• Foto: Rodolfo Pizarro
  • Foto: Rodolfo Pizarro
  • Foto: Rodolfo Pizarro
  • Foto: Rodolfo Pizarro
El equipo que dirige Pablo Iriarte remontó un inicial 0-2 para empatar el partido a tres goles ante San Joaquín.

Con emoción hasta el final del partido. Así concluyó el penúltimo partido de Provincial Ovalle en el campeonato de Tercera A ante San Joaquín en el Estadio Diaguita. El recinto recibió su primer partido oficial por los puntos, donde los locales sufrieron más de la cuenta para empatar 3-3.

La instrucción del cuerpo técnico hacia sus jugadores fue la de demostrar en el arco contrario las jornadas de entrenamientos que han mantenido y además de aprovechar las excelentes condiciones del campo de juego.

El primer tiempo fue de exclusivo dominio para el ‘ciclón’, donde pudo someter a los santiaguinos, quienes temerosos lograban construir su juego.

El delantero Alejandro Garrote fue el arma más incisiva de los locales, ya que tuvo tres ocasiones claras para abrir el marcador. A los 15 minutos su remate fue despejado desde la línea por la defensa de San Joaquín, mientras que a los 25’ su remate dio en el poste tras un primer remate de Antonio López. El mismo volante se encargó también de rematar desde fuera del área y Erick Albanez tuvo en sus pies un golazo al protagonizar un ‘sombrerito al arquero José Peña. Pero las no concreciones se pagaron caras a los 41’, cuando Bryan Núñez aprovechó la única licencia defensiva de los locales en el primer tiempo para vencer al portero Gonzalo Avendaño. Con el 1-0 se fueron al descanso.

En el complemento la instrucción fue seguir al mismo ritmo, pero al minuto cayó la desgracia. Tiro libre sin mayor peligro de la visita, el defensa Fabián Vásquez despega con golpe de cabeza el balón, pero éste se cuela en el pórtico local. Un autogolazo que amilanó los ánimos y puso la sorpresa. Un 2-0 que debían remontar.

La reacción ovallina llegó de inmediato con Alejandro Garrote, quien tuvo premio al anotar de palomita el primer descuento tras centro desde la izquierda de Alan Marca. Los ingresos de Marcelo Castillo, Freddy Muñoz y Felipe Arias buscaron entregar mayor poder de ataque y refresco a la delantera. En loa medianía del segundo tiempo, el zaguero visitante Wilson Donoso se fue a las duchas por doble amarilla, por lo que la tarea de emparejar el tanteador se haría más sencilla, sobre todo porque a los 78’ Arias fue infraccionado en el área y el juez del partido decretó la pena máxima. César Castillo convirtió el empate 2-2 y las 900 personas presentes en el estadio celebraron la conquista.

Y faltaban emociones, porque a los 85’ Fabián Aracena cometió infracción penal que Gonzalo Tapia convirtió el 2-3. Todo el esfuerzo parecía derrumbarse con la conquista santiaguina. Sin embargo, la perseverancia y el esfuerzo trajo alegrías cuando a los 94’ un balón aéreo del ‘ciclón penetró el área, quedando servida para que el mismo autor del autogol limarino, Fabián Vásquez, se visitera de héroe. 3-3 y un empate con sabor a triunfo que fue celebrado con euforia por la parcialidad local.

“Este punto no nos sirve de mucho, dicen que lo celebramos como una final, pero si supieran lo que hemos pasado semana tras semana, lo difícil que ha sido esto y gracias a Dios pudimos sacar un empate”, dijo el autor de la igualdad final.

Provincial Ovalle acumula 30 puntos, que no son determinantes en el campeonato, pero que con el empate entregaron satisfacción al público presente en el Estadio Diaguita.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X