Crédito fotografía: 
Cedida
La Compañía La Re-sentida cuestiona la funcionalidad del arte, a través de un montaje divertido y audaz, donde el absurdo, la provocación y la desacralización de los íconos culturales, marcarán el camino para reflexionar sobre ello

Imagina pasar cuatro años encerrado en un sótano, intentando crear una obra teatral capaz de modificar las estructuras sociales… Esto es lo que la compañía La Re-Sentida bajo la dirección de Marco Layera trae a escena en la obra “Tratando de hacer una obra que cambie el mundo” y que este viernes 12 de abril llega al Teatro Municipal de Ovalle.

El montaje -aplaudido en Chile, Latinoamérica y Europa- nos muestra como un grupo de actores ha decidido encerrarse voluntariamente bajo tierra en una especie de búnker, con el firme propósito de no salir de allí hasta dar con aquella obra maestra que cambiará el mundo. En medio de este proceso creativo, cargado de neurosis y de paranoias, van abarcando diversas corrientes del arte del siglo XX con un tono satírico lleno de humor, en el que se burlan del intelectualismo, de la morbosidad y de la premisa del “arte por el arte”.

Pero el plan del grupo comenzará a desmoronarse cuando llegan noticias de un nuevo gobierno que ha asumido el poder erradicando la pobreza e injusticias sociales. Los asistentes podrán ver una puesta en escena divertida y audaz, donde el absurdo, la provocación y la desacralización de los íconos culturales, marcarán el camino para reflexionar sobre el arte, las utopías, la revolución y el fracaso.  

La van a pasar muy bien

Entrevistado por El Ovallino, el actor y productor encargado de la obra, Pedro Muñoz, indicó que tienen una gran expectativa de poder mostrar la obra en Ovalle, ya que saben que el público la va a disfrutar.

“Nos satisface mucho poder presentar la obra fuera de Santiago, esta es la obra con la que más hemos viajado como compañía, pues hemos estado en Europa varias veces, (Francia, Bélgica e Italia entre otros países) y en diferentes regiones del país, y siempre nos emociona que la obra pueda difundirse en las regiones de Chile. Para nosotros esa es una de las principales motivaciones que tenemos para poder ir a Ovalle”.

Explicó que luego del estreno de la pieza en 2010, las funciones no se han detenido y que con ella han recorrido buena parte del país y del continente.

“Lo interesante de esta obra es que son actores que están encerrados bajo tierra intentando escribir una obra que cambie el mundo, y aunque se manejan muchos referentes teatrales, no es una obra sólo para actores o gente ligada al teatro, no está en la corriente del teatro hermético que va dirigido sólo a los actores. Esta pieza, si bien toca muchos autores y referentes teatrales, aunque la gente no conozca de teatro la va a pasar muy bien porque es una obra muy lúdica, pero con una temática profunda, pero es para encontrarse o reencontrarse con el teatro y pasarla bien”.

Como recomendación al público indicó simplemente que la gente pueda ir en búsqueda de un momento agradable.

“Van a disfrutar de una obra en la que van a reír y van a llorar. Es intensa energéticamente y está acompañada de danza, de música, y de muchas disciplinas que convergen en una sola pieza. Es muy dinámica, entretenida y lo van a pasar muy bien”.

Las entradas para la función se encuentran disponibles, gratis, en el Centro de Extensión Cultural Municipal de Ovalle.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X