• Pasión que por más de cinco décadas se ha mantenido
  • El grupo de cumbia Los Condenados vestidos con camisetas del CDO para grabar el videoclip de la canción "Soy de Ovalle".
Crédito fotografía: 
Cedida
Los "Verdes del Limarí" cumplieron 58 años de vida este primero de enero. Sin embargo, la felicidad no es absoluta, ya que el club no compite desde 2016, dejando a sus más fieles seguidores en una eterna incertidumbre.

Luciano Alday Villalobos

Cada 1 de enero es un día de doble celebración para los ovallinos, primero por el recibimiento de un nuevo año en el calendario, pero a la vez la conmemoración de un nuevo aniversario para el club representativo de la ciudad, Club de Deportes Ovalle.

El CDO es el club profesional más antiguo de la provincia del Limarí, tras su fundación en 1963. A lo largo de su historia ha llenado de orgullo a la ciudad y sus habitantes. El ascenso a la Primera División en 1975, los clásicos ante Deportes La Serena y Coquimbo Unido siempre disputados como una final, el título de campeón de Tercera División en 1993 y la histórica campaña en la que se llegó a la final de Copa Chile del 2008-09 son algunos de los imborrables recuerdos en la mente de los hinchas ovallinos.

Pero no se puede negar que la historia de Club Deportes Ovalle también está llena de mucho esfuerzo y momentos difíciles, pero quizás ninguno fue tan complicado como su estado actual. El club ovallino se encuentra inactivo, sin competencia desde 2016 cuando fue desafiado por la ANFP. Ante esta situación, un nuevo aniversario es el momento idóneo para recordar con nostalgia al equipo.

Claudio Araya tiene 60 años, es ovallino de nacimiento y la mayor parte de su vida la ha vivido dentro de su ciudad natal (salvo un breve período en el que salió a estudiar a la universidad). Desde los 4 años que va al estadio, ya sea con familiares o con vecinos.

“Este club representa una tierra que solo ha dado buenos jugadores como los hermanos Gómez, Hugo Tabilo, Rodolfo Dubó, solo por nombrar algunos y con las disculpas de dejar a alguien afuera”, comienza recordando Claudio, quien además cuenta una anécdota siguiendo al equipo en su vida universitaria, “cuando Ovalle salió campeón de tercera división yo vivía en Villa Alemana, con un compañero nos subimos arriba de un techo y armamos una antena para escuchar por radio la final de ese cuadrangular”.

Pero como se mencionó anteriormente, la historia del club siempre ha pasado por momentos complicados, paradójicamente uno de ellos llegó después de la histórica final de Copa Chile jugada por los ovallinos en la temporada 2008-09. Debido a esa excelente campaña los hinchas se ilusionaban con un ascenso a la Primera B, sin embargo, los resultados no acompañaron y para colmo la Sociedad Anónima de ese entonces tenía al plantel de jugadores con sueldos impagos.

Ante esta situación un grupo de hinchas, en donde se encontraba Claudio Araya, decidieron fundar el grupo “G-9”, con el objetivo de ayudar económicamente al equipo. “En los años 70, 80 y 90 también lo hicieron otros coterráneos, hay que ser realistas, el club muchas veces ha sobrevivido de la solidaridad desinteresada de quienes amamos la camiseta y esta tierra. Con el grupo recaudamos dinero para ayudar a los jugadores en esos momentos complejos. Hacíamos rifas e incluso una vez trajimos al cantante Américo para que tocara en la Bombonera”, señala Claudio.

Una parte fundamental para todo equipo es la barra que alienta los 90 minutos. Deportes Ovalle a lo largo de su historia ha contado con el apoyo de varias, pero la más vigente es la Ultra Verde, quienes incluso en 2015 organizaron la creación del documental del club, el cual se encuentra disponible en YouTube.

La Ultra Verde se creó a principios del presente siglo, cuando un grupo de hinchas disgustados con la barra de ese entonces decidieron instalarse en el codo norte del antiguo estadio municipal y formar esta nueva hinchada.

Para poder alentar al equipo, la barra organizaba diferentes actividades que iban en pro de la fiesta en la galería. “Entre los hinchas hacíamos colectas y comprábamos bombos e instrumentos, había gente que también donaba algunas cosas. Luego crecimos y tuvimos el bombo de 40 pulgadas, que fue uno de los primeros en la región, para conseguirlo nosotros organizábamos un torneo de baby fútbol todos los veranos, así fue que recaudamos fondos”, cuenta Maxi, uno de los miembros emblemáticos de la Ultra Verde.

