Crédito fotografía: 
.
El volante jugará por segunda vez en su carrera por el Central Sport de la Polinesia Francesa y jugará la Champions League de Oceanía.

El año 2019 de César Castillo comenzó con el pie, pero arriba de un avión. Y es que el talentoso volante de Provincial Ovalle armó sus maletas para viajar a Tahití y convertirse en el nuevo jugador del AS Central Sport de aquel país.

Castillo ya está instalado en la Polinesia Francesa, lugar en el cual durante el 2017 defendió al mismo club, junto con el también exvolante de Provincial Ovalle Miguel Ángel Estay y otros tres chilenos.

Pero todo se gestó en cuestión de horas, tanto así que solo se despidió de sus más cercanos, pasando el año nuevo arriba del avión. El francochileno Efraín Araneda es el actual entrenador del equipo y fue quien en el 2017 gestó la llegada de Castillo. Y para esta ocasión requiso de los servicios del futbolista ovallino, quien no dudó en viajar hasta la isla francesa.

“Me hicieron viajar lo antes posible, todo fue muy rápido que no alcancé ni avisar. Ahora hay que aprovechar la oportunidad que me están dando y hacerlo de la mejor manera durante los meses que dura el campeonato y la Champions”, dijo Castillo vía telefónica.

Y justamente como menciona el futbolista, el Central Sport disputará la Champions League de Oceanía, el símil a la Copa Libertadores de aquel continente, como uno de los dos representantes de Tahití en el torneo continental que comienza los primeros días de febrero. Y la tarea del equipo será importante, ya que clasificaron como los actuales campeones de la liga isleña luego de 22 años sin ser campeones. Mientras que desde el 3 de febrero jugarán la fase de grupos en Fiji, instancia en la cual buscarán clasificar a los cuartos de final del certamen.

A la isla dependiente de Francia llegarán los futbolistas a jugar en el AS Central Sport, el equipo con más títulos en el fútbol local. Con ese historial, Castillo enfrentará la aventura oceánica donde deberá acoplarse a sus nuevos compañeros y el fútbol de aquel país.

“Estoy contento con esta oportunidad. La fecha complicó un poco, por lo sorpresivo del anuncio, pero tenía que hacerlo, era esta o no habría otra oportunidad. Veremos cómo me va, hay que pensar positivo y lo que Dios quiera, si se da la posibilidad de continuar acá o regresar a Chile”, agregó.

Una oportunidad soñada para el futbolista formado en la Academia Municipal de Ovalle, donde podrá continuar su carrera en una exótica, pero hermosa isla en medio del Océano Pacífico.

En Papetee, capital de Tahití, comenzará un segundo sueño de Castillo, una aventura con colores polinésicos, rodeado de las bondades de la isla, que cuenta con playas de arena blanca, aguas cristalinas y arrecifes de coral. Todo un paraíso.




Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...









X