Crédito fotografía: 
Jorge Llewelyn/Coquimbo Unido
Provincial Ovalle enfrentó a Coquimbo Unido en un partido amistoso a puertas cerradas, como entrenamiento para lo que será el campeonato de la Tercera A. Los ovallinos no pudieron contra la calidad del máximo anotador por campeonatos nacionales.

Solo siete minutos duró la resistencia de Provincial Ovalle en el marcador ante Coquimbo Unido. Isaías Peralta, con tiro libre que no pudo contener el arquero Francisco Briceño, infló la red local para poner el 0-1, en un encuentro amistoso a puertas cerradas en el Estadio Diaguita.

El cotejo comenzó puntualmente a las 17.00 horas. Sin acceso a la prensa, ni menos a fanáticos locales y visitantes, ambos equipos disputaron el encuentro con distintos objetivos. Los ovallinos con la intención de hacer fútbol y no desaprovechar la oportunidad de disputar un partido contra un equipo de Primera B plagado de estrellas (incluso un seleccionado nacional, Jean Beausejour), mientras que los piratas con la intención de alistarse convenientemente para el inicio de su torneo, proyectado para el primer fin de semana de abril.

De entrada, los visitantes impusieron su juego de posesión de balón en campo contrario. Fue así como aprovecharon el lanzamiento libre de Peralta, una de las incorporaciones para este año, para abrir el marcador.

Los ovallinos intentaron realizar su juego, aprovechando la velocidad de sus delanteros. Costó por momentos, pero de igual forma se las ingeniaron para llegar al arco defendido por Matías Cano. Los intentos de las incorporaciones ovallinas Matías Pérez y Carlos Vásquez inquietaron a la defensa, pero sin mucho éxito.

Luego en el complemento, el técnico Ricardo Rojas permitió el ingreso de hombres de refresco, como una posibilidad de presenciar a la mayor cantidad de jugadores posibles. Con esto, siguieron aproximarse al arco contrario, con remates de los delanteros, tanto por el sector derecho, como por el centro de la zaga.

Sin embargo, fue Coquimbo Unido quien dominó las acciones. Y en ese dominio permitió aumentar el marcador a través de Esteban Paredes. Tras un centro por izquierda de Beausejour, el atacante golpeó de cabeza, el arquero contuvo a medias y el rebote le quedó nuevamente al artillero para poner el definitivo 0-2.

Los piratas llegaron al Estadio Diaguita con todas sus incorporaciones, esas que remecieron el mercado de fichajes en el país, siendo un equipo recién descendido a Primera B. De esta forma, su técnico Héctor Tapia alineó a Matías Cano en el arco; Jhon Salas, Federico Pereira, Benjamín Vidal y Jean Beausejour en defensa; Carlos Carmona, José Gatica e Isaías Peralta en el mediocampo; dejando a Misael Cubillos, Jesús Ramírez y Esteban Paredes en ataque.

Mientras que los ovallinos lo hicieron con Francisco Briceño en portería; Gonzalo Cisternas, Michel Rojas, Juan José Soriano y Patricio Álvarez en defensa; Celín Valdés, Ariel Tapia, Manuel Reyes e Ignacio Pinnola en el mediocampo; para dejar a Carlos Vásquez y Matías Pérez en delantera.

“El partido nos dejó buena sensación. Al igual que como Coquimbo Unido, nosotros necesitamos hacer fútbol y no hay muchos rivales por lo que está sucediendo, por tanto, tratamos de sacar provecho a estas prácticas. Llevamos tres semanas entrenando, nuestro objetivo es distinto al de Coquimbo Unido, nosotros apuntamos a otra categoría y este partido nos sirve para ver crecimiento, errores, para demostrar las diferencias”, sostuvo el técnico ovallino Ricardo Rojas.

Este martes, el “ciclón” volverá a tener otro encuentro amistoso. Esta vez ante La Serena en el mismo recinto, donde se podría presenciar en cancha a Humberto Suazo y Matías Fernández.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X