• Mujeres dueñas de casa conformaron la mayor parte de los beneficiarios de este programa de FOSIS.
A través del programa Yo Emprendo Semilla y Programa Familia del FOSIS, sus beneficiarios podrán mejorar sus condiciones de vida gracias a la capacitación recibida para concretar sus ideas de negocios.

La Gobernación del Limarí fue el lugar escogido durante el mediodía de este viernes, para dar paso a la ceremonia de cierre del Programa Yo Emprendo Semilla, Programa Familia, del Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS, con el cual se certificó a más de 200 personas de toda nuestra provincia, en especial, mujeres, quienes sueñan con convertirse en prósperas emprendedoras.  En efecto, dicho programa busca contribuir a que sus beneficiarios puedan mejorar sus condiciones de vida, interviniendo en el plano económico de las familias, a través de la entrega de apoyo y capacitación para desarrollar nichos de negocios, con los cuales, las personas y su grupo familiares puedan contar con ingresos económicos autónomos, insertándose además en el mercado laboral de forma independiente. Junto a ello, en dichos talleres se buscó también entregar herramientas y prácticas de gestión, además de otorgar financiamiento para estas iniciativas emprendedoras, todo consistente en una inversión total de más de 156 millones de pesos. De esta forma, proyectos que van desde la creación de almacenes de abarrotes, hasta repostería y elaboración de dulces, artesanía, confección de prendas de vestir, o producción de quesos y alimentos varios, podrán hacerse realidad gracias a las capacitaciones recibidas. Al respecto, el director regional de FOSIS, Sergio Llanos, se mostró satisfecho por el término del proyecto, asegurando que, respecto a los beneficiarios, “hemos financiado sus planes de negocios, hemos trabajado con ellos en la formulación de aquellos, por tanto, estamos muy contentos, porque a partir de aquellos los emprendedores de toda la provincia, fundamentalmente mujeres, han logrado financiar sus negocios”.En ese sentido, Llanos valoró que con estas acciones “estamos aportando al desarrollo de las economías locales en cada comuna, que no es otra cosa que el tremendo valor que estos emprendedores realizan”.Siguiendo esa misma línea, el gobernador del Limarí, Wladimir Pleticosic, afirmó que con la entrega de estas herramientas de gestión y financiamiento a aquellas personas que sueñan con emprender, pero que no cuentan con esos instrumentos, se está “avanzando en equidad y justicia social, y eso hoy día lo vemos reflejado en los más de 250 pequeños emprendedores que hoy día se certifican, a partir de sus capacidades y sus destrezas”. En efecto, ese es el caso de Margot Mundaca de Punitaqui, o de Rosa Rojas, de la localidad de Manquehua, en Combarbalá. “Hemos aprendido muchas cosas, nos han enseñado al momento de postular y luego de participar. Nos han dado mucha orientación” afirma la señora Margot, quien, luego de adquirir un horno para hacer pan y empanadas, sueña con poner una panadería. “Desde año pasado que inicié este proyecto. Ahora nos han ido orientando y hemos ido a cursos que nos han permitido estar acá” comenta. En el caso de Rosa Rojas, su objetivo es establecer un local de comida al paso, y para ello busca adquirir una cocina y una cafetera. Pero para ella, lo realmente importante de haber participado en estos talleres, es haberse dado cuenta que las mujeres también pueden generar sus propios negocios. “He aprendido que la mujer sí puede ser capaz de emprender, a pesar de todas las dificultades que hay acá, pues nosotros vivimos en una comuna que es mayoritariamente rural. Espero a futuro convertirme en una emprendedora” afirmó. 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X