• La utilización de controladores de riego, sistema que es monitoreado por sondas conectadas a internet, ha permitido rebajar hasta en un 40% el uso del recurso hídrico en los campos de los cooperados de CAPEL.
Crédito fotografía: 
CEDIDA
Se trata de la aplicación de un sistema monitoreado por sondas conectadas a internet, las que han salvado sus viñedos y reducido en forma importante las pérdidas por el efecto de la falta de agua.

No es novedad para nadie la situación de escasez hídrica permanente que afecta a la región y a la provincia del Limarí. Por esa razón, tanto grandes como pequeños productores han debido investigar e invertir en nuevas tecnologías para adaptarse al nuevo escenario hídrico en la región.

Es así como un grupo de cooperados de CAPEL, han logrado mitigar parte los efectos generados por la sequía, a través de la utilización de controladores inteligentes de riego, que han permitido rebajar hasta en un 40% el uso del recurso hídrico.

Este es un proyecto que se inició el año 2013 en la provincia del Elqui, pero que debido a sus positivos resultados ha sido incorporado poco a poco por productores del Limarí y Choapa, quienes a través de la utilización de este sistema monitoreado por sondas conectadas a internet, han salvado sus viñedos y reducido en forma importante las pérdidas por el efecto de la falta de agua. 

LAS VENTAJAS DEL PROYECTO

Sobre el origen del proyecto, el profesor de la Universidad de Chile, Rodrigo Callejas, encargado de llevar adelante este paquete tecnológico de riego creado por UCHILECREA  (Centro Regional de Estudios Agronómicos y Ambientales de la Universidad de Chile), se refirió a las garantías que ofrece el uso de estas unidades pilotos.

“De acuerdo con nuestra experiencia de 19 años de trabajo en frutales y vides, es factible ahorrar en promedio a lo menos 2.100 metros cúbicos por hectárea en el riego tecnificado, gracias a la utilización del paquete tecnológico UCHILECREA basado en el control inteligente del riego, el uso de sondas de capacitancia y la capacitación de productores. Estos logros dejan de manifiesto, que existen los medios para enfrentar los efectos negativos que se proyectan en el corto plazo debido al cambio climático” señaló el académico.

Además, Callejas también se refirió a los resultados que se podrían alcanzar si todos los productores de CAPEL se sumarán al uso de estos controladores de riego.

“Si lográramos incorporar la tecnología en todos los productores de CAPEL, el ahorro anual se estima en cerca de 10 millones de metros cúbicos, generando en 3 años volúmenes acumulados equivalentes al Embalse El Bato (25.500.000 de metros cúbicos), llegando al quinto año  a equiparar la capacidad del Embalse Corrales (50.000.000 de metros cúbicos)” agregó.  

Callejas puso como ejemplo al momento de demostrar las ventajas del sistema respecto al aporte al ahorro de agua de riego, la construcción del embalse Valle Hermoso en Combarbalá, explicando que éste gran tranque de 20 millones de metros cúbicos, “tuvo un costo que alcanzó los 50 mil millones de pesos, todo esto sin considerar las 117 hectáreas inundadas, las 499,5 hectáreas expropiadas, los 4 años de duración de su construcción y la ralentización de las grandes obras en la actualidad, por diversas situaciones ajenas a las técnicas” agregó.

Ello representa sin duda, todo un costo que el Estado y los privados deben asumir en un contexto de escasez hídrica, lo que ha se ha transformado en un problema central y permanente, cuyo principal afectado es justamente, el mundo agrícola y rural.

INNOVACIÓN EN MATERIA HIDRICA

En ese sentido, el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes sostuvo que “la agricultura regional se enfrenta a grandes retos, como los derivados de los compromisos internacionales, relacionados con el medioambiente, el clima y el desarrollo sostenible. De hecho, el gran reto al que nos enfrentamos todos, es conseguir alimentar a una población creciente y hacerlo con un uso limitado o incluso menor de recursos naturales”.

“Es necesario promover diferentes medidas, para conseguir el desarrollo de una agricultura inteligente y sustentable, algo que como ministerio estamos enfocados en llevar a cabo a través de los distintos instrumentos que tenemos a disposición de nuestros agricultores” agregó la autoridad.

Y es que Ordenes, insistió en que “el agua en materia de innovación es crucial y debe estar enfocada en promover un uso eficiente del recurso” a través de la incorporación de herramientas para la gestión del riego, así como la optimización del consumo energético en redes de riego a presión y la utilización de nuevas líneas de trabajo.

“Estamos enfocados en modernizar nuestros campos, en brindar alternativas a nuestros agricultores para que puedan producir de una manera más eficiente, más sustentable, acorde a los tiempos en que vivimos donde la sequía y otros efectos del cambio climático, se han transformado en condiciones estables en nuestra región” afirmó al respecto, el titular regional de Agricultura.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X