Club Social y Deportivo Ovalle venció 2-1 a Rancagua Sur y se estableció en la cima del Octogonal Final. Rodrigo Cortés y Sebastián Araya anotaron mediante pelota parada.

Ahí quedó el puntero invicto. Rancagua Sur venía en alza pero se encontró de frentón con Deportivo Ovalle, que le quitó valiosos tres puntos y de paso, el liderato del torneo. 

Una semana después de dar vuelta un reñido marcador y vencer por 2-3 a Escuela de Fútbol de Macul, los verdes saltaron al sintético del Municipal de Monte Patria para medir fuerzas ante los rojinegros, por ese entonces, punteros e invictos del Octogonal Final. Todo por la fecha 5. 

Los ovallinos ocupaban el tercer peldaño de la tabla y los rancagüinos el primero. Es por esto que desde el pitazo inicial el equipo dirigido por Juan Carlos Ahumada mostró ansias de anotar y ganar para así superar al rival y ocupar la cima de la liguilla que llevará a tres escuadras a la Tercera A. 

Sin embargo, con el correr del tiempo la brega se tornó reñida, sobre todo en el medio campo, situación que fue tónica hasta el descanso. La más clara del local en la primera parte fue un violento remate desde 35 metros por parte de Sebastián Araya, que lamentablemente terminó en el travesaño. Le sacó pintura. 

En el complemento el panorama cambió a favor del ‘Equipo de la Gente’. Y es que comenzó a dominar y llegar con mayor claridad al pórtico del golero Óscar Conejeros. Bajo esta línea, a los 68’ Rodrigo Cortés recibió en profundidad, se acomodó y sacó un bombeado lanzamiento que colisionó en el horizontal. No quería entrar.

A los 73’, cuando la ansiedad comenzaba a tomar protagonismo en el choque, el propio ‘Chino’ Cortés se encargó de anotar la diana inaugural a través de un sublime tiro libre. El volante puso el balón en un rincón inatajable para Conejeros. Marca registrada. 

Con el marcador remando en la misma dirección, a los limarinos se les simplificó el partido y la intensidad de las llegadas subió notoriamente. En este escenario se dio el segundo tanto en los pies de uno que está prendido, Sebastián Araya. El atacante  gestó un remate muy similar al de su compañero Rodrigo, claro que desde el otro costado del campo y mediante pierna derecha. Golazo y a celebrar el 2-0. 

A esa altura, el reloj marcaba 82 minutos de juego. Pero más allá del tiempo, los cachapoalinos siguieron en busca de la paridad y la victoria. Y fue así como tras una falta de Fernando Vargas en el área, descontaron desde los doce pasos. El autor del 2-1 fue Matías Chandía, el jugador más incisivo de los sureños. Segundos después el juez principal dictaminó el final del pleito. 

Con este valioso triunfo de domingo, ‘Los Nuevos Verdes del Limari’ sumaron 13 puntos y cuatro victorias al hilo. Además, se posicionaron de forma exclusiva en el escalón más alto del octogonal. Posición que más allá de las nueve fechas que quedan por disputar, los sitúa como un férreo candidato al ascenso.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

Lo más visto hoy

Los penales acaban con el sueño de CSD Ovalle - publicado hace 20 horas 32 mins

CSD Ovalle al todo o nada ante Pilmahue - publicado hace 2 días 2 horas

X