Crédito fotografía: 
Leonel Pizarro
Advirtiendo una baja siembra de hortalizas en comparación a la misma fecha de años anteriores, el sindicato de campesinos de El Palqui hace un llamado a reforzar a apoyo a la agricultura familiar para evitar un eventual desabastecimiento en los próximos meses. Desde las instituciones oficiales destacan el trabajo del programa asociativo

Si bien el rubro de la producción agrícola es uno de los más esenciales en la vida económica y social de un país, éste tiene muchas aristas y requiere de mucho esfuerzo y coordinación para que sea realmente exitoso y pueda abastecer el mercado nacional y el internacional en perfecto equilibrio.

Para el presidente del Sindicato de Pequeños Productores Campesinos de El Palqui, Fidel Salinas, la balanza del apoyo oficial se inclina hacia la exportación en detrimento de la familia que quiere producir alimentos para abastecer una comuna, quienes no siempre consiguen conexión las autoridades y sus distintos instrumentos de apoyo.

“Las autoridades siempre deben tener claro que tienen que venir a conversar con los agricultores, no sacan nada las autoridades con venir a visitar a las Ferias donde está la materia prima, y no vienen a conversar con los agricultores, con las organizaciones, que tienen mucha gente afiliada y dependen de su trabajo. En esta última visita que hizo el Ministro (de Agricultura Antonio Walker) ninguna organización supo que el ministro estuvo en la zona, no se reunió con ningún dirigente, y eso da una mala señal de las autoridades. La Agricultura Familiar Campesina necesita apoyo, necesita semilla, necesita preparar su suelo, tener a disposición maquinaria agrícola, tener acceso a subsidios para poder desarrollar y reactivar la agricultura, porque si no hacemos eso podemos estar frente a un cuadro de desabastecimiento para noviembre diciembre o enero, porque va a haber muy poco alimento”, explicó Salinas a El Ovallino.

Indicó que actualmente en terrenos productivos de El Palqui se pueden ver a productores sin semilla, terrenos sin arar, invernaderos sin sembrar, y el bono que llegó a algunos, de 105 mil pesos no es suficiente, y que además necesitan trabajar para poder producir para sus familias y para el abastecimiento de las ciudades.

¿Cuál sería la principal crítica al sistema actual?

-“La principal crítica es que el Estado a través de los instrumentos que tiene como el Indap, el Ministerio de agricultura y otros organismos que trabajan al alero del Ministerio, se han preocupado más de la agroexportación que de la Agricultura Familiar Campesina, porque los 22 mil nichos de agricultores familiares que hay en el país, que alimentan las ferias en cada comuna del país nos sentimos desatendidos. Hoy día no vamos a hacer una canasta familiar con cerezas, frambuesas o kiwis. Hoy día hay menos producción de tomates, de hortalizas y de varios rubros, porque los terrenos más fértiles son de las grandes agroexportadoras”, acusó Salinas.

Fortalecimiento de las cooperativas

Por su parte el Ministerio de Agricultura indicó que ha trabajado en reforzar el apoyo a la asociatividad, considerándola como un desafío que trae beneficios para los agricultores involucrados, rompiendo con el individualismo y convirtiendo a pequeños en grandes productores, posibilitando así el cooperativismo moderno.

En esta línea el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) cuenta con el Programa de Asociatividad Económica (PAE), que tiene como objetivo el desarrollar y/o fortalecer las empresas asociativas campesinas y los grupos preasociativos a través de la optimización del negocio, la estructura organizacional y la articulación con el mercado, contribuyendo a la economía de la agricultura familiar campesina.

A nivel nacional durante 2020 el PAE cuenta con un presupuesto de $1.744 millones —un 11% más respecto del año pasado—, y se proyecta que se entregue atención a 215 cooperativas, Empresas Asociativas Campesinas (EAC) y grupos de emprendedores.

En la región de Coquimbo son cuatro las unidades operativas que trabajan actualmente bajo el alero de la mencionada iniciativa, entre ellas se cuentan la Cooperativa Agrícola de Emprendedores de Huentelauquén, de la comuna de Canela, y la Cooperativa Agrícola de Pan de Azúcar (AGRODEPA), de Coquimbo, las que han visto crecer sus negocios y que recientemente han sido beneficiadas con la renovación de contrato con sus asesores.

Los usuarios de INDAP pueden contar con la institución en sus distintas etapas de crecimiento, tal como lo señaló su director regional José Sepúlveda: “hemos realizado las licitaciones públicas que nos permitirán seguir trabajando con la Cooperativa Agrícola de Pan de Azúcar (AGRODEPA) y la Cooperativa Agrícola de Emprendedores de Huentelauquén, ambas por medio del programa PAE abarcando el período 2020-2022. De esta manera, continuaremos acompañando a los pequeños productores buscando fortalecer las empresas asociativas campesinas y los grupos preasociativos en sus distintas áreas, además de ayudarlos con la articulación con el mercado”.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital