Crédito fotografía: 
El Ovallino
Este poeta combarbalino de 60 años de edad se ha dedicado a la escritura desde su adolescencia, en paralelo a trabajos de medio tiempo que le permitan cuidar a su madre. A lo largo de su carrera como escritor, ha recibido varios reconocimientos a nivel regional y nacional, el más reciente en el concurso de vida rural de la Fundación 99.

Desde la localidad de San Marcos, comuna de Combarbalá, se hacen escuchar hermosos versos de un apasionado escritor del sector. Se trata del poeta Ismael Rojas, quien actualmente tiene 60 años de edad.

Él empezó su incursión en la poesía cuando era adolescente, sin siquiera haber terminado su enseñanza básica, “yo siempre he sido autodidacta, pero la herencia de la poesía viene por parte de mi madre, ella tenía el don de escribir”, reconoce don Ismael en esta conversación con Diario El Ovallino.

“En principio comencé con temas románticos, antiguamente uno conquistaba a las chiquillas a través de un papelito, y yo en lugar de escribir una nota escribía versos, y así descubrí la facilidad que yo también tenía para la poesía”, complementa.

De esta manera, este escritor combarbalino no titubea en reconocer la importancia de la poesía en su vida, ya que esta siempre lo ha acompañado, “las letras son el amor de mi vida, porque es donde siempre me he refugiado, esté triste o alegre”, puntualiza.

 

Logros y reconocimientos

 

La trayectoria como escritor de don Ismael Rojas ha obtenido innumerables reconocimientos, tanto dentro de su comuna, como fuera de ella.

Uno de sus logros más importantes se registró en el año 2013, cuando con su poema “Yerba Mate” ganó el premio nacional de poesía de la Fundación FUCOA. Al año siguiente obtuvo nuevamente ese galardón, esta vez con su obra “El Viaje de los Insectos”.

“La poesía que escribo es una poesía que gusta y que deja muy contenta a la gente, y también a los jurados cada vez que participo”, señala orgulloso este escritor combarbalino.

Otros logros importantes de su carrera artística son las publicaciones de sus dos libros de poesía, “Raíces y Sentimientos de un Poeta” del año 2015 y “Cantos de la Serranía” del año 2018. Cabe destacar que el lanzamiento de este segundo libro se realizó en la Biblioteca Nacional en Santiago, lo que llena de orgullo a don Ismael.

 

Última obra

 

El reconocimiento más reciente del oriundo de San Marcos se vivió en el presente año, ya que obtuvo el tercer lugar nacional del concurso de vida rural de la Fundación 99.

“Fue un trabajo cortito, porque las reglas del concurso establecían que el poema no debía superar las 99 palabras, en honor al nombre de la fundación. Por eso el trabajo que yo mandé se compone de apenas dos décimas”, señala Ismael sobre esta experiencia, en la cual ya ha participado con anterioridad.

El poema con el cual obtuvo este reconocimiento lleva el nombre de “Camino Viejo”, el cual está inspirado en una de sus vivencias de infancia, “cuando era niño subía a los cerros a buscar leña, porque antiguamente solo se cocinaba con leña, y cuando pasaba debajo de un quisco o cactus soplaba un vientecito que producía unas notas melodiosas. Un día recordé eso y me fui a recorrer esos mismos caminos que recorría cuando niño, y ahí mismo me puse a escribir estos versitos”, explica don Ismael.

 

Dificultades en el camino

 

A lo largo de su historia Ismael Rojas ha tenido que sobreponerse a una serie de dificultades, de hecho, señala estar vivo gracias a un trasplante renal y una diálisis.

En la actualidad además tiene una Polineuropatía en sus piernas y una discapacidad auditiva, para lo cual usa un audífono especial para poder escuchar.

En medio de estas dificultades, el poeta de San Marcos reitera la importancia de las letras en su vida, “los poemas me sirven como terapia, yo nunca he tenido la necesidad de acudir a un psicólogo, a pesar de que la vida ha sido bastante dura para mí. Siempre me he refugiado en la escritura”, indica.

Por otra parte, tras sufrir el fallecimiento de su padre en el año 2017, se ha dedicado a trabajos de medio tiempo que le permitan cuidar a su viuda madre, “tengo que acompañarla, no me movería de San Marcos en este momento por nada del mundo”, concluye.

De esta manera, y pese a las dificultades que les ha presentado la vida, don Ismael Rojas sigue adelante, en compañías de sus versos y una gran cuota de esfuerzo.

 

Poema “Camino Viejo”

 

Me trepé a la serranía

Por esos viejos caminos

Donde romeros y espinos

Denotan melancolía,

Es así la tierra mía

Amigable y generosa

Su geografía escabrosa

Es una rara belleza,

Que se ama con certeza

Como una gema valiosa

 

Perderse entre la belleza

De parajes solitarios,

El viento murmura a diario

La canción de su tristeza,

La tierra con su dureza

Te besa cuando caminas,

Y sin querer te aproximas,

Hacia un mágico momento

Oír como llora el viento,

Que pasa entre las espinas…

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X