• Ramón Contreras: “Los dirigentes no estaban conformes con mi filosofía, yo era muy cercano a la gente y eso no les gustaba”
    Ramón Contreras: “Los dirigentes no estaban conformes con mi filosofía, yo era muy cercano a la gente y eso no les gustaba”
El conocido formador de jugadores que estuvo en la banca verde durante la temporada 2014 recordó su historia en Deportes Ovalle y su despido. Contreras asegura que se fue tranquilo, pero aún así con muchas ganas de seguir peleado el título

Deportes Ovalle continúa su participación en el Campeonato de Segunda División 2014-2015. Ya sólo restan tres fechas para el término del torneo y los verdes luchan por llegar lo más arriba posible.

En la campaña se han registrado diversas situaciones que no han dejado indiferentes a los hinchas, quienes esperaban la vuelta al profesionalismo del CDO hace dos años.

Una de estas fue la extraña desvinculación del técnico Ramón Contreras, por lo que debió asumir la banca el conocido Danilo Chacón.

Contreras cumplió una aceptable campaña. En la primera rueda Ovalle fue el equipo con mejores resultados en calidad de visita y pese a enredar puntos claves para las pretensiones al título en las últimas fechas, fue capaz de impregnar una mentalidad aguerrida a sus dirigidos, consiguiendo recordados triunfos como el 1-0 ante San Antonio en el debut.

Esta semana el ex estratega del CDO rompió el silencio y aseguró que su exclusión del plantel pasó sólo por la decisión de los dirigentes, quienes no aceptaron su cercanía con los jugadores y la hinchada.

El Ovallino conversó en extenso con el técnico que ha sido parte de Deportes Ovalle desde el año 2003, cuando asumió como ayudante técnico (mientras hacía su curso en el INAF) de las series menores del plantel que por ese entonces participaba en Primera B.

El formador de grandes jugadores limarinos repasa su historia con el CDO, su apartamiento del equipo y su actual momento en Provincial Ovalle.

-Sabemos que llegó a Club Deportes Ovalle mientras estudiaba para ser técnico…

“Sí, recuerdo que fue cuando Ovalle aún estaba en el fútbol profesional, se me dio la oportunidad de estudiar en el INAF y mientras ayudaba en las cadetes.

Terminé de estudiar el 2007 y justo ese año me llamó Hernán Castro (técnico) para que trabajara como ayudante técnico y además como preparador físico”.

-Ese 2007 Ovalle estuvo muy cerca de volver a Primera B, luego de estar en Tercera División, ¿qué faltó para logra ese título?

“Fortuna, sólo eso. Aún recuerdo ese partido (semifinales) con Colchagua, de ida le ganamos 2-1, pero de vuela nos ganaron 1-0 y nos eliminaron. En ese partido faltaba muy poco y un centro de Julio Cortés fue cabeceado por Canales (Jorge), y el arquero la sacó del ángulo. Lloramos mucho en el camarín, estábamos convencidos en que éramos los mejores y quedamos fuera”.

-Posteriormente vino la Copa Chile donde los verdes brillaron. ¿Tuvo participación en ese equipo?

“Sí, recordemos que esa Copa Chile se inició el 2008 y terminó el 2009. Trabaje con el técnico Miguel Alegre, con quien logró un paso importante en el torneo al ganarle a Deportes La Serena, Coquimbo Unido y Cobresal, tras ello Ovalle jugó con Colo Colo”.

-Luego vino el 2010, donde Nasur adquirió el club tras la quiebra de la sociedad anónima de Serrano…

“El 2010 se hizo todo de nuevo, con Danilo Chacón como técnico, no había un mal plantel pero como había precariedad no se pudo. Recuerdo que hasta entrenamos al borde del rio.

Diferente fue el 2011, pese a que se fueron algunos jugadores, se hizo buena campaña, tuvimos la mala suerte de encontrar al mejor Barnechea, quien subió, y además se nos lesionaron los jugadores”.

