• Cerca de 30 mil millones de pesos serán destinados para la modernización de los sistemas de riego en la región.
Crédito fotografía: 
EL DIA
En conversación con El Ovallino, el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes, indicó que dichos recursos irán a reforzar áreas como la incorporación de tecnología a los sistemas de regadío y a revestir los canales que aún no están en dicha condición. El objetivo es ahorrar hasta en un 30% el agua utilizada para el riego agrícola.

Más de 7.600 kilómetros de canales de regadío se extienden por la región de Coquimbo.

La provincia del Limarí tiene un especial protagonismo en este ámbito, pues este territorio concentra el mayor sistema de regadío de la región, gracias a los embalses que aquí se emplazan.

No obstante, de los más de 7 mil kilómetros de esos canales, sólo 4.600 se encuentran revestidos de alguna forma –con geomembranas o mantas de hormigón- , faltando algo más de un 40% por revestir.

Esta situación no es menor, pues en un contexto de creciente falta de agua para el riego, se hace necesario contar con una infraestructura de regadío que sea adecuada y eficiente para un correcto manejo del recurso hídrico, evitando sufrir así, las altas pérdidas de agua que hoy se registran, las cuales pueden alcanzar hasta un 70% por no contar con canales revestidos.

En entrevista con El Ovallino, el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes, señaló que con ello se busca dos objetivos: eficiencia en el manejo del recurso hídrico y con ello, un ahorro importante del agua utilizada para riego.

“Tenemos 75 mil hectáreas en frutales y en promedio, se están usando para riego entre 10 mil a 12 mil metros cúbicos de agua anuales para estos cultivos. Esto implica que estamos usando unos 75.000 millones de metros cúbicos de agua, que es la capacidad máxima de agua que podemos embalsar en la región. Pero aun así estamos en crisis, tenemos problemas con la disponibilidad de agua” argumenta la autoridad.

En ese sentido, Ordenes señala que “si fuéramos capaces de reducir en un 30% esa agua que nosotros estamos utilizando, podríamos estar ahorrando unos 22.500 millones de metros cúbicos, solo en riego intrapredial. Esto equivale a tres embalses” explicó.

INVERSIÓN PARA RIEGO

Al respecto, el titular de la cartera regional de Agricultura, es necesario “buscar los mejores mecanismos” para llevar adelante las obras que se requieren para concretar la tan ansiada modernización agrícola.

“Nuestra idea es aumentar la cantidad de kilómetros de canales que aún nos falta por revestir y entregar de forma más eficiente el agua. Un canal revestido nos disminuye los tiempos de conducción y por lo tanto, disminuye los tiempos de los turnos de riego de los agricultores, por ejemplo” señaló.

Pero además, la introducción de tecnologías para manejar el riego – tiempo, frecuencia, control – también es un punto importante que se debe introducir si es que se aspira a una optimización del uso de agua, y por ende, a una agricultura moderna.

“La agricultura para la producción de alimentos, depende del agua. Si no tenemos agua vamos a tener graves problemas para poder generar desarrollo para el sector agrícola. Hacia el año 2050, la demanda por alimentos se va a incrementar en un 70%, por lo tanto el desafío como país es ver cómo vamos a dar abasto y satisfacer dichas necesidades, con menos terreno y con menos agua” señaló el seremi.

Para ello, la autoridad anunció que para los próximos dos años, el Ministerio de Agricultura, a través de la Comisión Nacional de Riego (CNR), e INDAP, invertirán aproximadamente unos 30 mil millones de pesos para la modernización de la infraestructura de riego y entregar con ello, seguridad a los agricultores. “Más que aumentar la superficie (de riego), queremos avanzar mejorando lo que ya tenemos” señaló.

TRABAJO CON LAS COMUNIDADES

Cabe señalar que todos estos recursos serán destinados a los concursos de fomento que pone a disposición el INDAP y la CNR, los cuales serán dirigidos no sólo a los tradicionales grupos de agricultores, sino también a la pequeña agricultura familiar campesina y las comunidades agrícolas del Secano, fuertemente afectados por la sequía.

“Esto nos abre un abanico enorme para poder apoyar a esos sectores que anteriormente habían sido postergados. La idea es que se pueda incluirlos con estos tipos de proyectos, entre los cuales destaca la incorporación de  tecnología. Eso nos va a permitir ir mejorando y ser mucho más eficiente en la gestión hídrica que tenemos acá a nivel regional” sostuvo el seremi Rodrigo Ordenes.




Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...









X