Crédito fotografía: 
Cedida
Laura Aguilera y Pamela Pérez son dos niñas de Ovalle que pertenecen al programa “Promesas Chile”, en donde se potencian para ser próximamente deportistas de alto rendimiento.

Por Luciano Alday Villalobos

“Promesas Chile” es un programa del Ministerio del Deporte que consiste en la captación, proyección y desarrollo en el deporte de niñas y niños menores de 18 años. Estos jóvenes se preparan desde una temprana edad para proyectarse como deportistas de alto rendimiento.

Este programa también está presente en la región de Coquimbo, en donde los atletas de la zona entrenan semana a semana para convertirse en grandes deportistas del país.

Al igual que los deportistas profesionales, los niños de la región cesaron sus habituales entrenamientos producto de la pandemia por el coronavirus, trasladando sus trabajos físicos a dentro de sus hogares.

Romina Figueroa es la entrenadora de varios niños dentro del programa, ella señala que desde que inició la cuarentena constantemente han enviado planes adaptados para que los niños puedan entrenar en casa, “obviamente que las cargas bajaron o fueron modificadas según las posibilidades que los chicos tengan de entrenar y de los implementos que tengan en sus hogares, recordar que algunos viven en casas y otros en departamentos, por lo tanto no todos tienen las mismas facultades para entrenar”, destacó la técnico.

Romina, al igual que los otros entrenadores, monitorean día a día los ejercicios, ya sea a través de videos o fotos, y con video llamados en vivo para los ejercicios que son más complejos de realizar en aspectos técnicos.

En Ovalle destacan dos casos de dos niñas, los cuales conoceremos a continuación.

 

Pamela Pérez

 

Pamela Pérez es una niña de 13 años, actualmente cursa octavo básico en el colegio Amalia Errázuriz en la ciudad de Ovalle, en donde ha hecho toda su vida.

Ella desde los 8 años que se dedica al deporte, gracias al incentivo de sus padres, quienes participaban en maratones, “mis padres me empezaron a incentivar, siempre me llevaban a las carreras, terminaba las carreras con ellos, desde ahí que yo empecé con esto del deporte”, además de su familia, Pamela tuvo también la motivación de Claudia Rodríguez, profesora de su escuela, “ella desde muy chica me empezó a incentivar en el atletismo como un juego, que yo tenía que ir pasando etapas, y que cada día iba llegar más lejos”.

El atletismo cuenta con varias áreas, Pamela empezó con velocidad, pero actualmente se está especializando en salto alto y el lanzamiento de la jabalina.

A su corta edad Pamela ha podido participar en campeonatos regionales, además de la Copa Natur y la Copa Nestlé.

En su rutina normal la deportista ovallina entrenaba durante la semana en el polideportivo y en el estadio Diaguita de Ovalle, además de una jornada en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso de Coquimbo los viernes por “Promesas Chile”.

Ahora, en período de cuarentena Pamela entrena en su casa con pautas que le mandan desde el programa “Promesas Chile”. “Ellos me van orientando, es difícil, no es lo mismo, pero se intenta hacer de la mejor manera” señala la joven atleta.

Para Pamela Pérez el deporte se ha vuelto en su pasión, ya que en él siente la libertad “el deporte para mi es como liberar todo, toda la tensión, porque uno va corriendo y se siente libre, ayuda mucho , por ejemplo algunas veces uno está triste y uno solo quiere ir al estadio a correr y soltar toda esa pena”. Ella además se siente orgullosa de representar a su ciudad y “es una alegría grande cuando uno está en La Serena y en otros lados y dicen tu nombre y que uno representa Ovalle”.

La atleta tiene claro sus objetivos en la disciplina deportiva, “a mí me gustaría primero llegar a los nacionales, se vendrá difícil, y después me gustaría llegar a un sudamericano. La idea es que sea de aquí antes que salga del colegio, 2021 o 2022”, puntualiza Pamela.

La familia de Pamela está contenta por su desarrollo, ya que el atletismo no solo le aporta en su vida deportiva “es 100% positivo para el desarrollo de mi hija, el deporte la hace una persona más integral, puede socializar con niños de otros colegios, de otros lugares, todo eso suma para su persona”, declara la madre, Pamela Hernández, quien además agrega que en el grupo familiar no la presionan en sus ejercicios, “yo la veo bastante motivada, pero siempre cuidando su integridad física y mental, no hay que apurarla, hay que respetar su tiempo”

 

Laura Aguilera

 

En sexto básico del colegio Amalia Errázuriz de Ovalle estudia otra pequeña deportista, Laura Aguilera. Ella se dedica principalmente a las carreras de velocidad en el atletismo.

Desde aproximadamente los 7 años que practica esta disciplina, cuando empezó una academia en su colegio, “a mí de chiquita me ha gustado correr, entonces cuando empezó la academia de atletismo en el colegio mi hermana que estaba ahí me motivó, luego ella se fue pero yo seguí” comienza relatando la pequeña deportista, quien además agregó que “me empezó a gustar más, no lo hacía por presión lo hacía por gusto”.

Laura además de la academia del colegio entrena en una academia municipal de Ovalle realizada en el estadio Diaguita y en el programa “Promesas Chile”. Desde dicho programa le mandan constantemente ejercicios para realizar en casa, principalmente de fuerza y físicos.

Si bien esta modalidad de entrenamiento no es la más adecuada ni su favorita, Laura se esfuerza y persevera en sus ejercicios, “entrenar así no me gusta mucho, no tengo la posibilidad de preguntar y ver a los profes” declaró la ovallina.

Laura ha logrado posicionarse varias veces en el podio de diferentes competencias, además, pese a su corta edad ella sabe que no debe descuidar sus estudios dentro de su formación, “yo lo que quiero es que me vaya bien en el deporte, pero también quiero compatibilizarlo con el estudio, no quiero que por el deporte tenga que bajar mis  notas”, declaró con mucha madurez.

La pequeña corredora se emociona en cada competencia y espera llegar lejos en su vida como deportista, “me emociona, me gusta la ansiedad que se siente antes de una competencia, antes de dar la salida, me gusta esa sensación, me genera mucha felicidad. Me gustaría llegar a competir fuera de Chile” concluyó.

La familia Aguilera cuenta con 3 hijos deportistas, por lo que Laura se apoya con sus hermanos para realizar sus ejercicios, “mis 3 hijos son deportistas y se apoyan entre ellos en la casa, cada uno tiene su rutina y la practican, ha sido complejo para ellos, porque están acostumbrados a ser muy movidos” señala Isauro Aguilera, el padre de la familia.

Isauro está orgulloso de lo que ha logrado su hija, “ella tiene mucha capacidad para el deporte en general, partió muy chiquita y empezó a ganar, y desde ahí nada la ha parado, la veo con muchas capacidades en el atletismo es muy veloz”, declaró el padre, quien es oriundo de Combarbalá.

 

De esta manera, estas dos atletas de Ovalle continúan su entrenamiento en casa, para que cuando termine la pandemia volver al deporte que las apasiona y en el cual piensan cumplir sus metas y sueños.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X