Crédito fotografía: 
Cedida
Pese a la cuarentena que han debido realizar en España, los profesionales lograron establecer nuevas formas de trabajo, que les han permitido seguir desarrollando un importante proyecto, que busca generar e intercambiar nuevas metodologías referidas a la labor cultural

Camila González

Desde el pasado 11 de marzo, Carlos A. Ibacache y Mauricio Ortiz se encuentran en España, ambos viajaron para realizar una residencia de gestión cultural en la Nau Ivanow de Barcelona, un reconocido espacio especializado en esta área. Si bien el viaje se extendería por dos semanas, debido a la cuarentena obligatoria y el cierre de aeropuertos, los ovallinos permanecen hasta ahora allá.

Pero pese al confinamiento decretado en  España el 14 de marzo, los profesionales decidieron continuar con su proyecto, cambiando las formas y metodologías de trabajo. “Veníamos solo por dos semanas a conocer nuevos modelos, levantar metodologías de gestión cultural que pudieran aplicarse a las artes escénicas e intercambiar experiencias. Sin embargo, el estado de alarma nos pilló iniciando el proyecto, por lo que tuvimos que rápidamente reformular, ya que sabíamos que la estadía se extendería”, señala Mauricio Ortiz.

Así es como en este último tiempo, ambos han destinado los días  y sus recursos para investigar y crear, “han sido varias horas de estudio, lectura y reuniones virtuales con muchas personas que llevan proyectos súper interesantes acá en Barcelona y hemos podido experimentar con nuevas ideas que van surgiendo”, enfatiza Carlos Álvarez.

Cabe destacar, que los profesionales se dedican al trabajo cultural, aportando al crecimiento y fortalecimiento de esta área en la región de Coquimbo, desde hace años. En el 2019 formaron el Colectivo Palillos, para trabajar de manera conjunta apoyando a organizaciones y proyectos culturales con herramientas de gestión cultural. 

Conversaciones en el Hilo Escénico

Dentro del trabajo que han llevado a cabo y que han debido generar en medio de la crisis sanitaria, surgió la idea de desarrollar espacios de encuentro y conversación entre artistas, productores y gestores de las artes escénicas de Chile y España.

El pasado 20 de abril, ambos fueron parte de la inauguración de EXIT 2020, certamen internacional organizado por Nau Ivanow, que este año fue desarrollado de manera virtual, a través de ZOOM. En  la oportunidad, el colectivo ovallino realizó un conversatorio virtual compartiendo con importantes agentes culturales de ambos países.

A partir de esa actividad, ellos junto a los responsables de la Nau Ivanow, han programado para este mes de mayo tres paneles virtuales de conversación abiertos al público, bajo la temática “Las prácticas escénicas como formas de participación cultural de niña/os y jóvenes”.

El primer conversatorio fue realizado el 14 de mayo y se enfocó en el rol de los artistas, contando con la asistencia de cerca de 100 personas de nueve países.

Los próximos paneles se realizarán los días lunes 18 y miércoles 20 de mayo a las 11:00 horas de Chile, donde se abordará el rol de las  familias y escuelas, y el rol de las políticas culturales, respectivamente.

Para quienes deseen participar, cabe mencionar que las actividades son gratuitas previa inscripción en la web www.nauivanow.com . Además, quienes deseen conseguir más información sobre las actividades pueden seguir en facebook a Colectivo Palillos y a Nau Ivanow, donde constantemente actualizan y publican nuevos contenidos.

CUARENTENA FUERA DE CHILE

Mauricio y Carlos, aún no tienen clara la fecha en que retornarán al país, debido a la ausencia de vuelos. Mientras la situación se normalice, pretenden seguir avanzando en su proyecto, el cual obtuvo un financiamiento del Fondart Nacional del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, y también cuenta con el apoyo logístico y profesional de la Nau Ivanow, espacio donde les han permitido vivir durante estos meses.

Sobre cómo ha sido enfrentar la cuarentena fuera de casa y alejados de sus familias, Ibacache profundiza en que ha sido un proceso cargado de emociones, “en un comienzo  fue un poco chocante, por todo el contexto social que se estaba viviendo en Chile y sumarle la pandemia, nos generaba mucha incertidumbre porque está nuestra familia y hay una serie de personas que nos importan allá, estábamos muy preocupados, pero con el pasar de los días y gracias a las conversaciones que tuvimos Mauricio, nos llevó a reflexionar y tomar lo positivo, para ver esta amenaza como una oportunidad y tener en cuenta que es una experiencia que no se va a volver a vivir, así es que debemos aprovecharla al máximo”.

Por su parte, Mauricio agrega a modo personal que “soy muy emocional y creo que este proyecto ha sido uno de los más importantes de mi vida, esto por muchas razones, una es que lo estamos haciendo en confinamiento, lo que ha permitido demostrarnos que podemos hacer muchas cosas más. También hemos sentido mucho la valoración de nuestro trabajo acá, eso nos hace fortalecer nuestra confianza y comprender la importancia e impacto de los que hemos venido haciendo. Sin duda esto marca un antes y un después en nuestras carreras”.

En cuanto a la estadía y apoyo que han recibido por parte de quienes conforman Nau Ivanow, Mauricio Ortiz, subraya en que “se ha convertido en nuestro hogar todo este tiempo. Es un espacio maravilloso, con todo lo necesario para dedicarte a crear. La Nau Ivanow es una de las tantas fábricas de creación que existen en Barcelona, sería todo un sueño tener espacios similares en nuestra región”.

“Sueño con que en Chile y la Región de Coquimbo existan estos espacios que son muy importantes. En Barcelona hay grandes fábricas de creación, donde se les otorga a los artistas y gestores culturales un espacio para crear, es un escenario totalmente alejado de la realidad que se vive en nuestro país”, agrega. 

 

 

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X