-Tras años en el amateurismo se dio la posibilidad de ingresar a Segunda División, ¿cuánto tiempo trabajó con los muchachos que pasaron a ser parte del primer equipo?

“Desde el 2014 se comenzó a trabajar. Uno siempre abriga las posibilidad de una oportunidad, mantuvimos un equipo, tratábamos de mantener el grupo entrenando. Recuerdo que estaban ilusionados los jugadores. Mientras tanto los dirigentes me pedían ayuda algunos fin de semanas para la serie femenina”.

-¿Cómo se gestó su llegada a la banca verde?

“Siempre creímos que estábamos trabajando para formar las cadetes. Hicimos un equipo con Juan Castillo (actual ayudante técnico del CDO), y de repente se nos dio la posibilidad de poder dirigir cuando faltaban pocos días para el inicio del torneo.

Fue importante porque me dieron una posibilidad, soy claro y lo agradezco. Mi debut fue en el equipo que yo quiero, en el lugar donde yo quería. Eso estará guardado siempre en mis recuerdos”.

-¿Qué sello impregnó en el equipo que enfrentó el torneo?

Impregné en cada jugador del equipo que debían ser los mejores al momento que fuera su oportunidad, y les dije que la diferencia del fútbol no está en los pies, está en la mente. Les decía que en Ovalle se formaron grandes jugadores y que ellos también lo harían.

También les di como ejemplo que este equipo había recibido en diversas temporadas a jugadores que venían a préstamos (Francisco Silva, Álvaro Ormeño y José Luis Villanueva) y aquí volvieron a brillar”.

 Ramón Contreras recuerda como si fuera ayer el debut de sus pupilos frente a San Antonio. Aquel histórico partido estuvo marco por la única anotación de Ignacio Requena.  

-Me imagino que recuerda como si fuera ayer su debut como técnico en el partido que se venció (1-0) a San Antonio…

“Sí, y he visto como 10 veces el partido, solo, con jugadores, en la casa. El partido fue como una final, nadie se imaginaría que fue el primer partido de una competencia. Los chicos lo asumieron como una batalla.

La semana previa al partido fue de angustia, sabíamos que nos jugábamos todo en el debut y no queríamos defraudar. Recuerdo que el último día de entrenamientos llegó la barra y para los jugadores fue emocionante. Ahí sintieron lo que se venía, era una batalla.

El día del partido en el camarín había ansias, San Antonio traía un tremendo plantel. Pero apenas llegamos al camarín había un ambiente especial, había ganas de salir a ganar, se nos paraban los pelos.

Ver a Cristóbal (López) como un arquerazo, a Diego (Cuéllar) pelear cada pelota, a mis defensas terminar acalambrados era muestra de que queríamos ganar. Preparamos hasta la partida de ese encuentro, los saques, el córner y los tiros libres, y fue así como salió el gol”.

-¿Ese centro que se convirtió en gol estaba planificado?

Así es, ya estaba designado Miguel Estay para el lanzamiento y Cuéllar debía ir al bulto. Así salió el gol, justo tras el rebote apareció Requena (Ignacio) y gritamos a fondo el gol, fue como un sueño”.

La desvinculación 

-Llegó final de año y sabemos que ya tenía en mente algunos refuerzos para la segunda parte del campeonato. ¿A qué se debió su desvinculación?

“Los dirigentes no estaban conformes con mi filosofía, yo era muy cercano a la gente y eso no les gustaba, a ellos no les parecía que yo fuera cercano con la barra. Al parecer no les parecía correcto mi empatía con los jugadores.

Entendí que habían diferencias porque no me querían, así que yo sabía que tenía que abandonar, si ellos no me querían en la banca estaban en su derecho y entendí que tenía que dar un paso al costado”.

-Antes de oficializar su despido, habían apartado a Cristián Pinto y Maicol Oneill, ¿esta situación incidió también en su alejamiento?

