Crédito fotografía: 
Cedida
Con sus últimos 18 años dedicados a la recuperación del arte diaguita, el reconocido artesano de Río Hurtado Walter Rivera recorre el esfuerzo que ha hecho junto a su esposa para que la cultura originaria salte de los museos a la cotidianidad

“Es un día muy bonito, es un muy buen recordatorio de los pueblos originarios, ya que yo pertenezco a la etnia diaguita” inició comentando el reconocido artesano riohurtadino Walter Rivera, al ser entrevistado en el marco de la celebración nacional de los Pueblos Originarios.

“Nosotros estamos haciendo el rescate de la cultura Diaguita. Que estaba como perdida en el tiempo. Pero gracias a los grandes hallazgos arqueológicos que se han encontrado en los cementerios indígenas, tanto en el Estadio Diaguita de Ovalle, como en el sector de El Olivar, ahora está reviviendo. Incluso los diaguitas mismos, como que se habían perdido en el tiempo, y hoy en día está aflorando más que nunca, se está empoderando mucho más que antes”, apuntó.

Con los últimos 18 años de su vida dedicados a la investigación, creación y distribución de piezas originales inspiradas en el arte diaguita junto a su esposa, Luz María Silva, Rivera se ha convertido en un referente de la recuperación de una cultura artística originaria que estuvo dormida, a la espera de regresar a los talleres.

“Yo nunca fui artesano ni trabajé en greda, solamente que participé en un taller que se dictó en la comuna, pero era para hacer artesanía con un torno. Yo tenía muchos deseos de aprender, pero me falta un dedo de la mano izquierda y me era imposible trabajar las piezas en el torno, porque se me escurrían. Una de las tardes vi a una señora en televisión que hacía trabajos con greda, y yo comencé a replicar ese trabajo, pero a mi estilo”, recordó Rivera sobre sus inicios, a sus ya avanzados 60 años.

Destacó que en un viaje que hicieron a Andacollo, su esposa le comentó “oye, adentro del museo hay una pieza tal cual como la que tu hiciste’, y claro, analizando la situación, nos dimos cuenta que mi papá hacía figuras con cemento y las hacía de cara lisa, pero les hacía luego las caras. Incluso hacía pingüinos, y nadie sabía de donde sacaba la forma. Pero un medio hermano me dijo: ‘pero si nuestra abuela era diaguita. Era Campillai’. Y es de ahí de donde a mí me empiezan a salir cosas innatas, donde nos inclinamos junto con mi señora rescatar todas las técnicas que hacían nuestros ancestros, aunque con patrones nuevos, pero con técnicas ancestrales”.

Destacó que sus piezas están inspiradas en las piezas que están en los museos: el jarropato, el chamán, el jarro de dos bocas, la perdiz, la culebra, los cuencos y las vasijas.

“Eso lo hacemos con las mismas técnicas que usaron nuestros antepasados. La única diferencia es que ellos pintaban con plumas de aves, y nosotros en la actualidad lo hacemos con pinceles”.

Apuntó que hay ceramistas que buscan una perfección en la pieza, mientras Rivera busca su semejanza a las piezas ancestrales “no perfectas” que han conseguido en excavaciones.

“Mis piezas son como que las hayan recién sacado de un sitio arqueológico. Nosotros no le ponemos nada que no corresponde”.

Manteniendo el legado

Como parte del compromiso con las nuevas generaciones, Rivera y su esposa, en conjunto con diferentes instituciones, han dictado diversos talleres sobre creación pintura de piezas de cerámica tradicional.

La semana pasada, y como parte de la celebración de los diez años de la creación de la Semana de la Educación Artística, estudiantes de las escuelas San Pedro, escuela de Huampulla, Maitenes de Samo Alto y escuela El Espinal, de la comuna de Río Hurtado, participaron en talleres educativos de la mano de Rivera y de su esposa.

Esa actividad, preparada por el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, la Seremi de Educación y la Municipalidad de Río Hurtado, permitió que niñas, niños y jóvenes se aproximaran a la cultura Diaguita, a través del trabajo en alfarería de Rivera y de las preparaciones culinarias de Silva.

Los alumnos recibieron un completo set de materiales, mientras a los docentes se les entregó el Cuaderno Pedagógico de Patrimonio Cultural Inmaterial "Alfarería: de la tierra a la mano”.

“Lo más bonito es que este miércoles y hasta el próximo domingo vamos a ir al departamento cultural que tiene el palacio de La Moneda, para dictar un taller de cinco días en la capital para rescatar y preservar la cultura Diaguita”, adelantó el reconocido artesano.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital