Crédito fotografía: 
Christian Armaza
Además de los parlamentarios, el alcalde Claudio Rentería acompañado de vecinos de la comuna y dirigentes sociales se hizo presente en la jornada en donde se entregaron todos los argumentos técnicos y sociales para solicitar al ejecutivo disminuir el precio del peaje de la doble vía que une Ovalle con Coquimbo y La Serena.

Este miércoles pasado, uno de los temas que más ha generado polémica en la provincia del Limarí, como es el alto cobro del peaje de la doble vía de la ruta D-43, cumplió con una de sus fases más importantes: la sesión especial, que se llevó a cabo en la Cámara de Diputados, donde los parlamentarios, principalmente de la región, discutieron sobre los precios elevados de esta vía concesionada y expusieron el problema ante el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine.

Y es que la idea de dicha sesión era dar a conocer todos los argumentos técnicos, sociales, y económicos para solicitar al Estado una solución lo más rápida posible para este problema, el cual ha generado gran molestia entre los usuarios de la carretera, incluso llegando a organizar marchas para manifestar lo que se considera un abuso por parte de la empresa concesionaria en contra de los automovilistas.

En ese sentido, a la jornada llevada a cabo en el Congreso el miércoles pasado, asistieron tanto el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería como vecinos de las localidades aledañas a la ruta, quienes buscaron ser testigos presenciales de la postura de cada uno de los parlamentarios.

En la oportunidad, los diputados de la región de Coquimbo, Pedro Velásquez, Francisco Eguiguren, Sergio Gahona, Juan Manuel Fuenzalida, Daniel Nuñez, Raúl Zaldívar y Matías Walker, independientes de los colores políticos mantuvieron una postura en común, con el fin de solicitarle al Gobierno buscar una fórmula, que podría ser el aumento del subsidio por parte del Estado, para rebajar el peaje y no afectar la economía de las familias que transitan por la doble vía.

En ese sentido, el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería indicó que “fue un gran debate que tiene como única meta rebajar el costo del peaje y esperamos que el gobierno escuche estas peticiones de los vecinos y de los parlamentarios, quienes se unieron independiente de su color político, lo que me parece muy valorable”. 

PREOCUPACIÓN

Desde los movimientos que agrupan a los vecinos a favor de la reducción del valor del peaje, el presidente de la junta de vecinos de la localidad de Pejerreyes, Fernando Elorza, se mostró “satisfecho por la unión de los diputados y por la votación para que se revise el costo”.

No obstante, el dirigente vecinal se mostró preocupado frente a la postura que tomó el gobierno, “de mantener el peaje en 2.500 pesos. La idea es que este subsidio entre al presupuesto de la nación y lleguen recursos directos. Nosotros queremos sensibilizar al gobierno para que entienda que la comuna de Ovalle no es una comuna rica” expresó.

La reacción de Elorza hace referencia a lo señalado por el propio secretario de Estado, quien aseguró que mantener el peaje en 2.500 pesos no sería un cobro excesivo, más allá de aumentar el subsidio del Estado a la ruta.

“Esta obra tiene una inversión de 220 millones de dólares y el Estado subsidió el 67%, pero de todas formas nos comprometemos a buscar una fórmula para darle una solución a los usuarios que transitan por esta vía. Si se hace ese aumento, quedaría a 2.500 pesos actuales, 30 pesos por kilómetros que cuestan otras rutas. No es un cobro excesivo comparado con los cobros que se presentan en otras rutas. Sí son excesivos los 2.900 pesos” aseguró Fontaine.

Desde la agrupación Acción contra el Peaje, su dirigente Rodrigo Gálvez, lamentó que el gobierno opte por dejar el peaje en 2.500 pesos permanentemente, pues “estamos todos unidos para lograr un peaje que creemos debe ser justo, que esté bajo los 2 mil pesos”.

Gálvez recordó que en la oportunidad se entregaron casi 20 mil firmas de ciudadanos que apoyaban la rebaja del peaje, por lo que seguir pagando 2.500 pesos “no sería un logro. Entonces ahora el objetivo estas próximas semanas es seguir haciendo gestiones para bajar el precio del peaje”.

En ese sentido, el ministro Juan Andrés Fontaine, reiteró que “nosotros como gobierno tenemos la voluntad de asumir los problemas heredados y estamos dispuestos a asumir la búsqueda de mecanismos para efectivamente aminorar el alza de peajes desde 2.500 a 2.900 pesos contemplada en el contrato de concesiones”.

Pese a todo, el diputado Francisco Eguiguren afirmó estar optimista, pues explicó,  “tenemos la idea de que logremos rebajar el peaje lo más cercano a los mil pesos, porque creo que es un impuesto que se le ha cargado a los vecinos y esto afecta mucho a su bolsillo y seguiremos luchando para lograr la baja definitiva” aseguró.

Cabe señalar además que todos los parlamentarios de la región aprovecharon la ocasión para hacer un llamado a las empresas de buses que realizan el tramo Ovalle-La Serena, para que no abusen de la situación del peaje para subir el precio de sus pasajes, pues aseguran que no existe justificación, pues el tramo se hace en menos tiempo, de manera más segura y con menor gasto de combustible para las maquinas.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X