Crédito fotografía: 
Cedida
La tenista de 25 años Florencia Schenfeld se quedó con la copa del primer lugar, pero más allá de eso, el club ovallino organizó este campeonato para potenciar el deporte en damas.

Por Luciano Alday Villalobos / Ovalle

 

Durante toda una semana se desarrolló el primer campeonato de tenis femenino organizado por el club Rancho Peñasco. Un total de 16 deportistas locales de todas las edades participaron del certamen realizado en las canchas ubicadas a la salida sur de la ruta D-55.

El formato de torneo emuló a las grandes competencias internacionales, con llaves de eliminación directa en partidos del mejor de tres sets, con “tie-break” como método de desempate.

A la gran final llegó Florencia Schenfeld Bou, quien volvió a la disciplina tras años de inactividad, y Josefina Villarroel Vial, una de las jóvenes promesas del tenis ovallino.

Fue finalmente Schenfeld quien se quedó con un triunfo por 6-4 y 6-2. Aunque según testigos y la propia protagonista, este fue un duelo tremendamente disputado. “El partido fue muy intenso, hay que destacar que comenzó a las 10 de la mañana y terminó a las 11:30, fue un partido de una hora y media, muy largo y de muy buen nivel, Josefina es un gran proyecto ovallino, y Florencia demarcó su solidez como una de las últimas buenas tenistas que hemos tenido, entonces la experiencia fue determinante”, señaló Patricia Araya, entrenador de Rancho Peñasco y organizador del evento.

Por su parte la campeona comentó que “fue súper positivo para mí, porque yo no jugaba hace rato, yo jugué desde los 12 a 15 años, pero por el colegio no podía mezclar los estudios con el deporte, desde ahí no volví a jugar hasta ahora que tengo 25 años, entonces fue una experiencia súper buena volver, nunca pensé que iba a ganar. Me encantaría seguir jugando, lo podría complementar para cuando salga de trabajar”.

A cada finalista se le entregó una copa en reconocimiento por su lugar alcanzado. Pero más allá del éxito individual, el torneo fue organizado para potenciar el deporte en las damas, al menos así fue destacado por Patricio Araya, “el campeonato fue exitoso para demostrar que el tenis femenino está presente en Ovalle, hay bastante niñas que juegan, apareció bastante gente, los clubes debemos seguir buscando a quien nos represente a nivel nacional, hay que cumplir ese sueño”, expresó.

“En Rancho Peñasco estamos siempre abiertos a armar partidos, entonces si es que alguien quiere jugar y no tiene rival nosotros le podemos encontrar, quienes tengan hijos que quieran jugar tenis llévenlos a las distintas academias, entre más grande hagamos esta liga más potentes nos volveremos, es inevitable, por eso la invitación a la gente para que haga deporte y participe en las actividades”, agregó el entrenador.

En cuanto a futuros torneos, el club Rancho Peñasco manifestó su intención de realizar un campeonato de verano para la segunda quincena de febrero.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital