Crédito fotografía: 
Cedida
Los ciclistas del club ovallino tuvieron que sobreponerse a la altura de Chuquicamata para destacar en la Vuelta Atacama 2022. Hernán Ríos y Daniel Troncoso lograron primer lugar en Máster D y Máster B respectivamente, mientras Jorge Bassic se quedó con el bronce en Máster C.

Por Luciano Alday Villalobos / Ovalle

 

Durante el pasado fin de semana se llevó a cabo la versión 52 de la Vuelta Atacama, congregando a varias delegaciones del país, entre ellas, el tradicional Club de Ciclismo Fusión Ovalle.

Este fue el retorno a la competencia para el club ovallino, ya que el último torneo oficial que habían enfrentado había sido en noviembre del año pasado, siendo este el primer campeonato del 2022.

En esta oportunidad la delegación ovallina estuvo conformada por Alejandro Cepeda, Jorge Bassic, Hernán Ríos y Daniel Troncoso.

El campeonato se llevó a cabo en los 2.600 msnm de Chuquicamata y consistió en tres carreras, en la mañana del sábado se corrió el primer circuito a las afueras de la ciudad, mientras en la tarde se desarrolló una carrera cronos individual de 14 kilómetros, finalmente el domingo se llevó a cabo la carrera de fondo hasta la mina.

Los tiempos de estas tres carreras se sumaban, otorgando así los primeros lugares a quienes hayan sumado menor tiempo en cada categoría.

De esta manera, el club ovallino destacó al subirse en tres podios de la competencia, Hernán Ríos y Daniel Troncoso lograron primer lugar en Máster D y Máster B respectivamente, mientras Jorge Bassic se quedó con el bronce en Máster C, “nos sentimos contentos porque empezamos con buen pie la temporada”, declaró Ríos.

Por su parte, su compañero Daniel Troncoso manifestó sentir una alegría doble, ya que él es nacido y criado en esa zona del país, “esta es una recompensa porque yo nací allá, después yo me fui a los 18 años y nunca más volví, entonces de alguna forma ganar en la tierra en que nací me hace sentir bien, hay hartas competencias dentro del año y este es un paso dentro de ese calendario”, indicó.

 

Factor altura

 

Hay que destacar el doble esfuerzo realizado por la delegación ovallina, ya que lograron una destacada participación a pesar de no estar acostumbrados a la altura de la zona.

“Es lo mismo que pasa con el fútbol, cuando los equipos van a jugar allá, es verdad que se siente la altura de Chuquicamata, a veces uno siente que no puede respirar, es una sensación bien molesta correr en estas condiciones. Son solo 2.600 msnm, pero nosotros en Ovalle corremos a unos 400, esa diferencia se siente”, indicó Hernán Ríos.

Quien también se vio afectado, pese a ser nacido en Calama, fue Daniel Troncoso, quien comentó que “el tema de la altura pasa la cuenta, es complicado porque a los competidores nos duele la cabeza, se nos parte la boca, yo por ejemplo el primer día terminé agotado y me estaba quedando dormido después en la camioneta”.

 

Próximas competencias

 

El Club de Ciclismo Fusión Ovalle vivirá nuevas competencias en las próximas semanas, la primera de ellas será en plena semana santa, con una carrera en Chapilca, en el Valle del Elqui. A finales de mes en tanto está el Campeonato Nacional Federado en Curicó, Región del Maule.

“Estamos tratando de mantenernos en buen nivel para subir nuestra condición física, tratamos de ir a todas las competencias que se pueda”, puntualizó Hernán Ríos.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X