• El expresidente de Chile Eduardo Frei Montalva (c), en la Estación Longovilo de ENTEL en el año 1969, a través de la cual el país pudo ver en directo la llegada del hombre a la Luna.
Crédito fotografía: 
EFE
La cronología de las 195 horas, 18 minutos y 35 segundos de la misión Apolo 11, las anécdotas sobre el hecho que cambió al mundo, y cómo se logró la transmisión en Chile

.- La misión espacial que llevó a que un hombre pisase por primera vez la Luna comenzó el 16 de julio de 1969 y duró 195 horas, 18 minutos y 35 segundos.

Estos son alguno de los momentos más destacados de la histórica misión por orden cronológico con hora local de Cabo Cañaveral, en Florida (EE.UU.), desde donde despegó la nave Saturno V con Neil Armstrong, Michael Collins y Buzz Aldrin a bordo:

- 16 de julio:

9.32.- Siguiendo el horario previsto, despega la nave espacial desde la plataforma de lanzamiento LC-39A del Centro Kennedy.

9:35.- El cohete se encuentra a una altura de 37 millas náuticas (68 533 metros) y viaja a 9300 pies por segundo o alrededor de 6340 millas por hora (10 203 km/h). Armstrong confirma que los motores de la primera etapa del despegue y la torre de escape de emergencia se desprenden con éxito de la nave.

9:44.- El Apolo 11 ingresa a una órbita terrestre de 103 millas náuticas de altura (190 781 metros). Los astronautas y el equipo del centro de control terrestre en Houston (Texas) revisan la nave y la trayectoria.

12:22.- El motor de la tercera etapa impulsa al Apolo 11 desde su órbita a mitad de camino de su segundo giro alrededor de la Tierra hacia la Luna a una velocidad inicial de 24 200 millas por hora (38 946 km/h).

12:49.- Mientras avanzan por el espacio, el módulo Eagle (Águila) surge del interior de la nave después de que los astronautas separasen los cuatro paneles que conforman el cohete y continúan solos hacia la Luna.

14:54.- La nave se encuentran a 22 000 millas náuticas (40 749 km) de la Tierra mientras viajan a 12 914 pies por segundo (3,93 km/s), mientras la tripulación se mantiene ocupada en tareas de limpieza.

22:59.- Debido a la fuerza de la gravedad de la Tierra, la velocidad de la nave se reduce a 7279 pies por segundo (2,22 km/s) a una distancia de 63 880 millas náuticas (118 321 km) de la Tierra.

 

- 17 de julio:

 

8:48.- Desde la sala de control hacen un resumen de las noticias, incluyendo las deportivas, a los astronautas, a los que informan de que el vicepresidente de EE.UU., Spiro Agnew, había puesto el objetivo de poner a un hombre en Marte en el año 2000.

12:17.- Los astronautas hacen una corrección de medio curso con la que además prueban el motor que debe ingresar y salir de la órbita lunar.

19:31.- Los astronautas realizan la primera transmisión en color desde una nave espacial, en la que muestran la Tierra desde unas 128 000 millas náuticas (237 088 km) de distancia.

 

- 18 de julio:

23:12.- La velocidad de la nave espacial se ha reducido a 2,990 pies por segundo (911,9 m/s) justo antes de ingresar a la esfera de influencia de la Luna en un punto a 33 823 millas náuticas (62 648 km) de distancia.

 

- 19 de julio:

13:13.- La nave espacial pasa completamente por detrás de la Luna y por primera vez deja de estar en contacto con la Tierra por radio.

13:28.- El cohete principal de la nave se enciende para reducir su velocidad para que pueda ser capturado por la gravedad lunar.

 

-20 de julio:

9:27.- Aldrin entra al módulo lunar Eagle (Águila) y comienza a ponerlo en marcha. Aproximadamente una hora después, Armstrong se une a él y juntos revisan los sistemas y despliegan el tren de aterrizaje.

13:46.- El Eagle se separa de la nave principal, en la que Collins continúa orbitando la Luna.

