• Punitaqui, Crack
    A pesar de ser hincha de Colo Colo, Emilio González se encuentra feliz y tranquilo en las instalaciones del CDA.
Emilio González, formado en la Academia Municipal Hijos de Punitaqui, fue aceptado en Universidad de Chile, donde ya entrena para ganarse un cupo en el equipo sub 16

Todo niño amante del balompié, sueña con pertenecer a uno de los grandes clubes de nuestro país, ya sea Colo Colo, Universidad Católica o Universidad Chile, equipo en el que precisamente milita hace unos días el punitaquino de 16 años, Emilio González, quien a pesar de ser un hincha acérrimo del Cacique, está feliz ejercitándose con la camiseta azul, pues tiene claro que está dando un gran paso en su camino al profesionalismo. Abner Ramírez, su entrenador desde los seis años en la tierra de los molinos, la música y la amistad, fue el encargado de entregar la noticia a diario El Ovallino. “La verdad es que con Alejandro de la Fuente (entrenador de la rama sub 16 en la U. de Chile) somos muy buenos amigos, porque jugamos en Club Deportes Ovalle en nuestros años mozos. Él me pidió por teléfono ver jugadores en Punitaqui y aproximadamente en septiembre del año pasado, vino”, lanzó en el comienzo de la conversación. Ya en el Estadio Municipal de Punitaqui y según el relato de Abner, el estratega proveniente de la capital del país “se fijó en cuatro jugadores, a quienes llevé a Santiago por cerca de dos semanas, luego los volví a llevar en diciembre, ahí quedaron dos preseleccionados y de los cuales finalmente quedó uno, Emilio”.Al ser consultado por las características de la nueva incorporación de los chunchos, Ramírez sostuvo que es “muy rápido y le pega al balón con las dos piernas. Este cabro tiene un estilo como Alexis Sánchez, no es por agrandarlo, pero por ejemplo, en  la Academia Municipal de Ovalle, Pancho Carvajal siempre me decía que era un jugador espectacular”. “En este momento ya está entrenando para ganarse un cupo en el torneo sub 16”, agregó. En relación a la relación con su pupilo y sus padres, el ex CDO consignó que Emilio “es como un hijo más, lo tengo desde chico y siempre fue bien recibido en mi casa en Ovalle. Viene de una familia muy humilde y la verdad es que los quiero harto, al igual que la comunidad punitaquina, apoya con fuerza el proceso del chico”. De igual modo, reveló que “Carlos Araya está viendo la forma de apoyarlo con una beca deportiva”.Si de expectativas se trata, Abner Ramírez confía en que “va a llegar muy lejos, tengo fe en que conseguirá alcanzar el profesionalismo. Fuimos en dos ocasiones a Argentina con la Academia Municipal Hijos de Punitaqui y estuvo muy bien, tanto así que subió su nivel en forma rapidísima”. Cabe mencionar que la partida de Emilio González se sumó a la de Nicolás Ramírez, quien recayó en la categoría cadetes de Coquimbo Unido, donde hace tres años se encuentra su ex compañero, Jorge Araya. “En Punitaqui tenemos chicos buenos y con condiciones para jugar en cualquier equipo, pero no sacamos nada con tenerlos en las diferentes academias si no van a ser promovidos. Yo voy a seguir trabajando, es más, el día de ayer (miércoles) comenzamos con los entrenamientos”, sentenció el DT.  

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X