Crédito fotografía: 
Cedida
De los 111 locales de expendio de comida y bebida, 56 ya están abiertos para la atención presencial, mientras que otro porcentaje se encuentra en proceso de reapertura, mientras que 23 se encuentran cerrados.

Tras el paso a la Fase 4 en la ciudad de Ovalle, el sector gastronómico ha comenzado a reactivarse. Si bien sólo pueden operar a un 50% de su capacidad, los restoranes comienzan a abrir lentamente sus puertas, confiando en que poco a poco retomarán sus funciones.

Es que el retorno a la actividad no es sencillo, ya que los distintos lugares de expendio de comidas y bebidas deben cumplir con los distintos protocolos sanitarios que establece la autoridad de Salud para poder tener una apertura segura y confiable.

Si bien un 20% de los restoranes había comenzado la atención presencial en sus terrazas con el inicio de la Fase 3 o Preparación del Plan Paso a Paso, este lunes la totalidad de estos locales en la comuna y la región están habilitados para recibir a los comensales en espacios cerrados, respetando la normativa sanitaria, pero no todos abrieron.

Según el Departamento de Fomento Productivo y Turismo de la Municipalidad de Ovalle, existe un registro de 111 restaurants con sus patentes al día, de los cuales en la actualidad 56 se encuentran abiertos, 12 en proceso de reapertura, 20 ofreciendo servicio delivery, mientras 23 permanecen cerrado.

Ello significa que un 50% de los restaurantes de la comuna ya han abierto, un 11% se prepara para hacerlo, y el 18% presta servicios a domicilio. El 21% restante corresponde a los locales que aún no abren.

Cabe destacar que desde hoy, el municipio de Ovalle ha dispuesto de capacitaciones de Protocolo Covid para restoranes, las que se desarrollan de manera virtual y presencial durante la próxima semana.

“Si tenemos en cuenta que es la primera semana de reapertura, como municipio nos pone satisfechos saber que nuestro sector comercial ya alcanza el 50% de activación, ya que iniciamos con ello la reactivación económica de nuestra comuna. Esta apertura viene de la mano con contratación de personal lo que es muy necesario en estos tiempos”, señaló Eric Castro, jefe del Departamento de Fomento Productivo y Turismo del municipio local.

Para el rubro gastronómico, la reapertura de sus restoranes significa un nuevo comienzo responsable, para no retroceder de fase y cumplir con las medidas sanitarias impuestas. Por ejemplo, el restorán Fuente Toscana tiene la posibilidad de recibir hasta 75 clientes, debido también a una ampliación del lugar realizada recientemente.

“Desde que pudimos abrir, los clientes se han comportado de muy buena manera, han hecho caso a la gran mayoría de protocolos que hemos establecido. Por nuestra parte, estamos muy satisfechos porque hemos recibido a un gran número de clientes.

En nuestro caso, tuvimos la oportunidad de agrandar nuestra terraza, lo que nos permite ofrecer un mejor espacio a los clientes. Anteriormente (sin mejoras) nuestra capacidad era de 110 personas”, dijo Juan José Juliá, propietario del restorán.

Mientras que para Cristián Treverton, dueño de El Buen Gusto, también decidió este lunes reabrir a la atención presencial. Tiene a disposición 13 mesas y gran parte de sus trabajadores volvieron a sus labores en el restorán ubicado en calle Victoria, a pasos de la Plaza de Armas.

“Todos los clientes nos preguntaban cuándo íbamos a volver, agradezco a ellos por su preferencia. Llamamos a nuestro personal, más que una empresa somos una familia, las garzonas volvieron a trabajar., mantuvimos el retiro en el local y el delivery y ahora se respetan las normas sanitarias, el local se ve más despejado. Nos sacamos la mugre por brindar un buen servicio y que ellos e sientan conformes”, sostuvo Treverton.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X