Crédito fotografía: 
Cedida
El equipo “oro y cielo” conmemoró un nuevo año de vida este domingo recién pasado. Con un amplio historial de títulos en todas sus categorías, ahora se plantea como desafío retomar la localía en su poblado de origen.

Luciano Alday Villalobos

A 8 km de la zona urbana de Ovalle se encuentra la localidad de Lagunillas. En este lugar se fundó hace 92 años el club que lleva el nombre del mismo poblado, Deportes Lagunillas, equipo que actualmente compite en los campeonatos del fútbol rural. El 25 de octubre de 1928 se inició la historia de este club, el cual ha obtenido a lo largo de su historia copas comunales en todas sus categorías: juvenil, honor y senior.

Entre todos sus logros se puede destacar el tetracampeonato obtenido entre los años 1999 y 2002 en su serie de honor. 4 títulos consecutivos que llenaron de gloria a todo un pueblo.

Pero para hablar de grandes éxitos históricos no hay que ir muy lejos. El año 2019 fue bendito para los “oro y cielo”, ya que lograron consagrarse campeones en sus categorías de adulta y senior, convirtiéndose en el único club rural ovallino en alcanzar ese registro en un mismo año.

En su historia también destacan participaciones a nivel nacional, además de la creación de su rama femenina.

“Tenemos 92 años de historia en donde han pasado muy buenos dirigentes y jugadores, además de una hinchada incondicional que siempre nos apoya en todos lados”, declara orgulloso Juan Casanga, histórico dirigente del club.

Sin embargo, no todo ha sido alegría para los lagunillenses, hace 3 años que se vieron obligados a abandonar su localía en el poblado, ya que la cancha no se encuentra en buenas condiciones. Durante todo este tiempo el equipo ha tenido que jugar en el complejo municipal de Ovalle.

Si bien desde el club se muestran agradecidos por el recinto que los ha albergado estos años, la intención es retornar a sus orígenes.

El club ha buscado alternativas para financiar un mejoramiento de la cancha, así lo explicó el mismo Juan Casanga, “hemos tocado muchas puertas pero desgraciadamente se nos han cerrado. Buscamos por intermedio de la municipalidad, pero no se ha podido por distintos motivos. También hace poco tiempo tuvimos una reunión con ENAMI, porque como tienen una planta ubicada aquí nosotros queríamos ver la posibilidad que ellos dejaran un complejo deportivo acá en el pueblo, ya que ocuparon estas tierras por tantos años en minería”.

“Nuestro sueño es volver a jugar en nuestro pueblo, somos gente de acá. La hinchada es incondicional y nos sigue a todos lados, pero no es lo mismo que jugar en tu propia tierra”, concluye Casanga.

El objetivo a corto plazo que se traza el club es volver a los entrenamientos, los cuales no se realizan desde marzo.

El avance de Ovalle en las fases del plan “Paso a Paso” podría abrir una puerta a esta opción, con las medidas sanitarias correspondientes, pero esta intención aún está lejos de concretarse por el momento.

De esta manera, Deportes Lagunillas celebra un nuevo aniversario, esta vez alejado de las canchas, pero con el sueño de volver pronto a competir en su pueblo.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital