• María Díaz produce dulce de alcayota elaborado a leña, bombones y tortas de higo, una variada gama de mermeladas, rocotos, guayaba y el llamativo pomelo mate.
Crédito fotografía: 
CEDIDA
El amor por el campo heredado de su madre y su abuela han llevado a la productora María Díaz a realizar desde tradicionales hasta novedosas preparaciones.

Más de 30 variedades de cultivos y una sola idea en mente: dar valor agregado a la producción. Y es que la motivación de poder ayudar a financiar los estudios universitarios de sus hijos y la pasión por el campo fueron el motor con el que la montepatrina María Díaz dio vida a su emprendimiento llamado Sendero La Higuera Wenuleufu.

“Vive la experiencia del campo a la mesa” fue el eslogan que eligió Díaz para su negocio, y a partir de él ha logrado plasmar desde tradicionales hasta novedosas preparaciones que solo el mundo rural podría proveer. Actualmente la emprendedora tiene para ofrecer dulce de alcayota elaborado a leña, bombones y tortas de higo, una variada gama de mermeladas, rocotos, guayaba y el llamativo pomelo mate.

Este último, una tradicional bebida argentina que Díaz tiene claro que hace tiempo cruzó la cordillera y llegó para instalarse en Chile. “Es un producto actualmente muy consumido y había que aprovechar eso. Tengo árboles de pomelo y consideré la forma simétrica del fruto para utilizarlo como mate. Gracias al pomelo la yerba se puede consumir sin aderezos, y además se encarga de potenciar sus beneficios para la pérdida de peso e incorporar a la bebida gran cantidad de vitamina C”, detalla la emprendedora del sector Las Higueras de Rapel, Monte Patria.

El producto lo elabora con fruta fresca de temporada y es posible consumirlo de forma caliente o frío. Además, para los amantes del mate la emprendedora tiene para ofrecerlo en la tradicional calabaza.

UNA PASIÓN DE AÑOS

El amor por el campo es heredado, su madre y su abuela fueron las encargadas de dar vida a ese sentimiento. “Desde pequeña que veía cómo ellas se dedicaban a este trabajo, me crié con alimentos sanos y creo que a eso atribuyo lo longeva que llega a ser mi familia, y eso mismo es lo que quiero para las nuevas generaciones”, comenta la usuaria del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP).

Y agrega, “mi marido también es agricultor, y para salir adelante con este emprendimiento nosotros nos dividimos las funciones, pues creemos que el trabajo en equipo es esencial. Nos apasiona lo que hacemos y a nosotros nos funcionó el hecho de tener una gran variedad de productos que ofrecer -tanto con valor agregado o no- y queremos continuar transformando estos productos en nuevas ideas”.

La campesina hace 6 años obtiene la energía eléctrica para elaborar sus preparaciones mediante paneles solares, un beneficio aportado por INDAP que le ha contribuido a reducir costos y facilitar su desempeño agrícola. La institución dependiente del Ministerio de Agricultura también la ha ayudado en el ámbito de la comercialización, invitándola a participar en ferias que se han vuelto una verdadera vitrina gastronómica para María.

Actualmente el sueño de la emprendedora es poder contar con una sala de proceso, para así ir perfeccionando sus técnicas en la preparación de los productos, y con ello competir en mercados mayores.

Quienes deseen comprar alguna de las elaboraciones de la emprendedora María Díaz, se puede contactar con ella al número +56 9 8921 4932.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X