Crédito fotografía: 
Cedida
Se trata de una propuesta elaborada por la intendencia para financiar medidas que permitan abastecer de agua a las familias, adquirir alimentación animal, y comprar estanques de almacenamiento, entre otras acciones.

La Región de Coquimbo está viviendo la sequía más dura de los últimos 40 años. Y en ese contexto, es que el Gobierno ha ejecutado una serie de medidas para ir paliando los efectos de este fenómeno.

Actualmente, la zona está declarada bajo los decretos de Zona de Catástrofe, Zona de Escasez Hídrica y Zona de Emergencia Agrícola; además se está desarrollando un completo plan que aborda las necesidades sociales y productivas el que fue recientemente presentado por la Intendenta Lucía Pinto.

Es por ello que los esfuerzos continúan, y ha sido la propia Intendenta quien propuso destinar 3.253 millones de pesos del Fondo de Desarrollo Regional para seguir apoyando a los más afectados.

“La sequía ha impactado muy fuerte en el mundo rural y campesino. Esto ya es un asunto de suma urgencia y debemos actuar ahora y ser efectivos en hacerle frente a esta crisis. Por eso, estamos impulsando una propuesta que considera una serie de acciones para que desde nuestra región podamos dar respuesta a las demandas de las familias que más lo requieren y apoyar también la gestión que realizan los municipios”, indicó la jefa regional.

Se trata de recursos correspondientes al 5% de emergencia que tradicionalmente se consignan para este ámbito y que, de acuerdo a la propuesta presentada por la autoridad, busca responder con medidas como apoyo a los municipios a través de alimentación familiar y del ganado; pago de horas de maquinarias en trabajos de limpiezas de canales y terrenos; y la adquisición de estanques de almacenamiento de agua.

“Estas son medidas que hemos ido elaborando en conjunto con los municipios a través de un trabajo permanente con los alcaldes, quienes nos han hecho llegar sus requerimientos. La idea es ir respondiendo a estas necesidades, pero no sólo eso, también hemos planteado que el 5% pueda financiar proyectos de mejoramiento de los sistemas de Agua Potable Rural, la profundización de pozos, el pago de las deudas del peaje de los crianceros que están en las veranadas y también el pago de deudas que se registran por los camiones aljibes”, agregó.

Con el mejoramiento de los APR se beneficiará a los 193 sistemas que existen en la región, favoreciendo a 44500 familias; mientras que la profundización de pozos permitirá buscar nuevas fuentes, especialmente, en los ríos Illapel y Chalinga.

Finalmente, la propuesta del pago de las tasas de peaje por veranadas cubrirá a unas 50 mil cabezas de ganado; y por concepto de camiones aljibe, se pagarán las deudas que registran los municipios y que a nivel regional superan los 350 millones de pesos.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X