• Este miércoles el césped del Estadio Diaguita se encontraba mejor que la semana pasada. Igualmente no recibió el visto bueno. (Foto: Municipalidad)
  • Ovalle ya no podrá ser subsede de la Copa América Femenina. El estado de la cancha a la hora de la inspección por parte del Comité Organizador Local del certamen no pasó la prueba. (Foto: El Ovallino)
  • El alcalde Claudio Rentería explicó en conferencia de prensa el motivo de la decisión, entre sollozos. (Foto: Ignacio Zuleta Pereira)
De acuerdo a información en la interna del municipio como del propio alcalde Claudio Rentería, ambas partes tendrían incidencia en que la cancha del recinto no llegara para el certamen subcontinental.

Un miércoles negro para Ovalle. Así podrían definir los amantes del fútbol la determinación del Comité Organizador Local de la Copa América Femenina, que decidió que el Estadio Diaguita no estaba en condición es para albergar partidos durante el certamen.

Un miércoles tormentoso, principalmente, para el alcalde Claudio Rentería, pero que comenzó en el mes de febrero con la instalación de la última capa en la pista atlética del recinto. Un procedimiento que parecía rutinario a cargo de la empresa Moeckel & Weil, la misma que construyó la totalidad de la superficie para los atletas. Por razones que el municipio no ha querido referirse, esta última capa debió instalarse en el mes de noviembre.

“La segunda capa de la pista de recortán debieron instalarla a fines de noviembre. Se fue alargando los plazos y la instalaron en febrero. En algunas partes se dañó con los químicos de la pista”, cuenta Edmundo ‘Kico’ Rojas.

Tal como cuenta el histórico entrenador ovallino, habría caído algunos químicos al césped durante la instalación que duró cerca de dos semanas, situación que dañó la cancha en algunos sectores. En conjunto con ello, durante este proceso se prohibió el riego a la cancha.

“Se resembró un sector de la cancha que había sido dañada por la caída de unos productos químicos por el viento tras la instalación de la pista de recortán. Eso era inevitable, pasa en todas las canchas, porque cae un producto químico. Eso estaba previsto que la cancha sufriera un poco”, comentó Ignacio González, coordinador general de la Copa América en Ovalle.

 

RESPONSABLES

Según contaron fuentes cercanas al municipio, este proceso no dañó en demasía la superficie, sino fue el proceso posterior a éste. Como se mantuvo sin riego durante dos semanas, el pasto sufrió sequedad, por lo que la empresa especializada en la mantención de la cancha habría recomendado regarla por una cierta cantidad de tiempo. Sin embargo, la administración del estadio no habría hecho caso a estas instrucciones y decidieron aumentar el riego. La sobrehidratación a la cancha provocó que naciera un hongo. Si bien no hay certeza sobre esto, es el factor que corre con más fuerza.

Así lo mencionó el mismo municipio a través de un comunicado de prensa, agregando la palabra de Rodrigo González, representante de Parques Johnsons, quien responsabiliza a la administración del estadio por la existencia de hongos.

“Tras el término de los trabajos en la pista de recortán la administración del estadio, ‘dio la instrucción de sobrerregar la cancha y el agua se aposó y el pasto se coció lo que provocó la entrada de un hongo’, afirmó González”, decía el comunicado.

Pero las causas ya son historia. Ovalle se quedó sin Copa América Femenina, un hecho que seguramente traerá consecuencias en Héctor Vega, jefe de Secplan municipal, y que debía supervisar el estadio mientras el alcalde Claudio Rentería estaba de vacaciones, y en Wilson Cortés, administrador del municipio, según detalló Diario El Día en su edición de este viernes.

Rentería buscará responsables, aunque cualquier despido estará sujeto a los costos que deba asumir.

“Hay que ver los protocolos, hay que ver si las personas a cargo de la administración del estadio son idóneas, pero lo haremos después. No quiero que esto se convierta en una caza de brujas. Hay que ver las responsabilidades de la empresa que hizo el empastado”, dijo el jefe comunal.

Precisamente el administrador del estadio no se encontraba en sus labores por encontrase con licencia médica. Intentamos comunicarnos con Cortés vía telefónica, pero no respondía nuestros llamados para aclarar y saber cuál es su responsabilidad.

Otros de los involucrados que mencionó Rentería es la empresa Parques Johnsons. La empresa a cargo del empastado y mantención de la superficie se ha expresado vía twitter, con fuertes descargos contra la Anfp.

“La cancha de Ovalle del Estadio Diaguitas así luce hoy con una mejora considerable y para el campeonato será la mejor de los tres estadios. Se necesita gente con sapiencia técnica y criterio técnico en la Anfp”, expusieron.

Pero no se quedaron allí. Acusaron falta de criterio cuando permitieron que el Estadio Nacional albergara partidos de Primera División pese al horrible estado tras la Teletón y el show de U2.

 

PUNTO DE VISTA

Uno de los políticos que criticó al municipio fue la consejera regional Lidia Zapata. Haciendo eco a las críticas del diputado Matías Walker y el exgobernador de Limarí, Wladimir Pleticosic, la actual consejera regional disparó contra la administración de Rentería, tras el aporte económico del Consejo Regional al certamen futbolístico.

“El Core anterior hizo un aporte de $145.200.000 solicitado por el Ind, para el desarrollo de este evento en las 3 comunas incluyendo Ovalle. Significaba que el objetivo era poder llegar fuera de La Serena y Coquimbo, descentralizar y llevar el deporte a Limarí.

Por la poca preocupación del estadio que haya quedado fuera Ovalle, es una externalidad que no podemos nosotros controlar, puesto que el responsable de hacer la mantención al estadio es el municipio.

Considero muy lamentable lo sucedido, y se buscaran las respuestas que también está esperando la comunidad”, señaló la autoridad.

De acuerdo a lo informado por Rentería, existirá una investigación que tendrá resultados en 30 días para buscar responsables de la peor vergüenza vivida por Ovalle bajo su administración. Ovalle sin Copa, sin cancha, sin nada.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X