• Kroll Albiña junto a su hermano mayor Gabriel crearon la academia De Porteros Cuarta Región para formar arqueros.
Crédito fotografía: 
Cedida
El ex portero ovallino actualmente trabaja en el fútbol profesional junto a Rangers de Talca, pero al mismo tiempo es profesor de INAF y guía una academia para niños que quieran desenvolverse bajo los tres tubos.

Por Luciano Alday Villalobos / Ovalle

 

Kroll Albiña se ha hecho un nombre a nivel nacional en cuanto a preparación de arqueros de fútbol se refiere. Pero antes de todo el reconocimiento hay una historia de sacrificio y etapas que este entrenador ovallino tuvo que superar.

Kroll tuvo sus primeros pasos en el fútbol en la población Pacífico de Ovalle, “ahí jugamos en cancha de tierra, ahí nos criamos, allí nació desde muy chico mi pasión por el fútbol. Después yo veía a mi hermano jugar en las cadetes de Cobreloa y yo quería ser como él, quería experimentar este lindo puesto”, cuenta el protagonista de esta entrevista.

Poco a poco se fue interiorizando en el deporte, primero en el Colegio San Viator, luego ingresó a la prestigiosa academia Kiko Rojas, allí se potenció para finalmente dar un salto de calidad al entrar a las cadetes de Club Deportes Ovalle.

Tras su paso por los “verdes del Limarí”, Kroll hizo carrera a lo largo de todo Chile, donde destaca sus temporadas en San Antonio Unido y San Marcos de Arica, en donde fue capitán y campeón de la Tercera División en 2007.

 

De la cancha al cuerpo técnico

 

En 2010, Kroll inició los estudios para ser técnico profesional en el Instituto Nacional del Fútbol (INAF). Dos años más tarde ya era parte del cuerpo técnico de San Antonio Unido, “estoy muy contento por el trabajo desarrollado en buscar los jugadores idóneos para que ese equipo llegara al fútbol profesional”, recuerda con orgullo el entrenador ovallino.

Sin embargo, su mayor experiencia la logró en Club Deportes La Serena, en donde pasó por altos y bajos. En la tienda granate tuvo un breve período como director técnico en 2015, pero su mayor reconocimiento fue como entrenador de arqueros, “fueron lindos 8 años, incluso fui el primer técnico en el nuevo estadio La Portada, eso fue algo muy bonito y quedó impregnado en mí. Viví muchas experiencias que jamás voy a olvidar, es un club que me brindó todo su apoyo, crecí mucho como preparador de arqueros”, dice Albiña.

Gracias al club serenense Kroll obtuvo capacitaciones en el extranjero en países como México y Argentina.

Actualmente, Kroll Albiña fue reclutado por el entrenador Luis Marcoleta, quien se lo llevó consigo a Rangers de Talca, “el profe siempre quiere estar rodeado de grandes profesionales, él estuvo dos años analizando mi trabajo y lo encontró muy bueno, por eso creo que mis capacitaciones no fueron en vano, eso me tiene muy contento, el profe Marcoleta vio el profesionalismo que pongo día a día y esa constancia me llevó a Rangers. Estoy feliz de estar en esta gran institución, que dentro de la Primera B es de las más importantes”, manifiesta Kroll.

 

Legado de enseñanza

 

A la par de su trabajo principal como preparador de arqueros en clubes Kroll ha impartido clases en el INAF, en donde da clases dos días a la semana, “estoy muy agradecido de que hayan confiado en mi persona para estar en los cursos brindando mis conocimientos a los futuros arqueros de Chile”.

Pero no satisfecho con esto, Kroll junto a su hermano Gabriel crearon la academia De Porteros Cuarta Región, en donde preparan a jóvenes para ser arqueros. “Me encantaría que los niños de nuestra región estén más insertos en el fútbol profesional, por eso creamos la academia, en donde en siete años hemos insertados doce arqueros en cadetes del fútbol profesional, no es menor lo que nuestro centro ha creado y consolidado”, dice Kroll Albiña, destacando dentro de sus pupilos a Mauro Pizarro, quien partió desde la localidad de Nueva Aurora al plantel de honor de Club Deportes La Serena.

Los niños y jóvenes que quieran ser parte de esta academia pueden hacerlo acercándose al complejo AFAO los días miércoles a las 18:00 hrs, cuando se realizan los entrenamientos.

No obstante, hay un factor que todavía hace ruido para Kroll. Desde la desafiliación de Club Deportes Ovalle en 2016 la ciudad quedó sin fútbol profesional. Esta situación además de generar tristeza en los hinchas verdes provoca que cientos de jóvenes futbolistas se pierdan o deban buscar oportunidades lejos de casa.

“Ojalá vuelva Club Deportes Ovalle, yo creo que ningún club lo puede reemplazar porque hay un cariño muy especial. Hoy hay muchos niños entrenando en academias de fútbol y lo ideal sería que jugaran en el CDO y no en otros clubes del país. Se han perdido muchos jugadores con la desafiliación del equipo, nosotros con nuestro centro hemos rescatado arqueros y los hemos tenido que llevar a otros equipos para que cumplan sus sueños”, concluye Albiña.

De todas maneras, Kroll sigue dejando un legado en el fútbol, sobre todo en la portería. Deseando ver pronto al club de sus amores, Deportes Ovalle, nuevamente en la competencia.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X