Crédito fotografía: 
.
Gracias al apoyo de la comunidad ovallina, el Circo Garibaldi pudo viajar hasta la tercera región, donde viven algunos familiares que le otorgarán un refugio seguro en medio de la crisis.

Por:  Camila González E.

Luego de vivir durante tres meses en su circo, vendiendo palomitas de maíz, dulces  y papas fritas para cubrir gastos diarios de alimentación y aseo, la familia del Circo Garibaldi pudo trasladarse hasta Vallenar, donde viven algunos de sus cercanos. Esta acción se concretó gracias al apoyo de la comunidad y de un privado que dispuso de su camión para realizar el viaje y mover sus pertenencias desde la localidad de Santa Catalina, donde se encontraban.

La familia compuesta por cinco integrantes es realmente de Talca, pero no lograron conseguir el dinero para contratar un servicio de transporte que los llevara junto a las instalaciones del circo hasta esa ciudad, por lo que debieron recurrir a sus familiares en el norte del país con quienes consiguieron un lugar seguro para permanecer durante este tiempo.

Así lo relata Leonardo, quien es el padre de una familia compuesta por su esposa y sus tres hijos, “cuando llegamos a Santa Catalina la idea era poder trabajar un fin de semana, pero logramos hacer solo dos funciones y ahí comenzó lo difícil, vino el proceso de reinventarnos para poder vivir porque nosotros generamos nuestros ingresos gracias al público y la gente. Empezamos a vender pancitos, completos, papas fritas y empanadas, pero llegó un momento en que las personas dejaron de salir a la calle y debimos comenzar a comercializar otro tipo de productos como palomitas, algodones y manzanas confitada, porque era la única forma, no existen bonos y ayuda a quienes conformamos el mundo de circo”.

La familia también agradeció a todos quienes les brindaron su ayuda en estos momentos difíciles, “queremos dar las gracias profundamente a toda la gente que nos ayudó, la vida se ha puesto muy negra en estos tiempos, pero saldremos adelante. Nos cruzamos con personas muy buenas como el dueño del camión que nos trasladó, don Pepe, y los señores de la radio que nos ayudaron a difundir nuestra historia y a todos quienes nos cooperaron con cositas, tienen todos un corazón muy noble”.

CAMPAÑA SOLIDARIA

Luego que el caso de la familia Garibaldi se hiciera conocido en la Radio Alegre, diversas personas quisieron cooperar con alimentos e insumos básicos, además se inició una intensa campaña solidaria para conseguir un camión que pudiera trasladarlos junto a sus pertenencias y las instalaciones del circo.

Así lo detalla Álvaro Cortés, locutor de Radio Alegre quien enfatiza en que “ellos andaban vendiendo cositas dulces, palomitas y productos típicos del circo para generar algo de dinero. Nos comunicamos con ellos porque en realidad la estaban pasando muy mal, ya que no tienen otro ingreso que no sea ese, nadie les había tendido la mano y nos pidieron que los ayudáramos en la radio con tratar de conseguir un traslado. Desde ese momento se inició un llamado a la comunidad a ayudarlos”.

Hoy la familia del Circo Garibaldi necesita poder conseguir un segundo traslado para mover las pertenencias que aun quedan en Santa Catalina hasta Vallenar, quienes quieran cooperar con ellos con esta campaña o sumarse con cualquier tipo de ayuda puede contactarlos en Facebook como Circo Garibaldi.

“Hago un llamado a la comunidad a cooperar con esta causa y con tantas otras campañas solidarias que se están generando en Ovalle y localidades rurales, son muchas las personas que hoy más que nunca necesitan apoyo, es importante que seamos solidarios y veamos que al lado de nosotros siempre hay personas que la están pasando mal que quizás no tienen como cubrir gastos de alimentos o necesidades básicas con todo esto que está pasando”, finaliza.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X