Crédito fotografía: 
.
El exfutbolista profesional iniciará este viernes 17 de mayo su academia con la finalidad de que puedan aprender de él los fundamentos en la disciplina. El mismo Acuña será uno de los entrenadores.

Dejó Ovalle a los 11 años en búsqueda de un sueño y ahora a los 40 consideró que es hora de volver a sus orígenes. Es Jorge Kike Acuña, quien después de una larga carrera en el fútbol chileno e internacional determinó su regreso a la ciudad que lo vio nacer.

“Estoy en Ovalle, me fui muy chico de acá y mi ideas es quedarme. Hay algunos proyectos, mi intención es poner mi escuela de fútbol en Ovalle. Quiero enseñar a los niños todo lo que he aprendido en mis 22 años como futbolista. Espero que todo resulte para poder quedarme”, afirma Kike, quien estudia en Inaf para convertirse en director técnico a nivel competitivo.

Y esa escuela de fútbol es la que materializará a partir del próximo viernes 17 de mayo. Una academia donde el mismo Kike Acuña será uno de los entrenadores, enseñará los aspectos formativos del fútbol a los niños que tengan entre 8 a 14 años.

“Ovalle es una zona rica en fútbol, pero al igual que en muchas partes de Chile pueden haber buenos futbolistas. El tema es que hay que preocuparse de ellos, entregarles buenas herramientas necesarias para que vayan creciendo paulatinamente como deportistas y como personas para que se conviertan en grandes profesionales”, comentó el exfutbolista.

Se inició en el fútbol en la Academia Kico Rojas, desde donde dio el salto para formar parte de las divisiones inferiores de Universidad Católica. Con el conjunto cruzado fue campeón del campeonato de Apertura 2002 del fútbol chileno, defendió la camiseta de “La Roja” durante las Clasificatorias al Mundial de Fútbol de Alemania 2006, además de jugar en U. San Felipe, Ñublense, Rangers y Cobresal. Y también tuvo su periplo por Europa, defendiendo los colores del Feyenoord y del Roosendaal de Holanda.

“Con esfuerzo, con trabajo, con amor a lo que uno hace, no tengo dudas de que vamos a sacar más jugadores de Ovalle para que lleguen al fútbol profesional”, dijo.

Y precisamente serán los colores del Feyenoord los que ocupará Acuña para la indumentaria de los alumnos. Serán el rojo, blanco y negro, debido a la importancia del club holandés en su carrera.

Será el mismo Acuña quien dirija las clases, distribuidas los viernes desde las 17.00 horas y los sábado a las 10.00 horas en el Complejo Deportivo Canchas Juegue, con un valor mensual de $20.000 y matrícula de $30.000, y se les entyregará la indumentaria oficial de la escuela.

Con la ayuda de Acuña, a medida que los niños obtengan las herramientas necesarias, los podrá acercar hasta las divisiones inferiores de varios equipos de fútbol profesional, como Colo Colo, U. de Chile, U. Católica, Coquimbo Unido, San Felipe, Palestino, Audax Italiano, entre otros equipos.

“Siempre he tenido buena relación con os equipos de fútbol profesional y tengo las puertas abiertas para llevarlos a los clubes, y que los niños prueben suerte en esas divisiones inferiores. La idea es que lleguen de la mejor forma a una nueva etapa de sus vidas”, agregó Acuña.




Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...









X