Crédito fotografía: 
El Ovallino
El “Tanque”, archigoleador de la U. de Chile en la década de 1960, se mantiene estable dentro de su gravedad en la Unidad de Tratamientos Intermedios del recinto asistencial, lo que está siendo una preocupación para el equipo médico al no presentar signos de mejoría. Próximamente será trasladado de sala, donde podrá recibir a su familia que no había podido entregar muestras de cariño al exfutbolista.

Estable dentro de su gravedad es el diagnóstico de la salud del otrora goleador de U. de Chile y la selección chilena, Carlos Campos. Sin embargo, nuevas informaciones se han podido conocer respecto al estado, que a pesar de todos los intentos por mejorar su condición, su salud no ha presentado signos de mejoría.

Atrás quedó su estadía en la UCI del recinto asistencial ovallino y hace un par de días se trasladó al “Tanque”” hasta la Unidad de Tratamientos Intermedios del Hospital Provincial de Ovalle. Al presentar relativa mejoría dentro de la gravedad fue posible el traslado hasta esta unidad. Ya no cuenta con ventilación mecánica y solo está siendo apoyado con oxígeno.

“Hace algunos días se reunieron los médicos del hospital, donde vieron el caso de mi suegro y donde se tomó la determinación  de que hicieron lo humanamente posible, que no hay nada más que hacer. No hay ningún avance. No habría mejoría para él y por ese motivo, como una excepción, a mi esposo lo dejaron entrar a la UCI, pero por intermedio de un ventanal, ni siquiera pudo tomarle la mano, solo lo vio a distancia”, contó Mónica Fuentes, nuera de Carlos Campos.

El sentimiento de tristeza y pesar es evidente. La salud de Carlos Campos no ha experimentado mejorías, sobre todo con el panorama dicho por la junta médica. Sin dudas, es un balde de agua fría para sus familiares y cercanos, quienes han visto las ganas de vivir del goleador histórico de U. de Chile, y más aún en el tiempo en que vivió junto a la familia de su hijo en Ovalle, precisamente en la villa El Portal.

En estos momentos los médicos evalúan si es que existe una posibilidad de sacarlo de la unidad en la que se encuentra y moverlo hasta una sala común, donde en principio sus familiares y más cercanos podrán acercarse hasta el recinto para poder expresar su cariño.

“Su corazón es el que está fallando y está delicado al máximo, su corazón no tiene la fuerza suficiente para seguir trabajando”, detalló Mónica.

La esperanza y fe continúa en la familia, pero cada vez se debilita más con noticias como estas, esperando solo un milagro para la recuperación del goleador.

De igual forma, la familia solicita a los amantes del fútbol a unirse a la cadena de oración diaria, que se efectúa a las 21.30 horas, para pedir por el mejoramiento del “Tanque”, quien lucha entre la vida y la muerte. Más que nunca, las oraciones o deseas por una pronta recuperación se convierten en necesarios.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital