• Ante la llegada de nuevas heladas a los valles interiores de la región, se recomienda que, incluso aquellas cultivos que se encuentren bajo invernadero como los de la imagen, puedan ser cosechadas cuando el grado de madurez sea aceptable. (FOTO: CEDIDA)
A los hortaliceros perjudicados por este fenómeno, se suman en menor medida, productores frutícolas y apicultores. Respecto a los organismos del agro, su personal continúa en terreno el catastro de daños, mientras se llamó a los agricultores a aplicar métodos de prevención en sus cultivos ante las permanentes bajas temperaturas.

Más de 250 productores afectados por la sequía arrojaba el último catastro realizado por los equipos de PADIS y PRODESAL de INDAP, quienes, junto con ayuda de SAG e INIA, se encuentran recorriendo la región para seguir levantando información sobre los daños que este fenómeno ha dejado en el mundo agrícola.

Cabe señalar que este número puede seguir subiendo, pues dichos datos corresponde a la información que se tenía a mano pasado el mediodía de ayer.

De hecho, según esa misma información, la provincia del Limarí era la más afectada, pese a que el fenómeno afectó a toda la región, siendo las comunas de Ovalle, Monte Patria y Punitaqui, las que presentaban más afectados. Además, desde la gobernación provincial se hizo saber que también existían predios afectados en la comuna de Río Hurtado.

En ese contexto, se llevó a cabo en la capital limarina una reunión encabezada por el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes y el director regional (s) de INDAP, José Sepúlveda, quienes intercambiaron información de primera mano proveniente de los propios encargados de los grupos PADIS y PRODESAL de esta institución, quienes durante estos días han recorrido toda la región para llevar a cabo el catastro de daños.

Al respecto, se ratifica que los principales afectados fueron los productores hortaliceros, pero también se registran daños en frutales, como cítricos y paltos, e incluso, se han registrado afectaciones en actividades como el sector caprino, y en la apicultura, donde ha aumentado la mortandad de abejas producto de las bajas temperaturas, especialmente en el sector del valle del Elqui.

Al respecto, el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes reconoció que llevar a cabo el catastro no ha sido sencillo, producto de la enorme dispersión poblacional que se extiende por toda la geografía regional. “Se sigue catastrando para así contar con más información para tener la cantidad definitiva de afectados por las heladas” sostiene la autoridad.

Respecto a los frutales, si bien se registraron daños, el seremi sostiene que el registro de éstos toma más tiempo que las hortalizas “pues los efectos de las heladas sobre estas especies recién se van a manifestar después de tres o cuatro días más”.

Por su parte, el director regional (s) de INDAP señaló que desde ayer ya están activados los protocolos de emergencia de la institución, “lo que significa establecer la comisión regional de emergencia, para levantar esta información, enviarla a nivel central, y poder tratar de tener recursos para ir en ayuda de los afectados. Eso lo vamos a coordinar con las autoridades regionales”.

PREVENIR MÁS PERJUICIOS

Dado que se espera que este fenómeno continúe, pues si bien para este fin de semana están pronosticadas precipitaciones, el fenómeno de las bajas temperaturas se haría presente una vez más en los valles tras estas lluvias.

Ante ello, las autoridades llamaron a los agricultores a estar alertas y preparados para lo cual se está aprovechando la realización del catastro para entregarles una serie de recomendaciones que podrían minimizar los daños en sus cultivos que pudiera generar una potencial helada.

“Creemos que una forma de ayudar es capacitar, enseñar a la gente. Quizás hay cultivos que en algunos sectores no debiéramos seguir insistiendo, pero todo esto no es para hoy día, y por eso tenemos que trabajarlo para el próximo año” sostiene José Sepúlveda.

RECOMENDACIONES

Entre las consideraciones a tener en cuenta frente a las heladas, se debe tener en cuenta que, en caso de las hortalizas, la mejor opción es evitar la exposición de las partes sensibles de los cultivos a dichas condiciones, lo que se logra acelerando la recolección de especies hortícolas sensibles al momento de cosecha o adelantarla cuando el grado de madurez sea aceptable, incluso aquellos cultivos que estén bajo invernadero.

Respecto a los frutales, la recomendación es que, en caso de encontrarse maduros los frutos de paltos, cítricos y olivos, debieran ser cosechados a la brevedad.

Por otro lado, se recomienda mantener estabulados a los animales durante la noche y mañana, permitiéndoles salir hacia el mediodía cuando las condiciones atmosféricas sean menos frías. Esta recomendación es aún más relevante en las hembras que se encuentran en gestación. Además, no se debe descuidar la alimentación de los animales, considerando la cantidad de días en que se mantendrían las bajas temperaturas.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X