16:05.- Armstrong acelera el motor para reducir la velocidad del módulo lunar antes de posarse sobre la superficie lunar. El sitio al que se acercan está a cuatro millas del punto objetivo, en el borde suroeste del llamado Mar de la Tranquilidad.

16:18.- La nave se asienta sobre la superficie lunar.

22:56.- Armstrong pone su pie izquierdo en la Luna. "Ese es un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la humanidad", dice por radio mientras Aldrin toma fotografías desde el interior de la nave espacial.

 

Armstrong examina el entorno y prueba la fuerza de la gravedad en la Luna, una sexta parte de la existente en la Tierra.

23:11.- Aldrin sale del módulo y baja por la escalerilla, mientras su compañero lo fotografía. Comienzan a hacer los tres experimentos programados, incluido tomar partículas de "viento solar".

23:41.- Los astronautas toman una bandera de Estados Unidos y la plantan sobre la superficie lunar.

 

- 21 de julio:

00:54.- Aldrin comienza a subir la escalera para regresar al Eagle y 15 minutos más tarde se le une Armstrong.

13:54.- El motor de ascenso arranca y el módulo lunar comienza a ascender y alcanza una velocidad vertical de 80 pies por segundo (24 m/s) a 1000 pies (305 m) de altitud. Los astronautas dejan detrás varios artículos para reducir el peso de la nave de 15 897 libras (7217 kilogramos) cuando aterrizó en la Luna a 10 821 (4912 kg).

17:35.- El Eagle se acopla dentro de la nave principal mientras esta orbita por la parte posterior de la Luna.

 

-22 de julio:

13:39.- La nave espacial pasa el punto en el espacio, a 33 800 millas náuticas (62 606 km) de la Luna y 174000 (322 291 km) de la Tierra, donde la gravedad terrestre comienza a atraer a los astronautas.

16:02.- Se realiza una corrección de medio curso para reajustar la trayectoria de vuelo de la nave espacial.

 

-23 de julio:

15:56.- La nave espacial alcanza la mitad del camino de regreso a la Tierra, a 101 000 millas náuticas (187 077 km).

- 24 de julio:

12:35.- El módulo entra en la atmósfera de la Tierra.

12:51.- La nave espacial ameriza sin problemas a 825 millas náuticas (1528 km) al suroeste de Honolulu (EE.UU), en el océano Pacífico. EFE

 

 

((Recuadro)))

Apolo 11. No hay gran misión sin anécdotas

(EFE).- Una empresa tan increíble como llevar al ser humano a la Luna no estuvo exenta de nervios, imprevistos y preocupaciones, pero también de datos curiosos y anécdotas. ¿Quién confeccionó los trajes? ¿Cuántas banderas hay en el satélite terrestre? ¿Viajaron asegurados los tres astronautas de este hito?

Datos recopilados por Efe de técnicos que trabajaron en el operativo, del departamento de Cultura Científica del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) en España y de la NASA enseñan 11 de estas anécdotas y curiosidades.

1.- La tripulación del Apolo 11 tuvo que viajar a la Luna sin seguro de vida, pues ninguna compañía quería asumir el riesgo. La solución la acabó dando un grupo filatélico, que fue crear unas tarjetas postales con un diseño especial y la firma de los tres, las cuales quedaron en posesión de sus familias por si la misión fallaba.

2.- Los trajes espaciales de la misión Apolo 11 fueron confeccionados a mano por trabajadores de la marca de lencería Playtex. Estaban compuestos por 21 capas aislantes y protectoras hechas con diferentes materiales como nailon, neopreno, teflón o nomex.

3.- Horas antes del lanzamiento, un fallo en uno de los satélites (el Intelsat 3) amenaza con frustrar la misión, pero apenas dos horas y cinco minutos antes de la hora especialistas de la Compañía Telefónica Nacional de España y de la NASA consiguen una solución alternativa que garantiza la comunicación permanente con los astronautas.

