Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
El regreso a la fase dos de la cuarentena ha encendido una luz de esperanza para el alicaído comercio local, que ve como una segunda oportunidad la decisión que permite abrir desde el lunes algunas tiendas de artículos que no son necesariamente básicos. Ambulantes con permisos municipales esperan les permitan volver a las calles.

La decisión de pasar a Ovalle de la fase más rígida de la cuarentena, a una más flexible, o etapa de transición, ha generado en los comerciantes de distintos niveles un clima de optimismo y expectativa por lo que pueda resultar, ya que están conscientes de que la responsabilidad de mantenerse en la Fase 2, y de bajar a una eventual Fase 3, depende de la responsabilidad del comercio y de la clientela en las próximas semanas.

Si bien el anuncio indica que la medida comienza a regir desde el sábado, en la práctica los comercios de insumos no prioritarios podrán abrir sus puertas desde el lunes, tras seis semanas con los candados cerrados.

En tal sentido el presidente de la Cámara de Comercio de Ovalle, Washington Altamirano indicó a El Ovallino que el anuncio significa darle una oportunidad a la gente que se ha comportado y que ha guardado los protocolos.

“Es una buena noticia para todo el comercio que ha sufrido desde el 18 de octubre del año pasado, tras el estallido social y luego en marzo con la pandemia, que ha afectado a una cantidad impresionante de pequeños emprendedores y empresarios de todos los sectores, sobre todo de turismo, restaurantes, bares, cafés, que no han podido vender nada, y hay muchos de ellos que están quebrados y no sabe uno si podrán abrir más adelante o no”.

Señaló el dirigente gremial que muchos de los comerciantes que ya venían registrando pocas ganancias o pérdidas, con el mes de cuarentena total es muy difícil que puedan abrir nuevamente sus negocios.

“Un negocio que deja de funcionar un par de días y ya produce problemas económicos, con un mes, es poco factible que puedan abrir. Además hay compromisos con los colaboradores que complican mucho más el ambiente”.

Aseguró que son muy pocos los comerciantes que han podido mantenerse con las actuales condiciones, o que incluso han superado sus expectativas, pero que la mayoría lo ha pasado muy mal, advirtiendo además que a pesar del compromiso oficial de ofrecer apoyos e incentivos, estos no son suficientes y no llegan a todos los comerciantes.

Reglas claras

Destacó Altamirano que al regresar a las labores debería ser estricto con quienes quieren ejercer el comercio ambulante, ya que las condiciones sanitarias no permitirían tomas las aceras para ese tipo de actividad.

“No pueden estar en la calle, no deberían, porque se provoca un embudo y para poder pasar estás chocando con la demás gente, y eso es uno de los grandes problemas. Aquí, el comercio establecido cumple los requisitos y las reglas, pero no hay fiscalización para los que están en las calles”, estimó Altamirano.

Preocupación

En tanto Yasna Mercado, propietaria del Bazar Julieta, y una de las organizadoras de los comerciantes del Pasaje Benavente, señaló que los alojados de ese recinto han mostrado optimismo por el anuncio de la medida, porque es una nueva oportunidad de abrir sus negocios.

“Por lo menos vamos a poder trabajar, no en su totalidad, pero al menos a media máquina podemos abrir y generar algo, que es mejor a estar cerrados. Nosotros siempre nos preocupamos por cumplir y hacer cumplir las normas sanitarias, no solamente por las reglas, sino por nuestra salud y la de nuestras familias”, aseguró Mercado.

 

 

Ambulante expectativa

Un segmento del comercio que no tiene claro hasta ahora si podrá volver a atender a su público es el del comercio ambulante con permiso precario municipal, ya que la normativa en su caso no está completamente clara.

El presidente del sindicato Los Lobos de Comerciantes Ambulantes con Permisos, Bladimir Mieres, señaló a El Ovallino que todavía no tienen claro su horizonte, siendo que el último permiso recibido venció en septiembre y que solo por compromiso les habrían prometido una nueva autorización hasta diciembre.

Indicó que este lunes se realizaría una reunión con representantes de la municipalidad para coordinar la situación.

“Nosotros como muchos necesitamos salir a trabajar, pero como no tenemos el permiso vigente eso podría ser un problema. El compromiso era renovarnos el permiso hasta diciembre, pero se atravesó la cuarentena. Nosotros estamos prestos a buscar soluciones”, señaló el dirigente gremial.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital