Amigos de El Ovallino:

Con gran indignación debo escribirles para denunciar a las personas que sacan a pasear a sus mascotas, pero no llevan consigo bolsas para recoger las heces que dejan.

Vi con mucha rabia un hombre que paseaba a un perro de raza grande al parque Damián Heredia, y puso al animal a que hiciera sus necesidades en la arena donde juegan los niños. Y se fue como si nada dejando allí las heces del perro, que de más está decir, no pasaban desapercibidas. No me dio tiempo de decirle nada, cuando ya se había ido, pero creo que deben tomar conciencia todos los que hacen eso.

Es una falta de educación y de respeto por parte del individuo, porque los niños pequeños juegan en la arena todos los días. Por razones de convivencia no les envío la foto de lo que allí dejaron.

Los contenidos de esta sección, es decir las denuncias ciudadanas son responsabilidad de quienes las escriben y no representan necesariamente el pensamiento del medio.

X