• Hacer correcto uso de las maquinas de aplicación, y con ello, desarrollar un manejo integrado de plagas del nogal, fue el objetivo principal de la capacitación desarrollada por INIA a un grupo de agricultores del Limarí y Choapa.
Desarrollado por INIA, con este proyecto se busca transferir conocimientos a los productores para que desarrollen un manejo integrado de plagas del nogal y con ello, disminuir la aplicación de insecticidas en los cultivos.

Profesionales delInstituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA Intihuasi, capacitaron a agricultores del Limarí y Choapa en temas como mantención, calibración  y utilización de equipos de aplicación para el manejo de huertos de  nogales, trabajo que se desarrolló en el marco del Programa de Difusión y Transferencia en Manejo Integrado de Plagas en Huertos de Nogales para productores de las provincias del Limarí y Choapa, ejecutado por INIA y con apoyo de CORFO.Ess así como 40 agricultores llegaron a la actividad en terreno desde distintos puntos de la provincia, actividad que fue realizada en La Chimba, Ovalle, instancia en la cual pudieron aprender de manera teórica y práctica, cómo utilizar de forma óptima los equipos de aplicación de plaguicidas y  herbicidas. Este trabajo permite a los agricultores conocer la cantidad apropiada de mezcla a utilizar, cómo regular los pulverizadores hidráulicos de pitón y de mochila.“La correcta mantención y calibración de equipos de aplicación de plaguicidas, es una de las grandes falencias que posee nuestra agricultura, por esta razón a través del proyecto MIP nogales, decidimos traer un  especialista en maquinaria agrícola. En Chile hay pocos especialistas en este tema, por suerte en INIA tenemos dos profesionales de vasta trayectoria en esta área” explicó Claudio Salas investigador en Entomología de INIA Intihuasi y director del proyecto.Luis Abarca, especialista en maquinaria agrícola de INIA Rayentué de la Región Libertador Bernardo O’Higgins, y expositor de la jornada, describió la importancia de utilizar bien los equipos para obtener beneficios ya que permite, “mejorar la eficacia y eficiencias de los plaguicidas aplicados en los cultivos de nogales”. Destacó a su vez, que durante el Día de Campo se enseñó “cómo regular pulverizadores de mochila para mejorar la eficiencia de herbicidas principalmente  y también regulamos pulverizadores hidráulicos de pitón, para mejorar la calidad de eficiencia en los árboles para el control de plagas y enfermedades. El beneficio para los agricultores es mejorar el control de plagas y enfermedades, disminuir la contaminación  ambiental provocada por escurrimiento y la deriva de aplicaciones, por otro lado permite  disminuir los costos de aplicación y proteger también  la salud de los trabajadores agrícolas y del operador, que es quien ejecuta la aplicación”.Ingrid Suarez, proveniente de la localidad de El Espina, Río Hurtado, y quien es productora de níspero, paltos, membrillos señaló que “aprendí de las boquillas, ahora sé que se pueden comprar sueltas, estoy aprendiendo y eso me gusta”. Por su  parte Juan Rojas quien trabaja en el sector agrícola de Pichasca agregó que “uno aprende con esta actividad cosas que no ha visto, que no sabemos, aprendí varias cosas que voy a aplicar después”.El proyecto desarrollado por el INIA busca transferir conocimientos a los agricultores para que desarrollen un manejo integrado de plagas del nogal, con la finalidad de poder reducir la dependencia exclusiva de insecticidas dando sustentabilidad y competitividad a las producciones de nueces en el Limarí y Choapa. 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X