• Acuña entregó balones de fútbol al colegio.
  • Los niños jugaron con el exfutbolista.
  • Muchos de ellos festejaron en los lanzamientos penales.
  • La foto de rigor de los niños con Kike Acuña. (Fotos: Rodolfo Pizarro)
Crédito fotografía: 
Rodolfo Pizarro
Los estudiantes disfrutaron una actividad junto al exfutbolista de U. Católica, Feyenoord de Holanda y “La Roja”.

Pasadas las 12.30 horas de este viernes, los cerca de 120 niños del Colegio Especial Yungay recibieron una visita inesperada. En el patio central del establecimiento compartieron con Jorge Kike Acuña, quien los visitó y compartió un agradable momento.

Fue una instancia para que los alumnos salieran de la monotonía,  disfrutaran de la presencia del exfutbolista de U. Católica, Feyenoord y “La Roja”, compartiendo en torno a un balón de fútbol.

Acuña se presentó ante los estudiantes, contando los motivos por los cuales decidió visitarlos, para después ser el arquero de los lanzamientos penales que protagonizaron los mismos niños. Una alegría para terminar la semana de educación.

“Hace tiempo que no hacía esto. Yo fui director por tres años de la Fundación Deportistas por un Sueño, visitábamos los hospitales. Entonces, compartir con los niños, entregarles un momento de alegría, aunque muchos no me conocían, la idea era que se distraigan, ver que sean felices. Eso me pone muy contento”, dijo Acuña.

Desde el colegio comentaron sobre la sorpresa de la visita de Kike Acuña, pero más aún la alegría que generó en los niños.

 

“Siempre es un agrado recibir la visita de personas ilustres. Él vino a jugar y a divertirse con los niños. Siempre estamos dispuestos a recibir a cualquier persona, pero siempre en la posición de que vengan a compartir, no tan solo observar. Nosotros estamos abiertos a que vengan a compartir”, comentó María José Godoy, profesora del colegio.

Y no será la primera ni la última visita del exfutbolista al colegio. Acuña se comprometió a visitarlos periódicamente y entregarles algún material de ayuda necesario para el desarrollo de las clases deportivas.

“Recibimos a niños con distintos tipos de discapacidad y cualquier persona que les traiga alegría, los pone muy contentos. Agradecemos a Kike por su venida y eso les permite salir a los niños de su rutina diaria y también agradecemos que se comprometa a seguir viniendo a visitarnos al colegio”, sostuvo Carolina Berens, directora del establecimiento.

 

Un instante de alegría que el propio Kike Acuña entregó a cada uno de ellos y que las próximas semanas se volverá a repetir.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X