Crédito fotografía: 
Cedida
Fundación Chile y la Sociedad Nacional de Minería, SONAMI, buscan poner en práctica este proyecto en yacimientos de la región de Coquimbo, zona que presenta una de las mayores cantidades de pasivos ambientales del país.

Las instalaciones de la Minera Altos de Punitaqui, aquí en la Provincia del Limarí, fue el lugar elegido para llevar a cabo de un taller denominado “Estabilidad Química de un Depósito de Relaves y su Relación con las Aguas Circundantes”.

Un título algo complicado para quien no esté familiarizado con una actividad como es la minería, y en especial, en relación a las tecnologías que se están aplicando en estos últimos años para hacer de este importante actividad económica, un rubro que sea sustentable en el tiempo, y lo más amigable posible con el entorno inmediato.

No obstante, y en palabras simples, la jornada realizada en la minera Altos de Punitaqui, está enmarcada en un ciclo de talleres organizados por la Fundación Chile, a través de los cuales, están dando a conocer un sistema de monitoreo por satélite para controlar en tiempo real a los innumerables relaves mineros que se extienden por vastas zonas del norte y centro del país, y en donde la región de Coquimbo, es una de las zonas con mayor presencia de estos pasivos ambientales.

Es así como el denominado “Programa Tranque” elaborado por la Fundación Chile, y que a su vez, es financiado por la Corporación de Fomento de la Producción, CORFO, busca ser un mecanismo de avanzada para desarrollar lo que llaman “una minería responsable”.

“Queremos monitorear los 740 depósitos de relaves mineros que existen en Chile a través del trabajo mancomunado entre el sector público y privado. Y justamente del sector privado, hace algunos meses se ha incorporado toda la mediana minería nacional. Todos juntos buscamos dar una solución país”, destacó al respecto, Carla Calderón, profesional del área de Proyectos de Fundación Chile y una de las relatoras del taller.

OJOS VIGILANTES DESDE EL ESPACIO

Un dato no menor dado a conocer en dicho taller, es que de los 740 depósitos de relaves mineros catastrados en el país, 170 están abandonados. De estos 170, según registro de SERNAGEOMIN actualizado al 27 de marzo de 2018, 102 se ubican en la región de Coquimbo. He ahí la relevancia de este monitoreo que se desarrollará con imágenes satelitales que otorgarán antecedentes para verificar si un muro de un tranque, por ejemplo, ha sufrido alguna alteración en cuanto a su posición original.

En efecto, uno de los principales objetivos de este programa es desarrollar un sistema estandarizado de monitoreo y alerta temprana para depósitos de relave que, a través de una plataforma de gestión de información, proporcione a los actores involucrados (autoridades, compañías mineras y comunidades) información oportuna, de calidad y confiable sobre el desempeño de los depósitos en ámbitos de estabilidad física y química.

El propósito final es fortalecer la gestión operacional preventiva y mejorar la comunicación y la respuesta entre las partes ante situaciones de eventuales emergencias.   

En ese sentido, para el director de SERNAGEOMIN Región de Coquimbo, Emilio Lazo, la idea “es establecer este sistema de monitoreo en el tiempo, ojalá online, y bajarlo de la gran a la mediana minería. Para nuestra región esto muy relevante debido a la actividad minera que tenemos y en común acuerdo con todos los actores, debemos establecer indicadores para el monitoreo”.

Leandro Herrera, doctor en Ingeniería bioquímica de la misma institución, se refirió a este programa señalando que “la forma en que vemos la fiscalización debe ser colaborativa y asistida por informática, con todas las telecomunicaciones y la inteligencia artificial moderna, de manera que podamos ver remotamente que una laguna está creciendo demasiado, que una revancha está muy reducida, que los niveles freáticos están en una tendencia al alza, etc. La idea es advertir al proyecto minero lo que está pasando con anterioridad, para ponerse de acuerdo en cómo se va a tratar el problema”.

En tanto, para el superintendente de Asuntos Externos de Minera Altos de Punitaqui, Jaime Muñoz, existe conformidad por haber dispuesto las instalaciones de la compañía para realizar este ciclo de talleres para la región de Coquimbo enfatizando que “hoy, la minería debe hacerse cargo del impacto que producen los tranques de relaves y este programa, guiado por la gran minería, para nosotros como mediana minería, que debemos ser flexibles e innovadores, nos genera un desafío que sí o sí debemos tomar. Los tranques de relaves son es el gran tema del futuro de la minería”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital