Crédito fotografía: 
.
Este fin de semana participaron del primer campeonato recreativo regional, reavivando un deporte extinto desde hace algunos años en Ovalle.

El patín carrera no es una disciplina nueva en Ovalle. Durante los años ’90 y a comienzos del nuevo siglo varios jóvenes iniciaron la práctica de este deporte, popularizado en Chile pór Marcela Cáceres, campeona mundial de velocidad sobre patines. Ahora y después de años sin actividad, la Escuela Helene Lang lo impulsa con una academia para sus estudiantes.

El grupo lo integran 35 alumnas de entre 6 a 13 años que buscan en este deporte una forma de acercarse al deporte, compartir con sus compañeras y vivir una vida sana. Fue así como ese fin de semana asistieron al primer campeonato recreativo regional que se desarrolló en la localidad de Lambert, en la comuna de La Serena. Fue la primera fecha del año, en un campeonato que se prolongará por otras seis jornadas a lo largo y ancho de la región, donde las deportistas ovallinas esperan adquirir los conocimientos básicos del patín en velocidad.

“Espero que aprendan las técnicas básicas del patín carrera, como la partida, control en el patín, pasar obstáculos. Este deporte es un poco caro y el objetivo es este deporte”, comentó Evelyn Olivares, profesora de la academia de patín carrera.

La profesora lidera al grupo de entusiastas niñas que buscan en este deporte una oportunidad para compartir por medio de la vida saludable. Desde el mes de abril que las incentiva y este mes fue su debut en competencias de carácter formativo-recreativo, donde no existen los primeros o segundos lugares, ya que todas las participantes ya son ganadoras con el solo hecho de practicar.

Los apoderados de las alumnas juegan un rol clave, al acompañar a sus hijas en los entrenamientos y seguir incentivándolas, donde varias de ellas valoran los aspectos que conlleva la práctica de la disciplina.

Una de ellas es Mónica Vergara, mamá de Amanda y Agustina, gemelas de la Escuela Helene Lang, quien destaca los valores del patín carrera.

“Las niñas siempre les interesó el patín, siempre les gustó, pero ahora tenemos la oportunidad que en la escuela se formara una academia, están motivadas participando y les ha gustado bastante. El patín carrera les entrega disciplina, orden, compañerismo, perseverancia, si se caen saben que se deben levantar para llegar a la meta”, dijo.

Durante julio y agosto continuarán con el campeonato recreativo regional, donde las próximas visitas serán a La Serena y Coquimbo, en esta última ciudad se encuentra el único patinódromo de la región, en el sector de La Pampilla.

Por ahora entrenan en la ciclovía de avenida Costanera, un lugar no acondicionado para los entrenamientos de este deporte, pero que ayuda de todas formas, mientras realizan esfuerzos por encontrar un lugar más seguro.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X