Crédito fotografía: 
Cedida
Testimonios de un sector que le da significado a la palabra esfuerzo, y que está forjada en el pasado, presente y futuro de la nación.

A través de los testimonios de sus protagonistas la pequeña minería demuestra por qué es parte fundamental del gran motor que impulsa a todo un país.

 

Víctor Gómez

Presidente Sindicato Pirquineros de Ovalle

Para Víctor la situación se complica mediante la crisis sanitaria, además de trabajar en la faena La Pedida en el sector de Las Cardas, prepara junto a un grupo de Pirquineros una nueva faena que está próxima a abrir en el sector de Pejerreyes.

A raíz de las medidas  de cuarentena, Gómez señala que los permisos han generado algunas dificultades para quienes trabajan en la zona, ya que deben trasladarse de Ovalle a la faena de Las Cardas.

Durante este tiempo, el dirigente comenta que las conversaciones con los demás compañeros se centran en la incertidumbre que genera la pandemia en ámbitos laborales y económicos. Víctor trabaja hace más de 14 años en el rubro de la pequeña minería, y en esta ocasión comenta que la lucha es constante tras la crisis sanitaria.  “Tenemos asumido el cuidado que tenemos que tener hacia el virus. En términos de ayuda, en la minería chica no ha llegado mucha en épocas de pandemia”, declara.

Como conclusión, Víctor sostiene, “la minería es la que mueve Chile y el pirquinero es el que descubre la riqueza a los grandes, a no olvidarse de los pirquineros”, finaliza.

 

Juan Carlos Pastén

Prestador de servicios Trapiches “Caletones”

Juan Carlos junto a su padre Humberto Pastén, prestan servicio a los pequeños mineros de la localidad de Andacollo, en la planta “Caletones”. Para ellos los desafíos durante la pandemia se han enfocado además de las medidas sanitarias, en los cambios de turnos debido a la prohibición de desplazamientos nocturnos. “Había que acomodarse, entonces se cambiaron los turnos de moliendas; antes era de 8:00 a 16:00 de la tarde, de 16:00 a 00:00 y 00:00 a 08:00 de la mañana, ahora nos cambiamos de 06:00 a 14:00 y luego de 14:00 a 21:00 horas. Así quedaron los turnos para trabajar de buena forma”, explica Juan Carlos.

En cuanto a las medidas sanitarias, Pastén indica que la prevención en la planta, “tratamos de mantener medidas estrictas y quién no cumple, no entra. Reforzamos el uso de las mascarillas, la distancia social y nos hemos preocupado de los servicios higiénicos, no hemos descuidamos el agua”, explica Pastén.

Mediante los nuevos tiempos, Juan Carlos señala que la adaptación es muy importante para poder seguir con la actividad. “Es cosa de acomodarse en este tiempo no más, todo tiene solución”, agrega.

Jeovanna Coronado

 Pirquinera de Andacollo Faena El Loa

Hace 7 años que Jeovanna Coronado y Humberto Álvarez trabajan en la faena El Loa de Andacollo, ambos se dedican a la extracción de oro en pequeña minería. Este año, las cosas han cambiado un poco tras la crisis sanitaria, pero a pesar de eso, los pirquineros señalan que la actividad no se ha visto tan afectada como en otros rubros. Así lo explica Jeovanna, “trabajamos con toda la seguridad que hay que tener, en la minas tenemos jabón, lavatorios para lavarnos. Llevamos agua y hacemos todo el proceso. Una vez que llegamos a la mina, nos sacamos la mascarilla, ya que solo estamos nosotros dos y nos ponemos a trabajar. Nosotros no hemos parado, seguimos trabajando”, sostiene.

Durante la jornada de trabajo, Jeovanna comenta que no se ha visto afectada con la pandemia en términos laborales, debido a la modalidad de trabajo,  la cual afirma que no requiere de distanciamiento social o medidas especiales. “ambos seguimos trabajando, nos hemos sentido respaldados y a pesar de no tener complicaciones, mantener medidas preventivas”, señaló Jeovanna.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X