• René Escudero logró superar todas las pruebas logrando el primer lugar en su categoría
  • Pedalear en altura fue lo más complicado
  • La ruta pasa por hermosos paisajes del norte del país
  • Los competidores comparten su pasión por el ciclismo
  • La ruta pasa por quebradas y valles desde cordillera a mar
  • La prueba culminó en Tocopilla
Crédito fotografía: 
RODOLFO SOTO – ATACAMA SPIRITS
René Escudero entrenó durante un año para la difícil competencia, que lo llevó al límite de sus capacidades.

René Escudero tiene 52 años, trabaja en el hospital de Ovalle y en sus tiempos libres, desde hace muchos años, practica ciclismo de forma amateur. La semana pasada (del 6 al 12 de enero)  participó en la carrera Atacama Spirits, que cruza el Desierto de Atacama por su parte más ancha y árida, desde las termas del Tatio hasta Tocopilla, una ruta, sin lugar a dudas, difícil, pero que a la vez le otorgó vivencias únicas.

“Es una prueba muy dura, porque son las partes más difíciles para cruzar el desierto, más que nada por la altura, partimos desde los 4 mil 300 metros pedaleando hasta que llegamos a nivel del mar, el calor y las distancias de casi 100 kilómetros diarios complicaba la carrera” indicó Escudero, quien logró completar todas las etapas de la competencia y lograr el primer lugar en su categoría.

“Después de una prueba de esa naturaleza uno queda absolutamente convencido que no hay límites en este mundo para nada, uno se siente invencible” René Escudero, deportista Ovallino

Fueron cinco días de pedalear sin descanso y llegar al límite de lo posible en esta ultramaratón que cada año se realiza en la Región de Antofagasta y que abarca alrededor de 500 kilómetros en total. “La experiencia es maravillosa, de verdad que es lo más lindo que he hecho en mi vida, cuando terminé el último día se me salían las lágrimas por la emoción, por lo que puedes lograr”, relató el deportista quien sostuvo que “después de una prueba de esa naturaleza uno queda absolutamente convencido que no hay límites en este mundo para nada, uno se siente invencible, que uno puede hacer cualquier cosa, fue una experiencia maravillosa”.

Para lograr completar la prueba de forma satisfactoria y obtener el primer lugar de su categoría, el deportista tuvo que hacer un arduo entrenamiento, es así como pedaleó por los alrededores de Ovalle durante un año, “Es primera vez que participaba en esta prueba , hice un entrenamiento intenso de más o menos un año , tienes que entrenar y llevar una buena preparación porque es tremendamente dura” explicó Escudero, quien además de su experiencia deportiva pudo compartir con ciclistas provenientes de diferentes partes de Chile y el mundo, “Se junta un grupo maravilloso, te sientes privilegiado de compartir con los demás deportistas, hay diferentes categorías y todos quieren cumplir su objetivo de terminar lo mejor posible , es muy hermoso”, señaló el ciclista, quien no descarta volver a participar en la prueba, “todos terminamos con el ánimo en los cielos y con deseos de repetir, te pica el bichito para ir a otra prueba”.

SOBRE EL ATACAMA SPIRITS

El desafío Atacama Spirits dura en total siete días, de los cuales cinco son de competencia y dos de aclimatación, los competidores llegan a Calama y luego se trasladan a  Caspana o Toconce donde, con una caminata a 3.200 metros sobre el nivel del mar preparan su cuerpo para soportar la altura, luego de ello comienza la carrera, en el altiplano, rodeados de la belleza del norte del país, los siguientes días continúa el descenso, pasando por quebradas y valles, hasta completar la ruta de más de 500 kilómetros y que termina en Tocopilla, a nivel del mar.

Los competidores que logran completar las rutas reciben premios llamados Finisher.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Lo más visto hoy

 

 

 

 

 

X