• Las muchachas se encumbraron entre los cuatro mejores equipos del certamen nacional.
El equipo regional femenino culminó en el cuarto lugar nacional de los Juegos Deportivos Nacionales (JDN), todo un mérito para las muchachas, mientras que los varones se debieron conformar con lugares secundarios.

Los Juegos Deportivos Nacionales terminaron y es hora de los balances para una de las disciplinas que más limarinos contaba. Fue precisamente el balonmano, quienes sus equipos femeninos y masculinos estaban compuestos en un 90% por representantes de la provincia.Fueron las damas quienes alcanzaron un destacado cuarto lugar, convirtiéndose en uno de los mejores conjuntos del certamen, disputando palmo a palmo con Valparaíso, la región Metropolitana y los anfitriones de Biobío.El equipo femenino contó con jugadoras con roce internacional y sacó a relucir su experiencia en cancha. Una victoria ante la región del Maule iniciando el torneo permitió elevar la confianza y avanzar a cuartos de final. Una derrota previa ante la región Metropolitana calmó la ansiedad, pero un importante triunfo ante Tarapacá las encumbró entre las cuatro mejores del torneo.“En damas se vio un grupo bastante parejo y sabíamos que debíamos ganar el primer partido para optar a cosas mayores. Lo lograron y se fueron dando los resultados, fueron avanzando de rondas y ganaron a buenos equipos. Lograron un merecido cuarto lugar y que no estaba en los papeles”, comentó Neftalí Gutiérrez, entrenador de balonmano regional, quien preparó junto con Alejandro Molina a las muchachas. Fue finalmente Molina quien estuvo al mando del equipo en Concepción, logrando la consecuencia del trabajo.“Nuestra defensa nos llevó al triunfo, en ataque entrábamos por fuera. Junto con la arquera, logramos poner en práctica los conocimientos que trajimos desde España cuando nos especializamos”, sostuvo durante el certamen Dafne Araya, jugadora de balonmano.“Esto demuestra que no estamos tan equivocados haciendo el trabajo, pero hay que buscar la forma en sumar más competencia. Los muchachos deben estar jugando y hay que buscar los mecanismos, para que en próximos torneos se mantengan jugando”, analizó Gutiérrez.

VARONES

Mientras en varones, el resultado no fue el esperado y se debió conformar con disputar desde los 9° a 15° lugares del torneo. La falta de experiencia de los jugadores pasó la cuenta.“En varones no quedamos dentro de lo presupuestado. La envergadura física, la experiencia de los otros equipo quedó demostrado que a nosotros nos faltó más competencia e ir mejor preparados. La mayoría de los muchachos eran categoría 2000, cuando en la mayoría de los jugadores del torneo eran año 1998-1999”, contó Gutiérrez. 

Etiquetas: 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X