones que se debieron tomar en momentos de manifestaciones colectivas en medio del estallido social, fue la primera ocasión en la que no se realizaron actividades especiales para su encendido. Tradicionalmente agrupaciones musicales locales, regionales, y hasta nacionales participaban en la jornada que convocaba a cientos de familias.

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X