“Sí. En ese momento los dirigentes me dijeron que los debían desvincular y yo me opuse, les manifesté que no se debía hacer, yo me sentí mal porque mis pupilos porque no iban a seguir”.

-También a finales de año la barra Ultra Verde invitó al plantel a una jornada de esparcimiento donde su jugó un partido amistoso, ¿Eso le molestó a los dirigentes?

“Pienso que la persona que hace las cosas bien en una actividad será mirada con buenos ojos, pero cuando se quiere mirar los actos con maldad siempre lo verá mal. En lo personal, quiero aclarar que en ningún momento pretendí interceder para echarle gente encima a los dirigentes, nunca fue así. Jamás lo haría.

Nos reunimos y les dije a los muchachos de la barra que debían seguir apoyando al club y compartimos algo sano (no hubo alcohol), nunca hubo maldad, era para apoyar y darle más fuerza.

Se les agradece las muestras de apoyo que nos dieron como plantel, a comienzos de año nos regalaron gorros, y entendimos que se podía sumar y no restar. Al parecer les molestó a los dirigentes esa cercanía”.

-¿Y cuál es su actual situación con el club?

“Estoy desvinculado, me echaron, estamos arreglando situación económica, a mi contrataron hasta final de temporada y me falta el finiquito”.

-¿Cree que incidió su despido con el bajón anímico y futbolístico del plantel en los primeros partidos de la segunda rueda?

“Cuando llegué a la banca le dije a mis jugadores que como DT quería hacer algo diferente y hacer un precedente en Chile de jugar un torneo con el 90% del equipo con gente de Ovalle.

Quise hacer mi labor con armonía, con cariño, así hasta pensamos en ser campeones, pero para eso no se podía cometer errores y dar espalda.

Así que creo que les afectó, éramos muy cercanos”.

Provincial Ovalle 

A inicios de este año problemas dirigenciales hicieron que varios miembros de la corporación que dirigía localmente a Deportes Ovalle se separara. Varios dirigentes dieron un paso al costado y crearon un nuevo proyecto llamado Provincial Ovalle FC.

Este equipo amateur pretende llegar a los torneros nacionales (Tercera División) en los próximos años.

-Hubo una segregación en los dirigentes tras su despido ¿Quién se equivocó?

“No soy nadie para decir quién se equivocó, lo único cierto es que no se ha tenido la capacidad de trabajar juntos, se perdió la confianza y cuando no hay confianza el grupo se divide”.

-Ahora es parte de Provincial Ovalle ¿qué función cumple?

“Yo estoy cumpliendo la labor como técnico. Es un club con ex dirigentes de la corporación y creo que esto es válido, pero es como un equipo amateur cualquiera. Se han generado expectativas y quieren hacer algo diferente, pero no lo veo como una competencia”.

-Pero en caso de llegar a competir en campeonatos nacionales se va a crear una rivalidad con el CDO?

“No veo este proyecto con malos ojos, y quizás esto sirva para quienes comandan el buque se den cuenta que se deben hacer cambios. Creo que todas las cosas tienen puntos a favor y otros en contra, no debemos cerrarnos a pensar que en un momento podría suceder esta división, esperemos que no ocurra”.

-¿Ha pensado que quizás faltó de parte de estos dirigentes tratar de trabajar junto con la comunidad para recuperar a Deportes Ovalle y no directamente crear otro equipo?

“Es un tema complejo porque de alguna manera cuando el club fue de la ciudad hubo precariedades y volviendo a la comunidad quizás ocurra lo mismo. Sé que estamos en otros tiempos, pero ahora es de Nasur y él debe tener un precio por el club, y está en su derecho, y no sé si la ciudad estaría dispuesta a pagar.

Quizás si soñamos un momento podríamos buscar una buena estrategia, quizás unirse todas las comunas, trabajar y luchar porque sea grande, y ojalá llegar a ser como un Atlético de Bilbao, donde todos los jugadores sean de la casa.

Quizás faltó, pero desconozco la situación”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Lo más visto hoy

 

 

 

 

 

X