Crédito fotografía: 
Cedida
Según un estudio de Chiledeudas.cl, casi la totalidad de los afectados consideran esta práctica como una presión abusiva. En ese sentido, este miércoles, la Cámara de Diputados aprobó y despachó al Senado, un proyecto de ley que limita este tipo de llamados durante los estados de excepción.

Un reciente estudio de Chiledeudas.cl reveló que el 53% de la población de la Región de Coquimbo recibe de tres a cinco llamados diarios de cobranza de sus acreedores, mientras que el 34% de los encuestados incluso reciben más de cinco de estos llamados al día.

Un cifra que preocupa sin duda, pero que deja visible el drama que ha supuesto el aumento del endeudamiento en la región y el país, producto de las consecuencias generadas por la pandemia del coronavirus.

Basta recordar que a nivel nacional, existen hoy 5 millones de chilenos con morosidad financiera, con proyecciones de crecer a 6 millones de habitantes del país hacia fines de año por el Covid-19, mientras que la población que se encuentra en la categoría de sobreendeudamiento es de aproximadamente 10 millones de personas actualmente.

Ahora bien, respecto a los llamados, Guillermo Figueroa, director de Chiledeudas.cl., sostiene que en total, un 80% de quienes están sobreendeudados, reciben algún llamado exigiendo el pago de la deuda al menos una vez cada día.

“Nuestro estudio reveló algo importante al respecto: el 91% de las personas encuestadas creen que estas prácticas son abusivas y que representan una presión excesiva”, señala Figueroa.

El problema a su juicio, es que el 83% de los encuestados no han denunciado esta negativa situación frente a entidades como el Sernac, y solamente el 2,5% concretó una demanda al respecto, mientras que el 14,5% restante está evaluando una acción de este tipo, pese a que existe la posibilidad legal de enfrentar estas presiones indebidas de los acreedores.

“En una crisis tan fuerte como la actual, los acreedores no han estado a la altura. Hay que considerar que el 46% de quienes participaron en nuestro estudio dejaron de pagar sus créditos sólo porque la pandemia del Covid-19 los dejó sin ingresos y, es más, el 33% se vio obligado a caer en la morosidad financiera ya que su economía personal quebró por la contingencia sanitaria. Falta más flexibilidad de bancos y multitiendas en estos tiempos”, afirmó el experto.

Iniciativa avanza en el Congreso

En tanto, este miércoles, la Cámara de Diputados aprobó y despachó al Senado un proyecto de ley que busca restringir al mínimo las llamadas por cobranza telefónica debido al excesivo acoso que han cometido algunas compañías, en especial durante la actual emergencia sanitaria.

Al respecto, el diputado Juan Manuel Fuenzalida, uno de los autores de dicho proyecto, explicó que esta iniciativa limita a una vez al día las llamadas que tienen como objeto informar al consumidor sobre la existencia de una deuda o el vencimiento de una o más cuotas, estableciendo que el contacto se puede realizar sólo en días y horarios hábiles, y no así en cualquier momento, como ocurre en la actualidad.

Al mismo tiempo, se contempla que si existe un estado excepción constitucional como el de ahora, las empresas sólo podrán contactar a los clientes hasta dos veces al mes. La medida se extendería hasta 60 días después de finalizado el decreto.

“Con este proyecto, ninguna persona en el país podrá recibir más de una vez al día un llamado para notificarles sobre el vencimiento de alguna cuenta. Y si llegamos a estar en un estado de excepción como ahora, esos llamados de cobranza no podrán ser más de dos al mes”, subrayó el parlamentario.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital