Crédito fotografía: 
Cedida
Planes de capacitación laboral, talleres y acuerdos con empresas exportadores de pasas, además de la entrega de recursos de emergencia, han sido parte de las últimas medidas que se han puesto en marcha los últimos meses para ir en auxilio del rubro.

 

El derrumbe del precio de la uva de mesa Flame en el mercado norteamericano, principal mercado de exportación de esta variedad, generó una crisis sin precedentes en el agro de la zona.

Particularmente golpeada ha sido la comuna de Monte Patria, donde se concentra buena parte de los campos de exportación, pero también se registran afectaciones en Ovalle y en la comuna de Vicuña, en la provincia del Elqui.

A eso hay que agregarle que este año – a diferencia de los años 2016 y 2017 – ha sido particularmente seco, pese a que hoy, los embalses se encuentran llenos, pudiendo asegurar hasta tres temporadas agrícolas más. No obstante, existen zonas en la región de Coquimbo que presentan cifras que superan más del 50% de déficit hídrico. Y como era de esperar, esta situación ha generado un alto impacto fundamentalmente en la agricultura, ya afectada por la crisis de la uva.

“Es una catástrofe para el sector. Es una verdadera situación crítica porque estamos llegando al extremo que de pudiesen incluso embargar algunos fundos” señalaba hace unos meses, un preocupado Floridor Solar, pequeño agricultor y productor de uva de mesa de la zona del valle del río Huatulame, en Monte Patria, una de las zonas más afectadas por la crisis.

Fidel Salinas, presidente del sindicato de agricultores de El Palqui, Fidel Salinas, coincide con esta situación, asegurando que “los agricultores han quedado de brazos cruzados, porque hay algunos de ellos que tienen compromisos bancarios y hoy día no tienen los recursos para poder cumplir, porque no pueden. De hecho, ya hay bancos que están embargando predios y lamentablemente, a veces, éstos no han comprendido y no han sido generosos con la agricultura familiar campesina”.

Según los datos que maneja la autoridad, sólo en la comuna de Monte Patria, casi 4 mil hectáreas de uva de mesa han sido afectadas. Durante la última temporada exportadora, más de 7 millones de cajas fueron enviadas a los Estados Unidos con un valor menor al costo, lo que obviamente se tradujo en números negativos y graves pérdidas para los agricultores, en su gran mayoría, medianos y pequeños.

Otro de los desafíos al que hay que enfrentar, es el casi probable desempleo que se genere por esta crisis. De hecho, en la comuna de Monte Patria, ya se han perdido al menos 2 mil puestos de trabajo, y de aquí, al periodo de cosecha, se podrían perder entre 2 mil y 3 mil fuentes más de empleo.

Juan Carlos Laguna, productor y representante de los agricultores de uva de mesa del valle del Río Huatulame, explicó que el periodo de cosecha representa para muchos jóvenes y personas de la zona “una fuente laboral importante”, pues representa un ingreso importante tanto para estudiantes como para familias. “Pero ahora no lo van a tener. Porque al no haber packing, no va a haber cosecha de exportación y ellos no van a tener trabajo” señala.

“Estas son personas que trabajaron durante todo un año para generar su producción y ahora están endeudados” señaló por su parte, el edil de la comuna, Monte Patria.

SITUACIÓN DE EMERGENCIA

Ante el oscuro panorama, diversas entidades relacionadas con la agricultura, tanto organizaciones gremiales, sindicales como las propias autoridades, han mantenido desde entonces frecuentes contactos y reuniones para abordar la crisis y planificar las herramientas necesarias para poder encontrar a este intríngulis social y económico. 

En ese sentido, aquellas herramientas que se han puesto en marcha se han enfocado en tres puntos fundamentales: generar y apuntalar la mano de obra agrícola ante el probable aumento del desempleo producto del cierre de viñas, impulsar instrumentos que generen capital de trabajo y financiamiento para este año, así como comenzar a planificar nuevas estrategias de desarrollo agrícola y cambios en la base productiva a través de un proceso de reconversión productiva.

En ese sentido, el alcalde de Monte Patria, Camilo Ossandón, rescató que este problema se ha enfrentado en conjunto, con todos los actores del agro, y en efecto, lo primordial hoy es “abordar un proceso de reconversión profunda, que sea sostenible con el medio ambiente, ya que los cambios climáticos que se están dando en la comuna, nos va a afectar muy probablemente respecto a las condiciones hídricas que tengamos disponibles para la producción agrícola”.

“Hay que hacer un proceso de transformación que se tome con mucha precaución, pero que además vaya directamente a solucionar los cultivos o la forma de trabajo de la agricultura, considerando la poca agua que vamos a tener” agregó.

PASAS, CAPACITACIONES Y RECONVERSIÓN

Ha sido durante los últimos meses que se han puesto en marcha las primeras medidas gubernamentales para ir en ayuda de los productores, quienes en más de una oportunidad, se han reunido con las autoridades locales y regionales como la intendenta Lucía Pinto, para organizar las ayudas de corto y mediano plazo.

En primera instancia, el tema del empleo aparece como primordial, para lo cual, con la presencia del mismo subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, en Ovalle, se anunció un plan de capacitación y certificaciones para los afectados por la crisis de uva flame.