4.- "Este es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la Humanidad". Esta es la frase que dijo Neil Armstrong al pisar la Luna, una frase que casi solo él sabía y con la que después hubo polémica: ¿un pequeño paso para 'el hombre' o para 'un hombre'?

Él siempre insistió en que dijo para 'un hombre' y las tecnologías más avanzadas, como un software de edición de sonido, además de expertos en lingüística y audio, le dieron la razón casi cuatro décadas después.

5.- La bandera de la misión Apolo 11 ya no está en el mismo lugar; la situaron demasiado cerca del módulo lunar y este la tiró al suelo cuando arrancaron los motores para abandonar la Luna.

Quedan otras cinco banderas de misiones posteriores, aunque ahora son blancas por la radiación ultravioleta.

6.- Los espectadores que asistieron al lanzamiento desde Cabo Cañaveral se encontraban a 5,6 kilómetros de distancia de la zona de despegue. La NASA había calculado que la distancia mínima de seguridad para observar tal acontecimiento era 4,8 kilómetros, por si se producía alguna explosión.

Desde sus casas, bares y otros emplazamientos, 600 millones de telespectadores de todo el mundo escucharon las primeras palabras de Armstrong.

7 .- La casa de subastas Sotheby's de Nueva York vendió por 1,8 millones de dólares una bolsa con restos de polvo lunar utilizada por Armstrong.

La bolsa podría ser la única muestra de material lunar que se encuentra legalmente en manos privadas, ya que la mayor parte del equipamiento del Apolo 11 se conserva en la colección nacional del Museo Smithsonian de Washington.

Debido a un malentendido burocrático, fue ofrecida por error en una subasta pública en febrero de 2015 y terminó en manos de una abogada de Chicago Nancy Lee Carlson, que la adquirió por 995 dólares.

8.- Buzz Aldrin ha sido el único astronauta que ha celebrado un oficio religioso en la Luna: pidió permiso a la iglesia presbiteriana para poder tomar la comunión, por eso se llevó un lote compuesto de una forma sagrada y un poco de vino.

9.- Tras la hazaña de llegar a la Luna, los astronautas se embarcaron en otra no mucho menor, una gira mundial que, entre otros países les llevó a España. Allí les regalaron tres trajes de luces y sus correspondientes monteras (trajes de torero), que Armstrong, Aldrin y Collins se calaron, aunque, según las imágenes de la época, con cara de circunstancias.

10.- ¿Viajó a la Luna un banderín del Independiente de Argentina? Boris Lisnovsky, extesorero y exvicepresidente de este club de fútbol dice que sí. La prensa argentina cuenta que todo partió de una idea magistral de Héctor Rodríguez, por entonces secretario de Cultura y de Relaciones Públicas del club de Avellaneda, quien propuso convertir a los tres astronautas en socios honorarios. Después, se les mandó un banderín y equipamiento.

En su visita a Argentina, durante la gira mundial, Armstrong, relata el propio Lisnovsky, es el que desvela que sí se llevaron el banderín y que había sido un amuleto para ellos.

11.- La cocina espacial del Apolo 11 fue diseñada por la empresa Whirlpool, e incluía una pequeña nevera, un congelador, un horno con tres cavidades, un sistema de agua autocalentable, espacio de almacenaje y un dispensador para residuos secos y otro para húmedo.

La cocina podía almacenar 126 comidas completas, además de aperitivos, para asegurar la manutención de los tres astronautas durante catorce días.

 

((Recuadro u otra página)))

El gran hito chileno

EFE

El Apolo 11 se preparaba para el alunizaje y en Chile un grupo de ingenieros trabajaba contrarreloj para lograr su particular hito: captar la señal satelital original de la NASA para ver en directo la llegada del hombre a la Luna por televisión.

El entonces presidente del país, Eduardo Frei Montalva, había ordenado que los primeros pasos de un hombre en la Luna se transmitieran en directo por televisión e incluso declaró media jornada festiva para el día siguiente, para facilitar que todos los chilenos pudieran sentarse frente a sus televisores en la noche del domingo 20 de julio de 1969.

Pero hace 50 años, cuando los televisores emitían solo en blanco y negro y usaban antena, no había certeza de que se pudiera mostrar en directo algo que ocurría en otro lugar del espacio.

La señal enviada desde de la Luna iba a ser recibida en Australia, en la estación Honeysuckle Creek Tracking Station de la NASA, de ahí pasaría al satélite Geoestacionario INTELSAT III F4, ubicado sobre el Pacífico, para llegar a la estación de Jamesburg en California (EE.UU.) y luego vía terrestre hasta la estación de la NASA en Houston (EE.UU.), desde donde finalmente sería transmitida al mundo.

Todo un logro

La hazaña mediática tuvo un costo de 11 millones de dólares y se calcula que participaron unas 1.000 personas en el proceso de producción, que al final logró poner a unos 600 millones de personas delante de sus televisores en la que sigue siendo una de las emisiones más vistas de la historia.

Los australianos fueron los primeros en recibir la señal y ver los primeros pasos del hombre por el satélite natural de la Tierra, pero no con mucha diferencia, a las 22.56 hora local, Chile logró ser uno de los pocos países del mundo que lo pudo ver conectado a la transmisión original, pese a que eso no estaba en los planes.

Así lo recuerdan en este 50 aniversario desde la entonces estatal Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) de Chile, que para contar con la transmisión directa de la señal original y no depender de retransmisiones posteriores tenía que lograr engancharse en algún punto de esa red montada por la NASA, y el satélite INTELSAT III F4 que estaba sobre el Pacífico le ofrecía una oportunidad.

Una sola oportunidad

A 100 kilómetros al sur de Santiago de Chile se encontraba -y sigue en activo a día de hoy- la estación satelital Longovilo, construida apenas un año antes por Entel para mantener en funcionamiento continuo las comunicaciones del país ante desastres naturales o cualquier eventualidad, y la única que entonces había en Latinoamérica.

La estación contaba con una antena satelital, "Longovilo 1", de 30 metros de diámetro, que apuntaba al Atlántico y que estaba destinada a la transmisión y recepción de señales internacionales.

Reorientar la antena hacia el Pacífico implicaba desconectar todo el tráfico internacional telefónico del satélite y dejar al país desconectado durante horas, pero era la única forma de dar cabida y soporte a la transmisión televisiva.

"Háganlo, un hito de esta importancia para la Humanidad no podemos dejar de verlo", dijo entonces Frei Montalva, según rememoró Entel en un comunicado.

En el lugar, un grupo de ingenieros se esmeró a contrarreloj para redirigir la antena hacia el Pacífico y apuntar a un pequeño espacio entre los cordones de cerros que rodeaban la estación satelital, casi en el horizonte, para visualizar el INTELSAT III F4 y captar la señal y llevar en directo ese histórico momento a los televisores chilenos.

Capaces de hacerlo

"Sentíamos la responsabilidad, mucho nervios, pero sabíamos que lo podíamos hacer, siempre trabajamos como equipo muy integrado y sabíamos que éramos capaces de hacerlo", dijo a Efe Andrés Bravari, uno de los ingenieros que trabajó de la estación Longovilo ese día.

"Había presión para de no fallara nada y teníamos los nervios en punta", agregó Bravari, que en aquel entonces contaba con 24 años de edad.

La señal emitida desde la luna fue captada por la estación terrestre de la NASA en Australia y luego fue enviada a California a través del satélite INTELSAT III F4. La distancia era considerable, pero en ese viaje, la antena Longovilo 1 captó la señal.

Bravari recordó que ni siquiera los ingenieros norteamericanos que trabajaron con ellos creían que lo fueran a conseguir y subrayó que el hito de Chile consistió en "lograr tener una señal pura en las mejor condiciones técnicas posibles".

"(Vimos la llegada del hombre a la Luna) unos segundos después de que ocurrieran los hechos, en vivo y en directo. Chile fue uno de los pocos que lo pudieron ver", agregó el ingeniero.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X