• A estadio completamente lleno se jugó el partido preparatorio entre ambos equipos rumbo a los Juegos Olímpicos de Sydney 2000.
El pasado 9 de agosto se cumplieron 17 años de aquel evento con Ronaldinho Gaúcho como máxima figura brasilera, justo cuando hoy la Presidenta Michelle Bachelet inaugurará el nuevo recinto deportivo.

El 9 de agosto del año 2000 fue una fecha especial para el fútbol ovallino. Aquella jornada fue la reinauguración del césped y las luminarias del Estadio Municipal de Ovalle. Y en un día que la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, hará lo mismo con el nuevo recinto, es preciso recordar qué ocurrió a comienzos de siglo.Aquella jornada fue engalanada con un encuentro deportivo único para la provincia de Limarí: las selecciones de Chile y Brasil jugaron un encuentro amistoso como preparación a los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, donde ambas selecciones sub 23 representaron a la Confederación Sudamericana en la cita de los anillos.Un día antes, el martes 8, el alcalde de la época Alberto Gallardo junto con autoridades regionales de Deportes, inauguraron los nuevos camarines y el empastado de la cancha, reabriendo el recinto que estuvo paralizado durante cinco meses.Pero lo importante llegó al día siguiente. Toda la comunidad ovallina estaba pendiente de lo que ocurriría durante la noche, ya que verían las luminarias en todo su esplendor y un encuentro único. A Ovalle llegó ni más ni menos que Ronaldinho Gaúcho, entonces figura en Gremio y quien prometía un futuro para un Brasil esplendoroso.“Había un gran expectación en la gente, de hecho quedó mucha gente afuera del estadio. La capacidad del estadio era limitada, a pesar que se instalaron algunas graderías provisorias. Estaba lleno”, cuenta Mario Banic, entonces corresponsal de diario El Día en Ovalle.Pero el periodista no se queda allí y recuerda algo especial que ocurrió en todo el entorno en aquella noche.“Antes de este partido llamaba la atención la pobreza del espectáculo, con un recinto a medio terminar, cancha mala, con 500 personas y como que deprimía. Esta vez llamó la atención la producción del evento, porque entrabas al estadio y no era el mismo recinto que habías visto. De hecho, después vi la retransmisión del partido y no reconocías al estadio de Ovalle, parecía otro lugar, más lindo”, recordó.Detrás de uno de los arcos trabajó como informador de cancha Nelson Gallardo para radio Norte Verde.“Ese partido se transmitió en directo para Chile y Brasil, donde vino Ronaldinho y ganó Brasil por 5-3. Él hizo dos goles, era la figura, el entrenador era Wanderley Luxemburgo, y Ronaldinho fue ovacionado cuando lo cambiaron antes de terminar el partido. Se notaba que era un genio con el balón. Fue una verdadero fiesta en un día miércoles”, rememora.Y claro, Chile se alistaba para los Juegos Olímpicos de septiembre, donde Jhonny Herrera, Cristián Álvarez, Rafael Olarra, Álex Von Schwedler, Patricio Ormazábal, Manuel Ibarra, David Henríquez, Claudio Maldonado, Milovan Mirosevic, Héctor Tapia y Sebastián González, jugaron como titulares.Mientras que en Brasil las figuras fueron Helton (posterior arquero del Porto), Baiano, Balica, Álvaro, Athirson, Fabio Aurelio (posterior lateral de Valencia y Liverpool), Paulo, Fabiano, Edú (posterior volante del Celta de Vigo), Alex (volante de Cruzeiro y Parma), Ronaldinho y Lucas.Las más de 10 mil personas que repletaron el estadio ovallino vieron cómo Ronaldinho marcó dos de los goles brasileños, mientras que Edú, Álvaro y André Luiz (ingresado en el segundo tiempo) continuaron con la goleada. Los descuentos de Héctor Tapia (2) y Re4inaldo Navia (ingresado) entregaron felicidad a una noche que los asistentes no olvidarán y que al menos Banic prevé difícil que se vuelva a repetir.“Es como difícil que algo así vuelva a pasar, pero si se trae buenos protagonistas, quizás se puede replicar. Otro fenómeno de ese tiempo es que toda la ciudad estaba unida en torno a un solo club, Deportes Ovalle. Todos eran hinchas de ese equipo y ahora están divididos por dos o tres equipos”, reflexiona.Después de 17 años, los ovallinos volverán a ‘reinaugurar’ el Estadio de Ovalle, esta vez remozado e implementado con la última tecnología deportiva. 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X