De esta forma, se indicó que 400 trabajadores de Vicuña y Monte Patria podrán verse beneficiados con las medidas anunciadas por la autoridad, quien explicó que "como ministerio hemos anunciado una inversión de más de 225 millones de pesos que irán tanto a cursos de capacitación como certificación de competencias laborales. Serán 400 cupos para trabajadores afectados de manera que puedan reconvertirse y capacitarse en oficios que generen empleabilidad”, afirmó.

En primera instancia, se entregarán 200 cupos para capacitación a través de Becas Laborales de Sence, que tiene por objetivo aumentar la reconversión y empleabilidad de los afectados a través de 7 cursos con alta demanda laboral en la zona. Y el segundo anuncio fueron 200 cupos en Evaluación de Competencias Laborales, para mejorar las oportunidades de empleabilidad en las personas afectadas. Estas medidas fueron adoptadas tras el estudio conjunto por parte de los municipios y el Ministerio del Trabajo a través del Observatorio Laboral de la Región de Coquimbo.

A ello se agregan las gestiones que tanto representantes de los productores agrícolas como el propio gobierno han realizado para ayudar a los agricultores a reconvertirse en productores de pasas, ante lo cual se han realizado diversas gestiones para que los productores puedan contar con un poder comprador.

De hecho, este martes se realizó en Ovalle una reunión en la que autoridades locales y ejecutivos, dieron a conocer a los productores de uva Flame, las propuestas de las empresas con las que se ha estado en conversaciones para la compra de su producción de pasas: Frutexsa, Pacific Nut y Natural Chile.

Asimismo,  también se dio a conocer la opción que ofrece BancoEstado respecto a la posibilidad de acceso a créditos asociados al rubro de uva de mesa, a tasas más baratas y en condiciones especiales, las cuales no superan el 0,99% de interés mensual y según la realidad de cada agricultor. El objetivo, es mejorar la competitividad de las pymes agrícolas, facilitando así su acceso a tecnología, asesorías técnicas y nuevos mercados.

El seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes, explicó que a través de esta iniciativa, se busca que los productores “puedan vender sus pasas a estas empresas, y a través de una serie de contratos, puedan adquirir a través de BancoEstado, un capital de trabajo y que sus negocios puedan rendir frutos”.

Sobre los contratos con las empresas exportadoras de pasas, Miguel Garrote, jefe comercial de BancoEstado, señaló que estas iniciativas corresponden a una línea de financiamiento que busca a apoyar a los agricultores locales afectados por la crisis de la uva.

“Nosotros queremos ser un aporte al trabajo que está haciendo INDAP y al trabajo que se está haciendo directamente con las empresas comercializadoras que van a venir a comprar las pasas. A través de ellas vamos a generar un contrato con los agricultores y nosotros vamos a financiar ese contrato con condiciones que hoy día mostramos a cada una de los agricultores en la reunión” sostuvo.

Pero además, en la búsqueda de mayores mercados con mejores precios, y con una gama más amplia de compradores, los productores de uva Flame llegaron recientemente hasta el mercado Lo Valledor, en Santiago, para acordar un punto de comercialización directa con este centro de compra y venta, el cual fue gestionado por la seremi de Agricultura en conjunto a INDAP.

La principal ventaja de esto, se traduce en que se hace posible comercializar sin intervención de terceros, por ende más rentable para los productores.

“Ha sido una visita en donde los productores conocieron el funcionamiento de este mercado, que les ofrece una gran alternativa para que ellos puedan vender su producción, ya que tienen serias dificultades en su comercialización. Estuvieron con representantes del Mercado Lo Valledor, donde explicaron el modelo de negocios que ellos tienen, al que pueden acceder nuestros productores, a través de una postura al interior de este lugar” señaló al respecto, el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes.

“Nosotros somos una alternativa más dentro de las posibilidades, creemos que es la alternativa que le pueden sacar el mejor precio y pueden salvar el año. Vinimos a invitarlos, a mostrarle la plataforma de comercialización y con esto que se les abra una posibilidad para vender sus productos” señaló a su turno, el gerente general del Mercado Lo Valledor, Richard Prenzel.

Medidas de mediano y corto plazo que se deben sumar un proceso de más largo aliento como es la reconversión productiva y el impulso al cooperativismo agrícola (ver recuaddro) que aún están por verse.

 

Nueva Cooperativa para la uva de mesa

Los productores de Uva de Mesa de la Comuna de Monte Patria firmaron la constitución de una nueva cooperativa para la zona, la cual está compuesta por 15 productores, la cual pretende abrir nuevos mercados a los distintos productos que provienen de la uva de mesa.

Luis Araya, representante de la agrupación, señaló que esta unión con otros productores, ayudará a mejorar el ámbito económico para todos aquellos que trabajan con este tipo de uva. “Con esto vamos a poder ingresar a los grandes mercados ya que nuestra producción individual no nos permitía hacerlo” afirmó.

Por su parte, el Alcalde de Monte Patria, Camilo Ossandón Espinoza, manifestó que la constitución de nuevas cooperativas es fundamental para potenciar el desarrollo productivo de la zona y seguir posicionando a Monte Patria con sus diferentes productos a nivel nacional e internacional.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X