Crédito fotografía: 
Cedida
Los presidentes de las Cámaras de Comercio de Ovalle y Punitaqui, -Washington Altamirano y José Torrejón, respectivamente-, alegaron que las ventas navideñas de este año no fueron lo que esperaban, lo que a su juicio se debería a la inflación y al comercio ilegal.

Por Romina Onel

 

En el marco de las recientes festividades navideñas, muchos comerciantes no autorizados se tomaron las calles de distintas comunas del país, incluyendo a la ciudad de Coquimbo, donde un grupo de vendedores ambulantes volvió a posicionarse el centro de la ciudad puerto, a pesar de que en noviembre la situación se había controlado, gracias al Plan de Recuperación de Espacios Públicos.

 

En ese contexto es que desde el diario El Ovallino se conversó con los presidentes de las Cámaras de Comercio de Ovalle y Punitaqui, para saber si es que esta situación también afectó las ventas navideñas de este año en las ciudades limarinas.

 

El caso de Ovalle

 

Respecto a esto, el presidente de la Cámara de Comercio de Ovalle, Washington Altamirano, -quien además es presidente de la Federación del Comercio de la Cuarta Región y vicepresidente de la Confederación del Comercio de Chile-, señaló que “en Ovalle también hay un comercio ambulante muy grande instalado en calle Benavente, situación que las autoridades están tratando de solucionar, ofreciéndoles un lugar adecuado, para poder moverlos de ahí”.

 

Ahondando en esto, Altamirano relató que las autoridades de la comuna autorizaron que se instalara una gran cantidad de locales en la Plaza de Armas de Ovalle y en La Alameda de la ciudad, lo que a su parecer los afecta directamente, ya que venden los mismos productos que ofrece el comercio establecido.

 

“Hace mucho tiempo nosotros estamos esperando que los municipios dejen de entregar permisos provisorios, porque quien quiera vender, debería cumplir con los mismos requisitos que los demás comerciantes, ya que de lo contrario se daña al comercio establecido y al país, ya que pagando patentes e impuestos es que se financian las inversiones del Estado”, sentenció Altamirano.

 

En relación a la postura de las autoridades ante esta problemática, Altamirano reconoció que “hemos conversado con el Gobierno a nivel regional y central y sabemos que hay una buena disposición a solucionar el tema, pero al final no toman una decisión y mientras no exista un control fuerte, con penas realmente rigurosas, la gente va a seguir comprando mercadería sin facturas”. 

 

Para Altamirano también se debe tener en cuenta que “hay muchos vendedores ambulantes que se mueven en camionetas último modelo y disponen de una gran cantidad de mercadería, entonces no es solo una cuestión de necesidad”.

 

En cuanto a las ventas navideñas de este año, Altamirano reveló que “aunque se vió mucho más movimiento que en los pasados días, no se cumplieron nuestras expectativas, ya que la gente no tiene el mismo poder adquisitivo que tenía el 2021, con los fondos de retiro y el IFE”.

 

Con relación a esto último, Altamirano explicó que “hay que muchas personas están recelosas, ya que no saben cómo se vendrá la situación económica el próximo año y por otra parte, un alto porcentaje de gente se endeuda en el retail, porque simplemente no tiene otra alternativa, por lo que al final terminan pagando un día de fiesta a seis meses y por unos intereses mucho más altos que los del año pasado”.

 

La situación en Punitaqui

 

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Punitaqui, José Torrejón, expresó que la navidad no se notó mucho en su comuna, ya que con la inflación las ventas no estuvieron muy buenas, lo que les repercute directamente, debido a que tienen que pagar arriendo y los sueldos de sus trabajadores.

 

Al ser consultado por la situación del comercio no establecido en Punitaqui, Torrejón recalcó que “a nuestra comuna han llegado muchos vendedores ambulantes y el problema es que esto está creciendo y los encargados de fiscalizar hacen la vista gorda, contrario a lo que pasa con el comercio establecido, ya que somos controlados constantemente por Impuestos Internos y la Seremi de Salud”.

 

“A mi me encantaría que la educación y la salud fuesen gratuitas, pero todo eso se financia con impuestos y cada vez que alguien los evade causa un daño y es responsabilidad de las autoridades de Gobierno controlar que eso no suceda”, manifestó Torrejón.

 

El presidente de la Cámara de Comercio de Punitaqui también aseguró que “al Gobierno no le gustaría que todos los comerciantes establecidos cerraran sus puertas, pero si no se le pone atajo a esto, eso es lo que va a pasar, porque no hay bolsillo que aguante trabajando a pérdida”.

 

“Todos tenemos derecho a trabajar, pero no es justo es que solo algunos paguemos y menos considerando que se les han ofrecido soluciones, por lo que lo único que queda es poner orden, además el comercio ilegal se presta para vender cosas robadas y tampoco es una instancia en la que los consumidores puedan reclamar si es que compran algo defectuoso, así que el llamado es que ellos también se protejan y prefieran comprar en locales establecidos”, argumentó Torrejón.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...