Crédito fotografía: 
Cedida
El taller municipal de la disciplina ganó cuatro de los seis partidos en el certamen organizado por el Club Manuel Cortés de Tierras Blancas.

El básquetbol poco a poco comienza a volver a retomar una actividad que parecía detenida en los últimos dos años y esta vez son los jóvenes quienes toman la bandera por la disciplina en la ciudad. Fue así como el taller municipal de básquetbol de Ovalle se quedó con el segundo lugar en el torneo nacional zona norte que organizó el club Manuel Cortés de Tierras Blancas.

En la comuna puerto, los basquetbolistas limarinos entregaron su mejor performance en lo que va del año. En el gimnasio municipal de Tierras Blancas enfrentaron a otros seis equipos del norte del país. Pero el inicio no fue de los mejores, ya que cayeron por 58-53 ante Antofagasta y en ajustado partido ante Green Gros por 62-61.

Sin embargo, el repunte llegó inmediatamente, ya que desde ese momento no conocieron de derrotas. Doblegaron a Huasco por 67-47, ganaron a Arica por 73-53, a Vallenar también vencieron por amplio marcador (68-48) y7 concluyeron el torneo superando a los locales de Manuel Cortés por 78-47. Un repunte que los llevó a encumbrarse en la tabla de posiciones del torneo y terminar en el segundo lugar.

La tabla de posiciones definitiva la lideró Antofagasta (campeón), seguido por el taller municipal de básquetbol de Ovalle (segundo), igualado en el puntaje con Green Gros de Antofagasta y los anfitriones de Manuel Cortés, pero con mayor diferencia de goles para los ovallinos. Cerraron los guarismos los equipos de Vallenar, Arica y Huasco.

Quedamos conmformes con el rendimiento de los muchachos en el torneo de Tierras Blancas. Muchos de los equipos participantes se impresionaron con el nivel que exhibieron los muchachos y esto demuestra que el básquetbol ovallino está vigente, ya que hace muchos años que en Ovalle no se participa de un torneo nacional, cerca de quince años. Les gustó mucho nuestra transición las subidas rápidas, la velocidad y tenemos cuatro o cinco lanzadores netos”, comentó Ricardo Álvarez, entrenador del quinteto ovallino.

El equipo dirigido por Álvarez contó entre sus filas con el mejor triplista del torneo. Diego Michea se convirtió en el mejor lanzador desde fuera de la zona pintada, ayudando a su equipo a conseguir una amplia ventaja en cada uno de los partidos ganados, donde la diferencia en el marcador fue de 20 o más puntos.

“Tiene buena mano, Diego. Estudia en el Colegio Raúl Silva Henríquez. Lo que no me gustó fue el arbitraje, con uno de los jueces ovallinos que no era muy justo en sus cobros”, sostuvo.

El próximo desafío para los dirigidos por Ricardo Álvarez será la continuación del campeonato regional que organiza el mismo Club Manuel Cortés y que el año pasado se vio interrumpido, donde esperan alcanzar los primeros lugares.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...