Y si de fiesta se habla no se puede dejar de lado la música. Los Condenados es un grupo de cumbia ovallino, todos sus integrantes hinchas del CDO, pero sin duda alguna que el vocalista “Luchito” Jara es uno de los más entusiastas. “Mi padre me llevaba al estadio cuando niño, de hecho en esos tiempos yo no miraba mucho el partido porque era chico y me dedicaba a jugar en la galería. Después fui creciendo y le agarré el gusto al fútbol, y por cosas del destino mi papá murió, ahí empecé a ir solo al estadio, después empecé a ir con mis amigos en la enseñanza media, pero mis inicios como hincha se los debo a mi papá, él me inculcó esto tan bonito”, comenta el músico ovallino.

La agrupación musical aprovecha cada oportunidad para mantener vivo el equipo en la mente de su público. “En muchas presentaciones he ido con mi camiseta de Deportes Ovalle y lo voy a seguir haciendo, he ido a Santiago, La Serena, Coquimbo, yo voy a todos lados con mi camiseta verde, todos saben que somos del CDO”, dice “Luchito”.

En esa misma línea, Los Condenados crearon la canción “Soy de Ovalle”, en honor a la ciudad y al equipo. La grabación del videoclip de este tema terminó en los últimos días de diciembre pasado en el estadio Diaguita y se estima que para finales de enero será publicado. “Con el video queremos demostrar que el CDO sigue vivo en nuestros corazones”, enfatizan desde dentro de la banda.

Con el videoclip pronto a estrenar y una carrera en ascenso, el conjunto musical tiene una nueva meta: “tocar el tema “Soy de Ovalle” en la previa de un partido sería un sueño”.

 

Presente sin fútbol

 

Pese a los lindos recuerdos, el aniversario 58 del Deportes Ovalle no es una celebración completa, ya que el club sigue sin competencia. Desde junio del 2016 que el equipo no juega un partido oficial, cuando fue desafiliado de la segunda división tras el no pago de sueldos por parte de la dirigencia.

“Si nos ponemos a pensar, desde 2010, Ovalle ha estado más que nada sin jugar, en tercera división también se congeló por dos años, luego apareció en segunda división y volvió a pasar lo mismo. Para todos los hinchas es difícil que un equipo con el que llevas tantos años desaparezca por caprichos del dueño, es doloroso, porque es el único club que representa a la ciudad, no hay más. Hay molestia con las personas, con la gente que no se ha hecho cargo de lo que pasó y también con las autoridades que no hacen nada”, manifiesta con molestia Maxi de la barra Ultra Verde.

“Luchito” Jara de Los Condenados también refleja en sus palabras el dolor que sienten los hinchas ovallinos con esta situación, “se pudrió el fútbol para mí, me quitaron mi club y eso es como que te quiten tu novia. Para nosotros que íbamos al estadio antiguo ver al CDO era una vivencia, lo pasábamos bien desde que nos juntábamos con los niños hasta el final, adentro nos hacíamos amigos de muchas personas, con caballeros de edad y señoras, nos reíamos, era un desahogo total ir al estadio, todo eso nos quitaron”.

El panorama para un pronto regreso se ve difícil, pero la esperanza no se pierde como señala “Luchito” Jara, “hasta el día que me muera no voy a perder la esperanza de que vuelva el club”, señala.

Claudio Araya cree que la comunidad ovallina debiese unirse en la causa de exigir el regreso del club, “si se diera la posibilidad de que Deportes Ovalle volviera debiese de convocarse un cabildo ciudadano, con participación de las autoridades, de dirigentes del fútbol amateur y del fútbol rural, con la hinchada, con la federación de estudiantes, etc., para trazar líneas de un compromiso real de toda la ciudad con el club”. Araya usa el ejemplo de otras demandas sociales, “no nos debe inhibir la pandemia, la protesta en todo orden de cosa siempre va ser legítima, la protesta del 18 de octubre movió a Chile entero, la protesta por el estadio rindió sus frutos, las protestas por el club deberían retomarse para que ojalá en un futuro no muy lejano también se logren cosas”.

A estas palabras se suma “Luchito” Jara, quien dice que “hay que seguir posteando por redes sociales, hay que pedir la vuelta del CDO. Yo le digo a todos los hinchas que hay que insistir. Toda instancia en pro de que regrese nuestro club es buena, si es posible voy y hablo hasta con el alcalde”, ejemplifica el cantante.

De esta manera, culmina un nuevo aniversario de Deportes Ovalle. Sin lugar a dudas que los recuerdos son bonitos de rememorar para los hinchas ovallinos, pero aún queda ese vacío de ver al equipo compitiendo nuevamente en las canchas, llevando el nombre de Ovalle por todo Chile.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital