Crédito fotografía: 
.
Ariel Prohens dejó atrás cinco años de inactividad por volver a las mejores competencias del país. Este fin de semana viaja a La Parva.

En la provincia aparecen cada cierto tiempo ciclistas que compiten en eventos regionales y nacionales en distintas categorías. Uno de ellos es Ariel Prohens, quien está ligado al mundo de las dos ruedas desde los 16 años en el downhill (carreras de descenso), compitiendo durante seis años a nivel profesional.

Sin embargo, durante cinco años estuvo fuera del circuito y durante cuatro años ni siquiera se subió a una bicicleta. Ahora con 28 años, vuelve en gloria y majestad al lugar que alguna vez ocupó en las mejores competencias ciclísticas del país.

“Por intermedio de unos amigos, me convencieron de comprar una bicicleta. Unos primos corrieron el Mundial de Enduro y ahí me pegaron el bichito de volver a competir. Yo decía ‘antes corría fuerte y por qué no retomar lo que alguna vez hice’”, cuenta.

Y de esta forma se concretó el regreso. Eso sí, el retorno a las pistas es paulatino, ya que en enero compitió su primera prueba luego de su largo receso, haciéndolo en la categoría Promocional B. Y durante esa competencia finalizó en el 11° lugar, un buen reinicio y próximamente correrá en la categoría Experto, para volver de a poco a la categoría elite, donde alguna vez compitió a alto nivel.

Fui a correr al torneo Latinoamericano a los Nevados de Chillán, en Santiago, Lo Prado, Chicureo, Viña del Mar, Puchuncaví, el Cerro Grande de La Serena. Ovallino de nacimiento, entrena constantemente en la provincia, prefiriendo la comuna de Punitaqui para hacerlo, aunque también se traslada hasta el Cerro Grande de La Serena.

Y el retorno a las pistas quiere hacerlo a alto nivel, por lo que este 30 y 31 de marzo correrá la DH Series, un torneo de descenso que consta de seis fechas a disputarse en la zona central del país, donde compiten los mejores ciclistas de Chile. El centro de ski La Parva será el lugar de la primera jornada, donde Prohens espera realizar su mejor performance en su vuelta al circuito nacional. Sin embargo, su propósito es otro.

“La idea de todo esto es entregar un mensaje a la juventud. No porque tengamos problemas personales, familiares, de alcohol y drogas, que en Ovalle se ve día y noche, que no echen a morir, que las cosas se pueden lograr con entusiasmo, con ganas, con fe y con ayuda de la familia. A los jóvenes ayuda mucho el deporte y hay mucho talento, pero caen en el lado del carrete, el alcohol. A mí, la bicicleta me ayudó mucho”, reflexiona Ariel.

Este fin  de semana, Prohens saltará a la pista para descender lo más rápido posible a la meta.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...